Consulta Sanitaria de Psicología en El Prat de LLobregat registrada con el nºE08609434 en el Departament de Salut de la Generalitat

TOC homosexual: el miedo irracional a ser homosexual

Artículo Actualizado el:

Una de las dimensiones que más influyen en la satisfacción personal, el bienestar y la vida general es la de las relaciones sexuales y de pareja. De ahí que cuando algo no marcha bien en este aspecto, las personas experimenten algunos problemas, como puede ocurrir en el sistema de creencias de las personas con TOC homosexual.

En este caso se habla de dudas que generan ansiedad con respecto a la condición sexual.

Debemos dejar claro, antes de extendernos en el tema que nos ocupa, que la homosexualidad es una orientación sexual más de entre las múltiples que existen, no es una enfermedad. La diversidad es una de las riquezas de nuestra sociedad.

Por el contrario, el TOC homosexual sí es un trastorno que debe ser tratado adecuadamente con psicología afirmativa que se define como una forma de terapia que ayuda a las personas a aceptar su identidad, el género con el que se identifican y su orientación sexual y a ver más allá del perjudicial y habitual concepto de «normalidad» impuesto por una sociedad discriminatoria. 

Si bien es cierto que es natural cuestionarse la sexualidad de uno mismo, sobretodo en la adolescencia y ello puede derivar en altos niveles de estrés, cuando esta reflexión se convierte en obsesión, la persona puede desarrollar este subtipo de trastorno obsesivo compulsivo (TOC).

TOC homosexual con una amiga o amigo

¿Qué es el TOC homosexual?

El TOC homosexual, también llamado TOC de orientación sexual (HOCD, según sus siglas en inglés) consiste en un subtipo de TOC caracterizado por el cuestionamiento frecuente de la propia sexualidad. 

Quienes padecen este trastorno sufren miedo a la simple idea de ser homosexuales. Si bien se han considerado siempre heterosexuales, en determinados momentos comienzan a dudar sobre si realmente lo son. Este pensamiento se convierte en una constante que despierta un gran malestar e interfiere en su bienestar cada vez que se presenta.

Alrededor de un 10% de los TOC son de este subtipo. Los afectados pueden tener pensamientos obsesivos en torno a la idea de ser homosexual, bisexual o de cualquier otra orientación sexual. Cada vez que se cuestionan al respecto pueden experimentar elevados niveles de ansiedad, confusión y alarma. Con frecuencia recurren a rituales para intentar calmarse: éstos pueden servirles para reducir el riesgo de percibirse como homosexuales o con el objetivo de demostrar su sexualidad real

Cabe mencionar que la orientación real no necesariamente debe ser heterosexual (y por tanto temer ser homosexual), ya que una persona homosexual o bisexual podría recurrir a dichos rituales para demostrarse a sí misma que, por ejemplo, no es heterosexual.

La clave para entender lo variado que puede ser este TOC relacionado con la orientación sexual radica en que, independientemente de qué orientación despierta los pensamientos obsesivos, todos tienen en común la presencia del miedo a sentirse atraídos por algo que consideran inaceptable o tabú.

TOC homosexual con una amiga o amigo

Aquellos que sufren este TOC, frecuentemente tienen problemas en sus relaciones sociales y les cuesta vincularse a otras personas. Si se trata de TOC homosexual, pueden tener dificultades para relacionarse con personas del mismo sexo, ya que el más mínimo contacto podría despertarle estos pensamientos. En consecuencia, a veces evitan tener amistades del mismo sexo.

toc gay

TOC homosexual en la adolescencia

Muchas veces las obsesiones de los niños y adolescentes con TOC están relacionadas con el sexo. Los TOC de este subtipo pueden ser especialmente difíciles de controlar en esta etapa vital, pues es común que los adolescentes experimenten una vergüenza mayor que los adultos si tienen pensamientos sexuales incontrolables.

En algunos casos, esto puede empujarlos a caer en el aislamiento social, sobre todo cuando sienten demasiada vergüenza por considerar que estos pensamientos sexuales son muy perturbadores.

Creencias erróneas en TOC homosexual

De la misma manera que ocurre con otras formas del TOC, los síntomas en el TOC homosexual se sustentan en creencias erróneas o irracionales, conductas de evitación y rituales conductuales o mentales.

Muchas falsas creencias relacionadas con la sexualidad y mitos se encargan de perpetuar el miedo que experimentan estas personas con respecto a los miedos derivados de no ejecutar las acciones compulsivas que genera el TOC.

Se trata de algo muy perjudicial, ya que evitar o neutralizar los pensamientos no evita que sigan apareciendo. Por el contrario, los refuerza, aumentando las posibilidades de que surjan de nuevo

De esta manera, hacer rituales o recurrir a conductas de evitación, aunque puede generar un alivio a corto plazo, sólo se encarga de perpetuar el problema, pues imposibilita adquirir experiencias positivas que serían capaces de disminuir la frecuencia de estos pensamientos en el futuro.

¿Cómo se trata el TOC homosexual?

Con respecto al tratamiento, se debe aclarar que este miedo obsesivo suele estar relacionado o incluso puede originarse en el miedo a vivir entre dudas. Es decir, las personas con TOC homosexual suelen tener problemas para tolerar las dudas y sienten que necesitan algo que les garantice sus ideas. El problema es que no existen esta clase de garantías en las relaciones humanas.

Ante la incapacidad de lidiar con la incertidumbre, se obsesionan con intentar una y otra vez eliminar la más mínima duda. En este sentido, el tratamiento no busca ofrecer a la persona una certeza de que no es homosexual, sino aprender a lidiar con las obsesiones relacionadas con este tema. Una terapia muy efectiva el la terapia afirmativa.

Es decir, un terapeuta no buscará que el paciente elimine los pensamientos obsesivos sobre su orientación sexual, sino que logre aceptarlos, de forma que pueda tolerarlos cuando aparezcan y no generen una ansiedad o malestar extremos. Si esto se consigue, la frecuencia de los pensamientos también disminuirá.

Para conseguir esto, el tratamiento más común es la terapia cognitivo-conductual. Se recurre a estrategias de exposición con prevención de respuesta. Así es posible destruir la asociación que existe entre la compulsión y los pensamientos, permitiendo que estos últimos se habitúen y, por consiguiente, evitar que generen ansiedad.

Otro tratamiento para este subtipo de TOC es el mindfulness. Se usa para facilitar la aceptación de estos pensamientos a nivel consciente. En este caso, el paciente debe enfrentarse al reto de aceptar y reconocer que estos pensamientos generan incomodidad, pero sin que esto implique analizarlos o intelectualizarlos.

Además, es importante profundizar y evaluar cuáles son los posibles rasgos de la persona que podrían estar generando tanta vulnerabilidad ante este tipo de conductas y pensamientos. Por ejemplo, algunos rasgos que influyen en esto son la deseabilidad social, el perfeccionismo y la intolerancia a la incertidumbre. Identificándolos, es posible trabajar sobre ellos como parte de la terapia.

Conclusiones sobre TOC por Homosexualidad

El TOC homosexual pueden ser un gran problema para las personas en su vida diaria. Como toda problemática relacionada con la dimensión sexual, tiene un gran peso sobre el bienestar. Puede despertar episodios de ansiedad en una gran variedad de ambientes

.Por tanto, reconocerlo y tratarlo es necesario para no tener que lidiar problemas en las relaciones sociales y con la ansiedad y estrés que pueden generar. La mejor forma de que el tratamiento sea eficaz es que sea dirigido por un terapeuta.

Artículos relacionados con TOC homosexual

newsletter awen psicologia

SUSCRÍBETE y recibe noticias sobre salud mental y emocional

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Sobre la Autora

montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Trabajo en consulta privada desde el 2010 con pacientes adultos y parejas.

Mi formación:

  • Licenciada en Psicología por la Universitat de Barcelona (2010)
  • Postgrado en Terapia Gestalt. Escola Taller de Gestalt, Barcelona (2006-2010)
  • Formación en psicoterapia integrativa en el programa del Dr. Claudio Naranjo -Programa SAT- (2010-2014)

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

Deja un comentario