Consulta Sanitaria de Psicología en El Prat de LLobregat registrada con el nºE08609434 en el Departament de Salut de la Generalitat

¿Por qué ya no siento nada? Vacio existencial

Artículo Actualizado el:

Un pensamiento que te inunda y te dice “me siento vacía” puede presentarse en cualquier momento de tu vida.

La forma en que se manifiesta puede variar de persona a persona, pero generalmente quienes lo experimentan lo describen como una sensación que agota, llena de angustia y hace sentir a quien lo sufre que es casi un autómata.

como dejar de pensar en cosas negativas

.Es una sensación tan apagada que a duras penas puede ser descrita como algo más que un vacío. Sin embargo, no se trata de un sentimiento aislado, el vacío emocional es conocido en psicología y es algo que puede afectar a cualquier persona.

¿Qué es el vacío emocional?

No existe una definición única de vacío emocional: algunos lo describen con ejemplos, otros con comparaciones e incluso con metáforas. La razón por la que el vacío emocional es tan difícil de definir en un único concepto radica en que se trata de un sentimiento muy personal. La sensación de sentirse vacía puede ser experimentada de múltiples formas diferentes.

El Vacío emocional en psicología

Sin embargo, la aproximación general del vacío emocional en psicología se refiere a una sensación de malestar emocional: un sentimiento de desconexión con el mundo, soledad, infelicidad, pensamientos sin sentido y una carencia de identidad propia. En resumen, se trata de un vacío existencial que lleva a las personas a sentir que necesitan algo para sentirse completas. 

¿Qué pasa cuando una persona se siente vacía?

Independientemente de cuál es la causa que lleva a alguien a decir me siento vacía, cuando una persona experimenta este sentimiento de vacío emocional, presenta un embotamiento emocional. La ausencia de, en este artículo podrás saber más sobre qué son las emociones    que pueden llevar a la persona a realizar actividades diarias que pueden ser nocivas como el consumo de drogas y alcohol, compras compulsivas o atracones de comida

.Este comportamiento es utilizado como un mecanismo de defensa para el vacío existencial, ya que impide a las personas pensar en lo mal que se sienten.

Debido a esto, estas actividades pueden servir como un alivio temporal para el embotamiento emocional, pero no son verdaderas soluciones, por lo que incluso pueden hacer que el vacío emocional empeore eventualmente.

Por tanto, es importante afrontar el vacío emocional mediante un tratamiento adecuado, ya que al no hacerlo la persona corre el riesgo de desarrollar depresión clínica, lo que puede empeorar los síntomas al hacer que él o ella se vuelva incapaz de sentir placer y, en los casos más graves, presentar ideas suicidas.

vacio existencial

¿Por qué ya no siento nada?

Me siento vacía y a la vez ya no siento nada, pero ¿a qué se debe? Lo cierto es que las causas detrás del vacío existencial pueden ser muchas y diferentes. Sin embargo, en la mayoría de los casos este malestar psicológico se presenta tras la pérdida de un ser querido.

En algunos casos también se atribuye a perder un trabajo, sobre todo cuando esto impacta en las esperanzas de cumplir metas y sueños. También puede estar ocasionado por algo que implique un cambio trascendental, como atravesar una enfermedad grave que deja secuelas o una mudanza a otro país.

En momentos de transición tan complicados es muy probable que la sensación de tristeza y vacío afloren, puesto que dichos momentos implican una reestructuración considerable de los planes de vida, lo que puede llegar a ser muy difícil.  Ahora bien, las situaciones anteriormente mencionadas sólo se encargan de desencadenar la sensación de vacío, pero no son la causa absoluta del malestar.

El vacío emocional está también relacionado con una pérdida de contacto de la persona consigo misma, que la lleva a descuidar todo interés por la vida, llegando a pensar que la vida no tiene ningún sentido.

La razón por la que las transiciones difíciles desencadenan el vacío existencial se debe a la tendencia de algunas personas a enfocarse demasiado en una persona u objetivo en específico.

Al verse obligadas a reestructurar su vida y a alejarse de dicho enfoque, las personas se hacen conscientes de que estaban ignorando su interior. Esto produce una frustración existencial debido a que las expectativas no se han cumplido.

En este sentido, hay que mencionar que la sensación de vacío no se relaciona sólo con las circunstancias difíciles, sino también con problemas de auto-aceptación que tienen como consecuencia la incapacidad de lograr darle un nuevo rumbo a la vida con nuevos objetivos.

¿Cuáles son los síntomas del vacío existencial o emocional?

Los síntomas del vacío existencial se manifiestan en tres planos: fisiológico, conductual y cognitivo:

  • A nivel fisiológico las personas suelen experimentar una sensación de presión intensa en el pecho.
  • En el plano conductual las personas comienzan a tener conductas autodestructivas y agresivas como atracones de comida o consumo de alcohol y drogas.
  • En el terreno cognitivo las personas tienden a experimentar ansiedad, tristeza, inseguridad, incapacidad para sentir placer, aburrimiento, desgana y apatía.

¿Qué puedo hacer si siento un gran vacío interior?

Si sientes un gran vacío interior, debes saber que ponerle fin a ese malestar no es tarea fácil, pero tampoco es imposible. Si sigues las siguientes recomendaciones, puedes obtener buenos resultados en el alivio de los síntomas.

⮞ Aceptar el vacío emocional

Muchas de las conductas autodestructivas derivadas del vacío emocional tienen su raíz en la incapacidad de la persona para aceptar el vacío.

El primer paso para superarlo es aceptarlo, no intentar esconderlo.Es cierto que mirar en el interior de nosotros mismos no es fácil, pero hacerlo es un paso necesario para solucionar el malestar. Al hacerlo, se toma plena consciencia de su existencia, de manera que somos capaces de sentir cada una de las emociones negativas que despierta el vacío, lo que permite lidiar con ellas.

⮞ Fortalecer la autoestima

Fortalecer la autoestima es indispensable para perdonarse a sí mismo y éste es un paso necesario para poder escuchar los deseos, inquietudes y necesidades personales. Cuando logras hacer todo esto, obtienes las herramientas necesarias para reorientar el rumbo de tu vida.

⮞ Enfrentar el miedo

Cuando una persona intenta dejar atrás el vacío emocional, tendrá que enfrentarse a múltiples miedos y angustias que pueden hacer que le resulte difícil vivir una vida plena. Sin embargo, tras enfrentarlos y comenzando a vivir superando el miedo, la angustia y el temor pierden su sentido, por lo que acaban por desaparecer.

Una de las formas de enfrentarse al miedo es hacerse preguntas, aquí puedes leer un artículo sobre el diálogo socrático  y cómo hacerte las preguntas adecuadas.

⮞ Conocer nuevas aficiones y personas

Una transición no significa sólo decirle adiós a algo que en el pasado fue placentero, sino que también es una oportunidad de oro para explorar el mundo y conocer nuevas personas y aficiones, que te pueden permitir reencontrarte contigo mismo y plantearte nuevas metas. No obstante, es importante ser cuidadoso al realizar esto, ya que es un error caer en la dependencia emocional.

⮞ Acudir al psicólogo

Por último, no está de más resaltar que la terapia especializada con un profesional es el método más efectivo para solucionar el malestar emocional, ya que un psicólogo cualificado podrá orientarte hacia la terapia más adecuada para que enfrentes tu sensación de vacío y tristeza.

¿Cómo ayudar a una persona que se siente vacía?

Si conoces a una persona que se siente vacía y deseas ayudarla, debes evitar decir frases típicas como “no deberías sentirte mal”, ya que lejos de ayudar a aliviar sus síntomas, harán que la persona se sienta incomprendida y mal consigo misma, lo que puede empeorar los síntomas del vacío emocional. Lo más recomendable es seguir las siguientes pautas:

  • Informarse en profundidad sobre el vacío emocional, sus causas, síntomas, consecuencias y tratamiento.
  • Desarrollar la empatía, sobre todo al interactuar con la persona afectada.
  • Acercarse para ayudar sólo en el momento adecuado.
  • Centrarse en el malestar desde la perspectiva de la persona, de manera que pueda sentirse comprendida y respetada.
  • Escuchar atentamente a la persona que siente el vacío existencial.
pensamiento irracional

Tratamiento psicológico del vacío existencial

Con respecto al tratamiento psicológico del vacío existencial, éste se enfoca en ayudar a la persona a que logre no sólo aceptar que sufre el vacío emocional, sino también que debe buscarle un nuevo sentido a su vida replanteando sus objetivos vitales y abriéndose a nuevas oportunidades.

Asimismo, se debe ayudar a la persona a que busque en su interior, de forma que pueda detectar el significado de sus pérdidas y cuál es la ausencia que provoca el vacío emocional. De esta manera la persona puede abandonar la tendencia a buscar un nuevo sentido de forma desordenada con conductas agresivas y autodestructivas.

Un complemento muy efectivo para el tratamiento psicológico del vacío existencial es la enseñanza y desarrollo de estrategias para enfrentar el vacío de forma sana. Esto puede incluir pautas para el manejo y detección de los pensamientos negativos.

.Debido a que la crisis existencial suele estar relacionada con problemas de autoaceptación, en la mayoría de los casos es necesario utilizar estrategias para fortalecer la autoestima y el autoconcepto de la persona. En el caso de los síntomas fisiológicos, se utilizan técnicas de meditación y relajación, principalmente las relacionadas con el control de la respiración.

Además, en los casos en que el psicólogo identifique una herida psicológica desencadenante, puede ser necesario emplear métodos psicoterapéuticos como la sincronización de hemisferios cerebrales o desensibilización y reprocesamiento por medio de movimientos oculares.

En ocasiones, el vacío emocional es síntoma de otras psicopatologías como la adicción, ansiedad y depresión. En ese caso, debe ser abordado por especialistas en psicoterapia clínica.

Malas formas de buscar volver a sentir emociones

Es frecuente que las personas que experimentan un vacío emocional lleguen a sentir cierta desesperación que los empuje a buscar cualquier forma de llenarlo. En la ansiedad, lo más fácil es refugiarse en hábitos que producen emociones fuertes y, a largo plazo, pueden ser muy dañinos no solo para la salud mental, sino también física. Estas malas formas de sentir emociones suelen ser:

  • Atracones de comida basura.
  • Apuestas.
  • Adicción al trabajo.
  • Promiscuidad.
  • Compras compulsivas.
  • Abuso de drogas o alcohol.

Al principio es probable que estas actividades produzcan una especie de alivio temporal. Sin embargo, no son capaces de solucionar el problema. De hecho, a largo plaza harán que empeore su gravedad.

Sucede que la carencia existencial profunda no se origina de cosas mundanas, por lo que estas solo pueden actuar como un parche superficial sobre el dolor causado por el problema. Solo a través de una auténtica búsqueda de lo que la persona necesita para sentirse emocionalmente estable y saludable se puede solucionar el conflicto.

Problemas existenciales y sus consecuencias

Independientemente de por qué la persona experimente la sensación de vacío, el embotamiento emocional y la ansiedad suelen presentarse como un problema en estas circunstancias.

Esto lleva a que el primer problema existencial con el que se enfrenten las personas sean los vicios tóxicos anteriormente mencionados, los cuales logran silenciar momentáneamente los pensamientos para evadir el problema, pero sin llegar a ofrecer más que un paliativo temporal. Además, de manera irónica, estos vicios a largo plazo conllevan una mayor sensación de vacío.

Por otro lado, el evadirse y no enfrentar el vacío existencial puede derivar en otros trastornos más graves. Es por esto que suele preceder a la depresión, un trastorno que se caracteriza por la incapacidad de sentir placer y la indefensión y falta de esperanza. En los casos más graves la depresión puede ser la puerta de entrada para la ideación suicidad.

Cuando el vacío existencial evoluciona a un cuadro de depresión clínica, la gravedad de la situación aumenta considerablemente. Esto hasta el punto de que los cerebros de las personas con depresión no funcionan igual que un cerebro común, pues presentan una disrupción en el área del cerebro que permite experimentar sensaciones placenteras.

Para entender esto hay que tener claro que las cosas que resultan agradables provocan que se segregue en el cerebro una hormona llamada dopamina, la cual es responsable de generar las respuestas emocionales de satisfacción, gozo y alegría.

No obstante, quienes presentan embotamiento emocional como consecuencia de una depresión derivada del sentirse vacío, tienen un cerebro en el que el área vinculada al placer se vuelve hipoactiva, lo que la hace menos sensible. Por el contrario, el área relacionada con los estímulos desagradables y aversivos se vuelve hiper-reactiva.

Como resultado, el cerebro pierde la capacidad de reaccionar ante estímulos positivos, pero no ante los estímulos negativos, lo que implica un fortalecimiento de la desesperanza y la tristeza. De hecho, este síntoma puede hacer que la sensación de vacío se vuelva más profunda. Es por esto que recibir un tratamiento efectivo para revertir estos efectos se hace más urgente en estos casos.

Conclusiones el vacío existencial

Las transiciones y las pérdidas son parte natural de la vida. Aunque puede ser difícil lidiar con las circunstancias que nos obligan a cambiar el rumbo de nuestras metas y sueños, muchas veces no tenemos más opción que aceptar el cambio y adaptarnos a las nuevas situaciones. De lo contrario, podemos quedarnos estancados y dejar de disfrutar nuevas experiencias enriquecedoras que pueden aportar una nueva sensación de plenitud capaz de llenar nuestra vida de formas que anteriormente no hubiéramos imaginado que sería posible. 

Referencias bibliográficas

close
newsletter awen psicologia

SUSCRÍBETE y recibe noticias sobre salud mental y emocional

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Sobre la Autora

montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Trabajo en consulta privada desde el 2010 con pacientes adultos y parejas.

Mi formación:

  • Licenciada en Psicología por la Universitat de Barcelona (2010)
  • Postgrado en Terapia Gestalt. Escola Taller de Gestalt, Barcelona (2006-2010)
  • Formación en psicoterapia integrativa en el programa del Dr. Claudio Naranjo -Programa SAT- (2010-2014)

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

Deja un comentario