Terapia Familiar Sistémica

Bases de la Terapia Familiar Sistémica

Cuando un miembro de una familia está enfermo, la preocupación suele extenderse a todos o casi todos los que la conforman y se generan roles, muy frecuentemente inconscientes, que pueden hacer enfermar a toda la familia.

En la Terapia Familiar Sistémica, cuando las familias se reúnen con el terapeuta sistémico, llegan con el miembro de la familia identificado como «el que está sufriendo» un problema, como por ejemplo: agresividad, drogas, intentos de suicidio, mala conducta, aislamiento, depresión, etc.

En la Terapia Familiar Sistémica, en lugar de considerar a la persona de la familia que manifiesta los síntomas, como el responsable de los problemas, se le escuchará como el «altavoz» de la familia, el que expresa un sufrimiento que concierne a todos.

bases Terapia Familiar Sistemica

Es en los recursos de esta familia, en su historia y en sus propias fortalezas donde el terapeuta va a explorar. En la Terapia Familiar Sistémica, la familia trabaja juntamente con el terapeuta y con el miembro que está corporizando los síntomas: se enfocan en mejorar la situación emocional del grupo, es un trabajo en equipo.

¿Qué es la Terapia Familiar Sistémica?


Una familia es frágil, en ocasiones, un pequeño suceso puede desequilibrarla. La Terapia Familiar Sistémica se basa en el concepto de que la familia es un sistema, de ahí su nombre, en el que todos sus miembros son interdependientes. Este sistema no es fijo, se mueve en función de los sucesos externos e internos de la vida de la familia y de cada individuo que la forma (nacimientos, adolescencia, separaciones, desplazamientos, muertes, patologías…).

Esta terapia se diferencia de las Terapias Familiares Analíticas en que éstas exploran más la historia transgeneracional para «reconstruir» un posible pasado reprimido. Por su parte, en la Terapia Sistémica, se trabaja con las relaciones entre los miembros de la familia donde se busca el sentido y las soluciones a los problemas encontrados.

¿Cómo funciona la Terapia Familiar Sistémica?

En la Sistémica Familiar se tienen en cuenta todas las relaciones (conyugales, paternofiliales, entre hermanos, etc.), su interdependencia y sus efectos en la dinámica familiar. Por tanto, no es el individuo el que decide el sistema, sino la dinámica de las interacciones familiares. Por lo tanto, los trastornos psicológicos y conductuales son el resultado de una disfunción interaccional en la familia

El terapeuta familiar sistémico, no es un proveedor de recetas mágicas ni un profesor que instruye a la familia. El terapeuta sistémico busca comprender cómo funciona la familia, con la intención de: ver qué patrones de conducta tienen los miembros de la familia entre ellos, fomentar que se entiendan estas dinámicas para comprender cómo afectan a los demás miembros, y que cada uno asuma su parte de responsabilidad en el conflicto.

Una de las herramientas más efectivas para llevar a cabo estos objetivos es la llamada “técnica de la redefinición positiva del síntoma”. Con esta técnica, el terapeuta intenta que los miembros de la familia observen los hechos desde un prisma diferente al habitual; se busca cuestionar la visión de una realidad que se da por supuesta, desafiando la lectura habitual y las estructuras del sistema familiar establecido.

No todo ha sido malo en esa familia. Si se basan en lo que funciona y en lo que va bien, encontrarán formas de mejorar.

¿Cómo se trabaja en una sesión de Terapia Familiar Sistémica?

En la Sistémica Familiar, el profesional no busca las causas en el pasado familiar, es en las relaciones intrafamiliares -aquí y ahora- donde encontraremos el sentido y las soluciones al sufrimiento encontrado.

Cuando hay discordia en la pareja, fracaso escolar, problemas de comportamiento, celos en un hermano, drogas, alcoholismo o violencia, suele ocurrir que la solución a los problemas de la familia sea la propia familia.

Conceptos básicos sobre la Terapia Familiar Sistémica


La familia es un sistema vivo


Cada parte no puede estar aislada (principio de totalidad) y el todo no es igual a la suma de sus partes (principio de no suma).

Las familias tienen límites y controlan la información que pasa por ellas. Están organizadas y forman parte de un sistema más amplio de la sociedad con subsistemas (hermanos, generación). Por lo tanto, el entorno desempeña un papel fundamental en la Terapia Sistémica Familiar.

Conceptos basicos Terapia Familiar Sistemica

Procesos familiares y de autorregulación


Cuando hay dificultades relacionales en la familia, se crean tensiones que conducen a alianzas y oposiciones. Esto da lugar a veces al fenómeno del chivo expiatorio o paciente identificado, que servirá para evacuar la posible violencia que eso provoca dentro de la familia. El chivo expiatorio es señalado como el síntoma, pero en realidad es un regulador de la homeostasis (la homeostasis es la característica de un ecosistema que se resiste al cambio y mantiene un estado de equilibrio).


Noción de la doble restricción


Como sistema, la familia se enfrenta a dos exigencias: permanecer unida y permitir que cada miembro se diferencie. En consecuencia, la demanda de cambio se cruza constantemente con la demanda de permanecer igual (no cambio).

Algunas herramientas de la sistémica familiar

Además del trabajo de preguntas y respuestas en las entrevistas familiares o individuales, el terapeuta familiar puede desplegar otras herramientas para ayudar a la persona que recibe el apoyo a comprender su sistema familiar y su lugar en él:

El Genograma (o árbol genealógico):

Es un mapa global, un esquema de la familia que muestra todos sus vínculos y relaciones. Además de los episodios importantes de la vida familiar, también contiene una descripción muy general de las relaciones y los vínculos entre los ascendientes, así como las fechas de nacimiento y muerte.

Preguntas circulares:

Se trata de una serie de preguntas que se hacen a los integrantes de la familia con el objetivo de entender todos sus puntos de vista y así conseguir que el paciente se coloque en el lugar de otro miembro de la familia.

Escenificación:

El terapeuta hace que la familia baile delante suyo, creando una secuencia interpersonal. Con la danza, se ven las interacciones disfuncionales entre los miembros del sistema familiar, así como el lenguaje no verbal que utilizan.

Foto de familia:

Cada uno se coloca como en una foto de familia y muestra cómo se relaciona con los demás miembros a través de la comunicación no verbal.

Dibujo de Familia:

Colocar a los miembros de la familia en una habitación, describir un momento bueno/malo, dibujar la figura, etc.

Reformulación:

Con esta técnica el terapeuta trata de que se dé una visión positiva a las situaciones negativas. Por ejemplo, si un miembro de la familia no se comunica con otra, se evita pensar que hace eso porque “es mala persona o quiere provocar daño”; en lugar de eso también podemos interpretar que esa persona que no habla quiere evitar roces o problemas. Se reformula desde una óptica diferente y positiva, poniéndose en el lugar del otro.

Intención paradójica:

Aquí se busca que el paciente no luche contra lo que le genera ese malestar que le ha traído a la consulta, no huya ni intente solucionarlo. Al contrario, se le anima a que lo provoque, lo potencie y lo haga presente. Se le pide que desee y haga que ocurra justamente eso que teme. Esta acción confronta con su sentido común, ya que como el deseo y el miedo son sentimientos antagónicos y por lo tanto excluyentes, no resulta lógico temer aquello que se desea.

El escudo de la familia, corchos, las metáforas, el juego sistémico de la oca, los cuentos, las constelaciones familiares son otras herramientas que pueden utilizarse en las consultas familiares.

Resumen final de la Terapia Familiar Sistémica:

La Terapia Familiar Sistémica se trata de un proceso a largo plazo, que aprovecha los puntos fuertes de la familia para permitirles provocar un cambio cuando la situación parece bloqueada y causa sufrimiento.

Junto con el terapeuta, la familia avanza en busca de su propio camino. Siempre es la familia la que acaba encontrando la solución que más le conviene.

Referencias bibliográficas