Método Socrático: las 6 principales referencias

Artículo Actualizado el:

El Método Socrático o Diálogo Socrático es un procedimiento que sirve para identificar pensamientos. Es un método para ayudar a las personas pensantes a determinar cuán precisos y útiles, o todo lo contrario, pueden ser ciertos pensamientos.

preguntas socraticas
pensamiento socrático

Los psicólogos, durante la terapia, hacemos preguntas para entender la perspectiva y el punto de vista del cliente/paciente. Desafiar cuidadosamente su pensamiento permite al cliente/paciente formar nuevas conclusiones y llegar a una nueva creencia.

a dialéctica socrática dirige, con una serie de preguntas, hacia una verdad que la persona no conoce o que tiene como objetivo alcanzar: un auténtico descubrimiento.
Las preguntas socráticas, se basan en la práctica del diálogo sincero, concreto, disciplinado y reflexivo ideado por Sócrates; se utiliza en algunos tratamientos de psicoterapia.

Dialéctica Socrática. Preguntas Socráticas

Probablemente Sócrates no creo sus métodos para que tuvieran un profundo impacto en la psicología o el autoconocimiento. Sin embargo, su debate socrático ha sido utilizado una y otra vez en todas las áreas del pensamiento crítico, y sin duda puede ayudarnos a entendernos mejor a nosotros mismos.

¿Qué es el pensamiento socrático?

El Método Socrático es una forma de pensamiento crítico, es decir, un sincero diálogo con uno mismo. Se utilizan seis tipos distintos de preguntas para cuestionar el pensamiento.

socrates6 Referencias principales del Método Socrático

El cuestionamiento socrático puede ayudarnos indiscutiblemente en el autoanálisis. Aplicando preguntas puntuales a nuestros problemas o inseguridades, podemos empezar a cambiar nuestras creencias.

En el interrogatorio socrático, hay seis tipos distintos de preguntas que debes hacerte:

1. Preguntas de aclaración:

¿Por qué dices eso?
¿Cómo te relacionas con esto?
¿Por qué te sienes así?
¿Podrías explicarlo con más detalle?

2. Preguntas que producen suposiciones:

¿Qué podemos asumir de esto?
¿Qué significa esto?
¿Puedes verificar su suposición?

3. Preguntas que requieren razón o pruebas:

¿Tienes un ejemplo de esto en la vida real?
¿Qué te ha hecho creer esto?
¿Por qué crees que esto sucedió?

4. Preguntas sobre las perspectivas:

¿Hay otra manera de ver esto?
¿Has pensado en el punto de vista de la otra persona?
¿Quién se beneficia y quién pierde con esta consecuencia?

5. Preguntas que calculan las consecuencias:

¿Cuál es la implicación de esto?
¿Se relaciona esto con el conocimiento previo?
¿Cómo afecta X a Y?

6. Preguntas sobre la pregunta:

¿Cómo puedes aplicar esto en tu vida cotidiana?
¿Cuál fue el punto de esta investigación?

Cómo usar el cuestionamiento socrático para desafiar tu propio pensamiento.

Muchas emociones negativas resultan de que la gente se hace preguntas equivocadas y luego las responde de una manera que no resulta en respuestas útiles.

Tanto en la terapia como en la vida diaria, se puede usar el cuestionamiento socrático para examinar las propias suposiciones y análisis.

El interrogatorio socrático, como ya hemos dicho recibe su nombre del famoso filósofo griego Sócrates. Éste utilizó un método especial para ayudar a sus estudiantes a examinar las ideas y conceptos más cerca y determinar si sus afirmaciones eran o no verdaderas. A menudo lo utilizan los terapeutas que aplican técnicas de comportamiento cognitivo, pero el concepto básico es simple y fácil de aplicar en casa.

Método Socrático, ejemplos

buscar-psicologo

Una de las primeras cuestiones que hay que preguntarse es: ¿por qué te sientes así?
Tal vez sea porque tu jefe te criticó por algo que tu consideras que no es criticable, o porque no terminaste un proyecto importante en el plazo negociado, o porque últimamente notas a tu pareja más distante.

Hay varias maneras en las que podemos usar el cuestionamiento socrático. Su uso más notable en psicología es para el autoanálisis y la resolución de problemas sobre ciertos temas.

Una guía para inspeccionar un pensamiento sería la siguiente:

  • Aclaración del pensamiento

¿por qué me molesta que mi jefe se ponga crítico con mi trabajo?

  • Examen crítico del pensamiento

¿realmente es un comentario crítico o soy yo que lo vivo como crítico?

  • Exploración del origen o la fuente del pensamiento

¿Podría ser que fuera muy vulnerable a la crítica? ¿Tendrá que ver con que soy una persona muy autoexigente?

  • Examen de las repercusiones y consecuencias de ese pensamiento

Me siento mal porque me parece que no soy válido, o que mi jefe es idiota.

  • Examen de las opiniones alternativas a ese pensamiento, idea o afirmación

No me ayuda tomarme las críticas como si fuera lo único que hago, hay cosas que hago bien, porque me las valoran. A lo mejor, no he hecho bien el trabajo porque no es un tarea que me guste, o no he tenido tiempo que dedicarle, etc..

Profundizando en el ejemplo del Método Socrático

En primer lugar, como no dejo de repetir, necesitas hacerte preguntas para aclarar el asunto. Si el tema es la ansiedad en situaciones laborales, pregúntate por qué te molesta la opinión de los demás y explora exactamente lo que sucede cada vez que te metes en una situación que te molesta y te pone nervioso.

Pregúntate qué suposiciones están asociadas con el tema en cuestión. ¿Puedes asumir que está pasando algo que te pone ansioso cada vez que te encuentras en una situación donde se analizan tus capacidades profesionales? ¿Qué es lo que significa eso para ti? ¿Es razonable la suposición? ¿Puedes respaldarla con pruebas objetivas?

Entonces busca evidencias detrás de tus suposiciones. ¿Te pones ansioso porque crees que no eres bueno en tu trabajo? ¿Hay alguna evidencia real de esto? ¿Qué te hizo empezar a pensar de la manera en que lo haces, y por qué crees que sucedió?

Mira a ver si puedes encontrar nuevas perspectivas sobre el asunto. ¿Es posible que realmente puedas ver las cosas de una manera diferente? ¿Has tratado de ver las cosas desde el punto de vista de otra persona? Tal vez las cosas se ven completamente diferentes desde otro ángulo.

Explora las consecuencias de sentir de la manera en que lo haces. Por último, examine el proceso mismo del interrogatorio. Si descubres que se te ocurren nuevas ideas y posibles respuestas a las preguntas que alimentan tu preocupación, ¿qué significa eso y cuál es la relevancia para tu vida diaria?

A medida que te vayas acostumbrando a participar en este proceso, aprenderás a llegar a diferentes conclusiones sobre las preguntas que te haces, y empezarás a comprender mejor el origen y la causa de cualquier problema que tengas, y te resultará más fácil ver el camino hacia una solución.

De esta manera, podrás utilizar el cuestionamiento socrático tanto para analizarte a ti mismo como para aprender a resolver los problemas que te frenan en tu vida diaria. Con el tiempo, te convertirás cada vez más en adepto a la técnica y ésta se convertirá en una segunda naturaleza para ti. Como resultado, serás más eficiente en la comprensión de los problemas cuando surjan y en la búsqueda de soluciones viables para ellos.

¿Por qué el cuestionamiento socrático es relevante para nosotros?

Antisthenes, un alumno de Sócrates, describió resumidamente el cuestionamiento socrático de esta manera: «la pieza más útil de aprendizaje para los usos de la vida es desaprender lo que es falso» y esta es la máxima del Método Socrático, aprender a pensar correctamente.

En la Terapia de Procesamiento Cognitivo, los psicólogos estamos entrenados para utilizar el Método Socrático de manera efectiva como una forma de descubrimiento guiado. Además, es importante subrayar que los clínicos de la TPC educan y enseñan a los clientes a utilizar el cuestionamiento socrático para fomentar la conciencia y la curiosidad sobre lo que se dicen a sí mismos.

Cómo se usa el Diálogo Socrático en psicoterapia

El Diálogo Socrático es una discusión abierta entre el terapeuta y el cliente sin ningún resultado predefinido que no sea la exploración. Como tal, sirve para muchos propósitos, incluyendo el aprendizaje de más sobre el cliente, la construcción de la relación y el establecimiento de una atmósfera sin juicios, reforzando un enfoque de tratamiento colaborativo y respetuoso, ayudando al progreso de la terapia y enseñando al cliente cómo evaluar los pensamientos futuros más a fondo.

¿Qué NO es el Diálogo Socrático?

  • Desacuerdo con las respuestas del cliente o no las tiene en cuenta.
  • Responder a las preguntas del cliente
  • Identificación previa de un reemplazo específico/pensamiento alternativo para el cliente
  • Preguntas al azar
  • Hacer sugerencias o resolver problemas para el cliente
  • Juicio sobre las opiniones y experiencias del paciente

Consejos para las hacer buenas preguntas socráticas

  • Usar una serie de preguntas para analizar un pensamiento específico
  • Evitar interpretaciones de pensamientos y respuestas como «correcto» o «incorrecto»
  • Enmarcar las preguntas en el idioma del cliente
  • Preguntar sobre las contradicciones e inconsistencias
  • Preguntar sobre otras posibles interpretaciones y significados
  • Incorporar el conocimiento preexistente del cliente

Método socrático resumen:

Puedes utilizar el cuestionamiento socrático tanto para analizarte a ti mismo como para aprender a resolver los problemas que te frenan en tu vida diaria. Con el tiempo, dominarás cada vez más la técnica y serás capaz de afinar más las preguntas, obteniendo mejores respuestas. Como resultado, serás más eficiente en la comprensión de los problemas cuando surjan y en la búsqueda de soluciones viables para ellos.

montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Redactora de ​este blog.

Trabajo en consulta privada desde el 2010 en el Prat de LLobregat con pacientes adultos y parejas. Mi formación es humanista.

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

2 comentarios en «Método Socrático: las 6 principales referencias»

Deja un comentario