Celos entre Hermanos

Artículo Actualizado el:

Pese a que la llegada de un nuevo miembro a la familia es motivo de festejo y alegría, los hermanos mayores no siempre reaccionan positivamente ante la noticia de que tendrán un nuevo hermano, por lo que la manifestación de celos entre hermanos puede llegar a ser un problema.

En ciertas ocasiones el nuevo hermano menor puede ser percibido como un rival cuando se trata de obtener la atención y el afecto de los padres y otros familiares. El hecho de que esto ocurra en algún momento no indica que haya un problema con el hijo mayor, puesto que los celos suelen ser una reacción natural en los seres humanos, quienes sienten la necesidad de contar con cierto protagonismo y exclusividad.

celos de la hermana mayor

La pérdida del protagonismo y la exclusividad es especialmente complicada para los hermanos mayores, puesto que antes de la llegada del nuevo bebé eran el completo centro de atención. Por tanto, es natural que vean en su nuevo hermano una especie de intruso que vino a quitarles aquello que tanto disfrutaban.

¿Qué hacer cuando un niño está celoso de su hermano?

Los celos infantiles tienden a manifestarse entre el primer año de vida y los siete años de edad. No existe realmente una causa determinante de ellos y tampoco una forma única en que se pueden manifestar.

Cuando se manifiestan, es necesario que los padres se encarguen de orientar positivamente a sus hijos para que dejen de percibir al nuevo miembro de la familia como un rival que vino a arrebatarles el amor paternal.

Celos entre hermanos: ¿son normales?

Generalmente, los celos entre hermanos son normales, por lo que podrían desaparecer espontáneamente sin suscitar preocupación. Sin embargo, en algunas ocasiones pueden manifestarse de formas que pueden hacer prioritaria la necesidad de tomar medidas para tratarlos:

  • Si el hermano mayor es violento con el hermano menor, hasta el punto de hacerle daño cuando no está acompañado por un adulto, se considera que los celos entre hermanos son más graves.
  • También son graves los celos cuando se manifiestan a través de agresividad hacia la madre. Esta agresividad no siempre es consciente, sino que puede expresarse a través de tics nerviosos o incontinencia. De manera consciente suele manifestarse como frases agresivas o desobediencia sistemática.
  • Los celos son más graves cuando se presentan cambios significativos en la personalidad del niño, como aislamiento, conductas de regresión al infantilismo como necesitar ayuda para ir al baño o para comer y una excesiva adhesión a los padres.

Cómo afrontar celos entre hermanos con Disciplina Positiva

La disciplina positiva es la mejor forma para enfrentar los celos entre hermanos. Para lograr esta forma de orientación, es necesario seguir los siguientes principios:

  • No se debe juzgar al niño ni etiquetarlo con comentarios negativos que puedan herir la autoestima del niño.
  • No se debe comparar a ningún hermano con el otro.
  • El papel del padre debe ser el de un intermediario y no el de un juez. El objetivo es que los hermanos logren resolver entre ellos mismos el conflicto y el del padre orientarlos para que logren hacerlo. Es decir, se les debe otorgar autonomía sin intervención.
  • Se debe respetar la personalidad del niño y evitar imponer aquella que el padre desea que tenga.
  • Es recomendable alentar a ambos hermanos de manera positiva. Por ejemplo, es posible recordarles lo mucho que se pueden divertir jugando juntos.
  • No se debe intentar manipular los sentimientos de los niños mediante premios o castigos. La clave está en validar sus sentimientos, comprender por qué se originan y hacerles entender que no tienen que preocuparse por perder el amor de sus padres.
  • La expresión de sentimientos también debe manifestarse a través de los padres. Tanto las emociones negativas como positivas deben comunicarse. Esto crea cercanía con los hijos y les ayuda a comprender que es normal tener emociones positivas o negativas.
como manejar los celos entre hermanos

Celos entre hermanos: por qué ocurren y cómo gestionarlo

Las razones por las que ocurren los celos entre hermanos se relacionan con el imaginario del niño, el cual les lleva a experimentar una sensación de pérdida de afecto. Esta sensación suele ser más evidente ante la madre.

Los niños que pueden verse más afectados por los celos entre hermanos son:

aquellos que han sido sobreprotegidos

los niños que viven en una familia donde hay una gran rivalidad entre los parientes adultos  

los niños que presentan una diferencia de edad muy pronunciada con respecto al nuevo hermano.

Para gestionar estos celos se cuenta con las siguientes recomendaciones:

Manejar los celos como algo normal

Aunque no se pueda negar que son algo negativo, sobre todo en los casos que se mencionó anteriormente que los celos son graves, no deben dejar de verse como emociones normales. Para el primer hijo puede ser difícil ver a un nuevo hermano cuando está acostumbrado a la exclusividad de sus padres para él.

Por tanto, no resulta fácil que aprenda por su propia cuenta que debe ser capaz de compartir el amor de sus padres. Debido a la dificultad que entraña este proceso de aprendizaje, los padres deben ofrecerle completo apoyo y comprensión.

celos del hermano bebe

Ofrecer atención individual

Aunque pueda parecer contraproducente, lo cierto es que brindar atención individual a cada hijo en ciertos momentos puede ayudar a crear un ambiente de normalidad en el hogar. Estos momentos deben estar orientados al disfrute de padres e hijos y el fortalecimiento de los lazos familiares.

Preparar un lugar para cada hermano

Un punto importante para gestionar los celos entre hermanos es preparar una habitación o área de una que sea específica para cada hermano, de forma que puedan tener su propio espacio y no sentir que han dejado de ser especiales.

No descuidar las emociones propias

En algunos casos, las emociones derivadas de presenciar las consecuencias de los celos entre hermanos pueden afectar negativamente a los padres. El nerviosismo puede hacer que tomen decisiones equívocas o apresuradas, por lo que es imprescindible controlar las emociones propias para aplicar correctamente una disciplina positiva en los hijos ante estas circunstancias.

Actuar serenamente en las situaciones complejas

En ocasiones se pueden presentar momentos muy difíciles, como peleas entre los hijos. Cuando estas ocurren, es necesario mantener la calma y orientar a los hijos para que sean capaces de relacionarse con tranquilidad y tomar sus propias decisiones. Todo esto sin usar etiquetas o juicios que puedan afectarlos negativamente. La clave está en guiar, no intervenir.

Saber colocar límites

Los comportamientos violentos pueden llegar a ser graves, por lo que es necesario pararlos cuando se manifiestan. En ningún caso debe ser permisible la agresividad entre los hijos. Ahora bien, no se debe frenar la violencia con violencia, ya que, si se hace, se estará transmitiendo indirectamente a los hijos el mensaje de que la violencia es válida.

Cuando se limite la agresividad, se debe empezar por permitir a los hijos expresar el motivo por el que se están comportando violentamente, ofreciéndoles total libertad para que expresen sus emociones. Después, es necesario explicarles que existen formas más sensatas de resolver los conflictos, las cuales no implican violencia, de manera que ante futuros problemas cambien la forma en que reaccionan.

Cuentos infantiles para trabajar los celos en  la relación entre hemanos

Son mucho los cuentos para trabajar el tema de los hermanos celosos. A continuación 4 de los que más me han gustado.

‘El cambalache’ de Jan Ormerod, Ed.itorial Algar,2014cuentos-para-trabajar-la relacion-entre-hermanos

La historia es sencilla. Carolina es un cocodrilo con un hermano insufrible, y desde el momento en que llegó, no estuvo a la altura de sus expectativas. Así que decide devolverlo y conseguir otra cosa (un cambakache). ¿¿Qué crees que decidirá cuando tiene la opción de cambiarl asu hermano por otro?

“Bebé Abubé” de Stephanie Blake, Editorial Corimbo, 2008

cuentos para trabajar los celos entre hermanos

Hay libros que nunca pasan de moda, y Simón Conejo es uno de los protagonistas, sobre todo cuando se trata de niños pequeños. Los colores son muy atractivos y las historias sencillas son perfectas para los niños de 2 a 5 años, ya que retratan las emociones de una manera comprensible con la que pueden relacionarse.

En este caso, Simón se está convirtiendo en un niño y necesita aprender poco a poco lo que significa estar más tranquilo. Pero no es sólo un error, porque a veces los hermanos también nos ayudan a ser mejores y a enfrentarnos a nuestros mayores miedos.

‘¡Hermanos!’ de Rocío Bonilla, Editorial Algar,2017

cuentos-celos-hermanos-mayores

Este libro ilustrado es una forma estupenda de abordar los celos en niños de 5 a 6 años. El libro hace que sea fácil ponerse en el lugar del hermano, ya que son dos historias diferentes con el mismo final.
La sencillez es siempre una ventaja y las ilustraciones son muy expresivas y reflexivas. Puede ser difícil, tanto para los niños como para los adultos, ponerse en el lugar de otras personas, por lo que los libros que fomentan la empatía son siempre bien recibidos en el estudio. También es una gran oportunidad para presentar a los hermanos las ideas de cada uno, las diferencias entre hermanos y cómo tratar con un nuevo hermano.

‘El niño nuevo’ de Lauren Child, Editorial Juventud,2014

libros-celos-infantiles

Recomiendo esta editorial porque siempre puedes encontrar una variedad de historias para elegir. Este libro ilustrado te lleva paso a paso a través de tu reacción al tener un hermano, desde tu rechazo inicial hasta la aceptación y el descubrimiento de sus buenas cualidades.

Puede que pienses que se trata de una historia corriente, pero la autora es Lauren Child, y es una historia que garantiza el éxito. Para los que no lo sepan, Lauren Child es la ganadora del British Children’s Book Award.

Conclusiones de los celos entre hermanos

Los celos son una emoción normal en los seres humanos, por lo que es el deber de los padres enseñarles a sus hijos a gestionarlos de manera positiva. Cuando no se actúa de forma adecuada ante los celos entre hermanos, éstos pueden complicar la armonía en el núcleo familiar.

Además, cuando los celos presentan escaladas de violencia, pueden tener repercusiones especialmente graves, las cuales nunca se deben permitir.

Referencias bibliográficas

  • Fernández, A., Gamarra, A., Izal, C., Betelu, M., & Pamplona, E. (2001). La familia ante los celos infantiles: Pautas y orientaciones. Recuperado de http://www. clinicajuandeborbon. com/CELOS% 20INFANTILES. pdf.
  • Ferrer, M. (2008). Los celos entre hermanos. Aula de infantil, (46), 23-25.
  • de la Cruz, G. R., & Javier, F. (2013). Celos entre hermanos. Crónicas: revista trimestral de carácter cultural de La Puebla de Montalbán, (26), 42.
montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Redactora de ​este blog.

Trabajo en consulta privada desde el 2010 en el Prat de LLobregat con pacientes adultos y parejas. Mi formación es humanista.

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

Deja un comentario