Pensamientos Intrusivos ¿Por qué mi mente piensa cosas que no quiero pensar?

Artículo Actualizado el:

 En ocasiones, nuestra mente puede convertirse en un verdadero problema para nosotros mismos, pues los pensamientos que no podemos controlar pueden afectar negativamente a nuestra salud mental. Esta clase de pensamientos negativos son llamados pensamientos intrusivos.

Estos son el fruto de obsesiones repetitivas capaces de perturbar la mente cuando se piensa constantemente en ellos. Se trata de pensamientos inútiles, disfuncionales y desagradables que aparecen de manera frecuente y tienen el poder de producir ansiedad, dificultar la concentración y robarnos la calma.

Los pensamientos intrusivos tienen la capacidad de convertirse en el centro de todo si no se trabaja sobre ellos. Esto se debe a que tienen la capacidad de abstraer a las personas hasta el punto de que se alejan de la realidad que les rodea. 

Ejemplos de pensamientos malos involuntarios

Conocer ejemplos de pensamientos intrusivos es una de las mejores formas de identificarlos. Al respecto hay que decir que la mayoría de las personas suelen toparse con esta clase de pensamientos en algún momento de sus vidas, sin que estos representen necesariamente un problema.

Se caracterizan por su capacidad para entrometerse en la conciencia de manera involuntaria hasta el punto de dificultar la realización de actividades o de permitir otros pensamientos. Ejemplos de estos pensamientos absurdos son los siguientes:

  • Pensar sobre si no se cerró correctamente la puerta de la casa al salir.
  • Pensamientos sobre abusar sexualmente de alguien.
  • Ideas sobre empujar a alguien hacia un colectivo, tren, coche o metro.
  • Fantasías sobre saltar desde un punto alto.

¿Cómo identificar un pensamiento intrusivo?

Para identificar un pensamiento intrusivo y diferenciarlo de otros pensamientos es necesario centrarse en sus características. Los pensamientos negativos están caracterizados por ser repetitivos y perturbadores. Asimismo, logran establecerse en la mente durante un tiempo largo, incluso cuando se intenta evadirlos.

Además, también son indeseados e involuntarios, pero el deseo de que no aparezcan no logra evitar que reaparezcan constantemente con frecuencia, hasta el punto de alterar la calma.

Tipos de pensamientos intrusivos

De acuerdo a su contenido, la psicología diferencia entre los siguientes tipos de pensamientos desagradables:

🔉 Pensamientos obsesivos intrusivos violentos

Son aquellos cuyo contenido se relaciona con el hacer daño a otras personas o a sí mismos. Por ejemplo, ideas de agredir de alguna forma a otra persona o de autolesionarse sin que existan causas para pensar de dicha manera.

🔉 Pensamientos perturbadores sexuales

Se relacionan con fantasías y deseos eróticos. Las personas que los consideran moralmente reprochables son quienes más suelen tener inconvenientes con esta clase de pensamientos.

🔉 Pensamientos intrusivos religiosos

Hacen referencia a dilemas relacionados con la moral religiosa que se practica.

🔉 Pensamientos obsesivos de muerte

Consiste en eventos o imágenes catastróficas relacionadas con la muerte. Por ejemplo, la defunción de seres queridos o ideas sobre accidentes mortales que pueden afectar a la propia persona o a quienes le rodean. 

Contenidos relacionados:

¿Por qué surgen los pensamientos perturbadores? causas

Irónicamente, el origen de los pensamientos intrusivos radica en el deseo personal de no querer actuar como se piensa. Por ello, el deseo de alejarlos del pensamiento no hace más que forzar más su presencia. En los casos más graves, estos pueden estar relacionados con el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC).

Consecuencias de sufrir este tipo de pensamientos

Las consecuencias de los pensamientos desagradables son sensación de impotencia e incapacidad, ataques de ansiedad, problemas de autoestima, tristeza, bajo rendimiento académico o laboral, insomnio, preocupación crónica, paralización, angustia y el desarrollo de TOC

7 Formas de evitar los pensamientos indeseados persistentes. Tratamiento

Si presentas pensamientos indeseados persistentes, los siguientes trucos te pueden ayudar a superarlos.

1 Distracción para no volver a los pensamientos intrusivos

Se trata del método más utilizado por las personas que tienen que lidiar con pensamientos indeseados persistentes. Es recomendable que la distracción que se escoja no implique colocar a la mente a divagar a la deriva. Por ejemplo, es buena idea dedicarse a ver programas de televisión, escuchar música o realizar alguna tarea que implique un alto nivel de concentración.

𝟚 Evitar situaciones estrés

Aunque resulte irónico, algunas personas buscan estresarse para evitar los pensamientos intrusivos. Lo cierto es que esto no hace más que empeorar el problema, ya que les da más fuerza a los pensamientos intrusivos. Por ello, en algunos casos pueden ser suficiente con evitar el estrés para debilitarlos y prevenir su aparición.

𝟛 Dinámica de ejercicio con frecuencia

Los pensamientos indeseados necesitan que tengamos suficiente energía para que aparezcan. Cuando estamos agotados tras realizar una actividad física extenuante, simplemente no tienen la capacidad de aparecer. Por tanto, realizar ejercicio físico de manera frecuente es una de las mejores formas de combatirlos.

𝟜 Aceptación de pensamientos intrusivos

Una creencia errónea de las personas que tienen problemas con los pensamientos persistentes es que creen que son aquello que piensan. Esto no es realmente así, ya que en más de una ocasión ni siquiera podemos controlar nuestros pensamientos, por lo que no representan necesariamente nuestros deseos.


Así que es necesario aceptar estos pensamientos en vez de resistirse a ellos y dejarlos estar, teniendo muy claro que no son una muestra de quienes somos. Hacer esto no es nada fácil, pues requiere disciplina y perseverancia, pero la creación de este esquema mental debilita enormemente a los pensamientos intrusivos, haciendo que desaparezcan.

𝟝 Medita: investiga en tu propia calma interna

El mindfulnnes budista fomenta las actitudes de no criticar los pensamientos y sentir compasión por estos. Realizar esta actividad no sólo permite enfocar los pensamientos indeseables de una forma sana que puede hacerlos desaparecer, sino que también puede ayudar a aliviar a nivel general la mente.

𝟞 Autoafirmación de pensamientos irracionales

La técnica de autoafirmación puede ser muy útil para una gran cantidad de malestares, entre los que se encuentra la eliminación de los pensamientos persistentes. Basta con utilizar afirmaciones positivas sobre nosotros mismos que nos ayuden a quitar el peso que representa en nuestra mente los pensamientos desagradables.

𝟟 Escribe sobre pensamientos perturbadores

La escritura también puede resultar terapéutica. En este caso es necesario expresar por escrito sobre los pensamientos y los sentimientos que generan. La expresión emocional ayuda a aliviar tensiones, lo que en algunos casos puede ser suficiente para reducir los pensamientos indeseados persistentes.

pensamientos intrusivos ansiedad

Conclusiones como quitar pensamientos obsesivos

Es imposible controlar los pensamientos en todo momento, por lo que no deben tomarse demasiado en serio en todas las situaciones. Obsesionarse con lo que indican puede ser nocivo para la salud mental y puede hacer que los pensamientos desagradables formen parte de la vida cotidiana.
Por tanto, el enfoque más sano consiste en aceptar todos los pensamientos y evitar obsesionarse con ellos, de manera que puedan desaparecer de la misma forma espontánea en que aparecen.

Referencias bibliográficas

montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Redactora de ​este blog.

Trabajo en consulta privada desde el 2010 en el Prat de LLobregat con pacientes adultos y parejas. Mi formación es humanista.

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

Deja un comentario