Consulta Sanitaria de Psicología en El Prat de LLobregat registrada con el nºE08609434 en el Departament de Salut de la Generalitat

La «ley de hielo» una forma de abuso que castiga con el silencio

Artículo Actualizado el:

Un concepto sumamente popular de las relaciones sociales es el de la “ley de hielo”. Este hace referencia a la acción de ignorar a una persona. Si bien puede parecer algo inofensivo, en realidad se trata de un auténtico castigo psicológico que puede tener muchas consecuencias negativas.

Detrás de su aspecto inofensivo, se esconde una técnica de manipulación con la que la mayoría de personas han tenido que lidiar en al menos una ocasión o han decidido aplicarla de forma consciente o inconsciente.

¿Qué es la ley de hielo?

Se trata de un método de abuso psicológico camuflado que reúne diferentes acciones para ignorar a alguien. Como es común en las formas de abuso psicológico, puede tener consecuencias psicológicas e incluso físicas.Generalmente, este tipo de violencia silenciosa es capaz de desmotivar, desgastar y frustrar a la persona sobre la que recae. La causa detrás de su utilización suele ser evitar conflictos, la creencia de que se es superior o pretender culpar a otra persona de los problemas personales.

¿Qué hacer cuando te aplican la ley del hielo?

Cuando una persona percibe que están aplicando sobre ella la ley del hielo, ya sea por parte de su pareja, un amigo o familiar, es necesario tener claro desde un principio que esta forma de abuso puede afectar negativamente a su salud mental. Por ello, es necesario tomar acciones para reducir las afecciones. Las siguientes son algunas de las más recomendadas:

  • Conservar la calma, incluso cuando ser ignorado pueda generar emociones que sacan de quicio.
  • Identificar el problema que ha provocado que alguien decida aplicar la ley de hielo.
  • Hacer lo posible por hablar con la persona que aplica la ley del hielo, intentando que al final ceda y explique cómo se siente.
  • Analizar el motivo por el que se está aplicando la ley de hielo. Si este es manipulación o chantaje, lo recomendable es cesar la relación debido a que puede hacer daño a la salud mental.
ley de hielo

¿Tipo de personalidad de quien ejerce la ley de hielo?

Esta clase de personas suelen tener una personalidad fría, manipuladora e insensible. Se caracterizan por actitudes enrevesadas, calculadoras, entre otras similares.

Su fuerte hermetismo emocional impide que se enamoren o comprometan. Además, les dota de la habilidad de bloquear a otras personas para que no se involucren emocionalmente con ellos.

Asimismo, es posible apreciar con frecuencia algunas características personales en esta clase de personas:

  • Conductas tiránicas.
  • Intolerancia a la réplica.
  • Tendencia a manipular.
  • Predisposición al abuso de poder.
  • Sentimiento de estar en una competencia permanente.

¿Sobre qué tipo de persona se suele aplicar la ley de hielo?

La mayoría de veces se aplica entre personas que tienen un fuerte vínculo afectivo entre sí, como amigos íntimos, hermanos, padres e hijos y miembros de una pareja.

Cabe resaltar que la ley del hielo suele usarse con fines de manipulación y agresión usando las emociones. En este sentido, también es posible que se aplique dentro del entorno laboral con el objetivo de conseguir manipular el comportamiento de otra persona para obtener algún tipo de beneficio.

¿Qué consecuencias puede tener la ley de hielo?

Las personas sobre las que se aplica pueden enfrentar un intenso malestar emocional. El ser ignorado es percibido como la anulación y devaluación del valor de una persona. Si la víctima es incapaz de interpretar el significado del silencio, los efectos negativos pueden ser peores ante la falta de una conclusión real.

Eventualmente, la persona ignorada puede sentir una profunda tristeza. Si la evolución de la situación es negativa, existe la posibilidad de que la tristeza se transforme en depresión. Otras consecuencias negativas incluyen un debilitamiento de la autoestima y la sensación de que la vida ha perdido el significado.

Es posible sentir también culpa, miedo e ira. Esto se debe a que, en cierta forma, el ignorar a alguien implica apuntar o acusar a alguien de forma implícita. Por ello, es una de las peores formas en que es posible abordar un conflicto.

ley de hielo abuso silencioso

Por otro lado, la angustia también suele ser un problema presente en las personas ignoradas. Esta angustia deriva de no saber qué se hizo para merecer tal trato. La persona siente que perdió el control de todo, lo que implica una alta carga de estrés.

En ocasiones, la ley de hielo puede evolucionar en gaslighting. Esto ocurre cuando se le explica al abusador que está ejerciendo violencia psicológica y este decide reaccionar justificándose en que no lo es, pues “no grita y no golpea”.

¿Por qué la ley del hielo es violencia?

Se considera violencia debido a sus consecuencias negativas a nivel físico y psicológico. Este hecho muchas veces es ignorado debido a que es una forma de violencia psicológica muy sutil debido a la ausencia de ataques físicos.

Como reaccionar cuando alguien te deja de hablar

Las siguientes son algunas de las principales recomendaciones para salir airoso de esta forma de abuso:

  • No mostrar reacciones negativas. No es recomendable demostrar los efectos del ser ignorado, sino que debe parecer que no existen efectos, pese a que sí puedan existir.
  • Solicitar la oportunidad de hablar en alguna oportunidad como adultos para discutir la situación.
  • Intentar ver lo que ocurre desde la perspectiva del abusador. La empatía puede ayudar mucho para saber qué le esta pasando.
  • Comprender el rol que se tiene dentro de la ley de hielo. Esto no implica comenzar a sentirse culpable, sino identificar la posible presencia de patrones comunicacionales que han derivado en la situación.
  • Mitigar al máximo la ira, ya que esto no facilita la interacción, sino que puede dificultarla mucho.
  • Establecer un límite personal. Esto puede limitar el alcance de las emociones negativas e incluso puede prevenir caer en patrones de comportamiento tóxicos.
  • Cuidarse a sí mismo como prioridad, lo que puede hacerse realizando actividades placenteras e importantes, incluso en el contexto de ser ignorado.

Ley del hielo vs contacto cero

En la práctica, el contacto cero y la ley de hielo son conceptos muy similares que pueden surgir dentro de las dinámicas de relaciones de pareja. Sin embargo, se nutren de diferentes motivaciones, por lo que no son lo mismo y es necesario saber diferenciarlas.

Para empezar, la ley de hielo consiste en una actitud de enfado que no se expresa con palabras, sino a través de la indiferencia y la acción de ignorar a la persona que provocó el enfado, evitando solucionar el conflicto mediante la comunicación. Algunos ejemplos son el no responder al escuchar o simplemente fingir que no se puede escuchar a alguien.

 La motivación de esta actitud suele ser el deseo de agredir o manipular a la persona que se ignora. Por el contrario, el concepto de contacto cero no se asocia con la violencia psicológica, sino con el amor propio.

Se trata de una forma de distanciarse emocionalmente ante situaciones negativas como el rechazo. No busca manipular a la otra persona, sino evitar sufrir y protegerse de las emociones negativas que pueden derivar de seguir interactuando con la otra persona.

¿Cómo responder si te hacen la ley de hielo?

Lo más importante es mantener la calma y buscar entender el origen de tal actitud. Es buena idea usar la imaginación guiada, respiración profunda, estiramientos delicados u otras técnicas de relajación que podrían ayudar a mantener el control.

Al responder es indispensable tener presente que la comunicación es el principal aliado para solucionar esta clase de conflictos y comprender que ninguna persona tiene el deber de actuar como educador de otra persona.

En ocasiones, cuando no es posible la comunicación porque el interlocutor no quiere responder, no cede a una posición unilateral, es una opción: poner distancia como medida de protección.

La comunicación, mejor solución que el silencio

Al igual que ocurre con otros métodos similares, la ley del hielo deriva de una gestión negativa de la comunicación. A veces el silencio puede ser bueno, por ejemplo, cuando una pausa puede servir para comprender lo que ocurre o cuando existe una exaltación extrema y se necesita recobrar la calma. No obstante, es la peor solución cuando es usada como medio para controlar o castigar a alguien.

Por ello, es mejor optar por la comunicación y entender que el ser ignorado pasivamente no se debe permitir, a menos que exista una explicación sólida para dicho comportamiento como ocurre con el contacto cero.

A través del diálogo es posible encontrar soluciones cuando ocurre un conflicto, es lo más natural en los seres humanos. Por el contrario, el silencio no solo no sirve como solución, sino que empeora las cosas al ser una fuente de más equívocos.

¿Se puede prevenir este tipo de maltrato?

Las siguientes son algunas recomendaciones que se pueden aplicar para intentar prevenir esta forma de maltrato psicológico:

  • Mantener una comunicación honesta y transparente con las personas cercanas.
  • Abrir un espacia a discutir los problemas y no reaccionar ante ellos, sino mantener una postura tranquila.
  • Observar las cosas desde la perspectiva de otras personas a través de la empatía.
  • No comunicarse desde el rencor.
  • Tratar a otras personas con respeto y cordialidad.

Razones para no aplicar la ley del hielo

Las siguientes son algunas de las razones por las que no es buena idea utilizar esta forma de maltrato psicológico:

1.Genera estrés emocional y traumas

Las personas comienzan a experimentar fuertes emociones negativas cuando son conscientes de que están siendo ignoradas. Esto puede provocar frustración, inquietud, ira y depresión.

Además, la persona puede caer en la desesperación, aislamiento social, soledad y rechazo. Puede sentirse también una intensa amargura o sensación de haber sido traicionado. Es natural que todas estas cosas ocurran, pues quienes son ignorados sienten que han sido devaluados.

2.Provoca estrés psicológico

Al estrés emocional hay que sumar el psicológico, ya que este abuso se encarga de manipular psicológicamente a una persona al jugar con su mente. El ser sometido a una montaña rusa emocional se convierte en un constante estrés psicológico derivado de la pérdida del sentido del valor propio y la autoestima.

Esta forma de estrés puede verse reflejada en el sentimiento de que se ha perdido el control, que se está perdido sin rumbo, una profunda tristeza y la sensación de abandono.

3.Tiene consecuencias físicas

Existe un área del cerebro llamada corteza cingulada anterior, la cual se relaciona con la detección de diferentes formas de dolor. Cuando alguien es ignorado, esta área se activa, lo que implica que también experimenta dolor físico ante esta acción.

La forma en que este dolor físico se manifiesta varía de una persona a otra, pero suele quedar en evidencia en fatiga, insomnio, dolor estomacal, diarrea, dolor de cabeza y ansiedad.

En los casos más graves, pueden surgir trastornos fisiológicos como problemas del corazón, trastornos alimenticios, presión arterial alta, diabetes, cáncer, enfermedades intestinales o urinarias, coágulos sanguíneos y disfunción eréctil.

4.Posibilidad de cambios en la forma de actuar

Como en todo método de manipulación, la víctima puede comenzar a cambiar su forma de actuar, hasta el punto de llegar a comportamientos que no tendría en circunstancias normales. Estos cambios pueden ser en ocasiones tan graves que pueden representar una amenaza para la supervivencia de la víctima.

5.Acaba con las relaciones

Normalmente, este abuso psicológico deriva de una mala comunicación. Independientemente de cómo reaccione cada parte, la ley de hielo lleva la mala comunicación a su máximo nivel, lo que siempre genera grietas en la relación. También pueden surgir malentendidos en que cada quien culpa a la otra parte, pero ante la falta de comunicación, resulta imposible que alguien se disculpe o reconozca la culpa.

A la larga, la confianza e intimidad entre ambas partes se reduce. La ansiedad en la relación puede surgir e incluso se pueden presentar conductas agresivas, dando pie a escaladas de violencia.

conclusiones finales sobre la ley de hielo

Nunca es buena idea recurrir a la ley de hielo ante un conflicto, ya que los problemas no se solucionan mediante el silencio. Por el contrario, la comunicación es indispensable para llegar a acuerdos y arreglos.

Por otro lado, se debe tener presente que esto constituye una forma de abuso psicológico que puede tener grandes consecuencias negativas en quien lo sufre. Ante la imposibilidad de llegar a una solución comunicacional, debería barajarse la posibilidad de poner fin a la relación con el abusador para proteger la salud mental propia.

newsletter awen psicologia

SUSCRÍBETE y recibe noticias sobre salud mental y emocional

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Sobre la Autora

montse awen

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Trabajo en consulta privada desde el 2010 con pacientes adultos y parejas.

Mi formación:

  • Licenciada en Psicología por la Universitat de Barcelona (2010)
  • Postgrado en Terapia Gestalt. Escola Taller de Gestalt, Barcelona (2006-2010)
  • Terapeuta integrativa en el programa SAT impartido por el Dr. Claudio Naranjo -Programa SAT- 2009-2014 (520h)

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

Deja un comentario