Síndrome del nido vacío: síntomas, consecuencias y consejos

Artículo Actualizado el:

El deber de todo padre es criar a sus hijos hasta el momento en que sean capaces de valerse por sí mismos e independizarse. Se trata de una ley de la vida y, aunque es de un momento muy positivo para padres e hijos, y evolutivamente necesarios, no siempre es fácil lidiar con él. Por ello, en ocasiones puede desencadenar el síndrome del nido vacío.

¿Qué es del síndrome del nido vacío?

Este síndrome hace referencia a una etapa familiar caracterizada por la presencia de unos síntomas emocionales y físicos que aparecen después de que los hijos abandonan la vivienda familiar. De forma general, se puede describir como una sensación de tristeza y soledad pronunciadas debido a que los hijos se van de la casa.

Este síndrome puede afectar a cualquier padre, independientemente de su sexo, su empleo o sus intereses familiares. Incluso cuando los padres puedan estar orgullosos de que sus hijos crezcan y puedan “abandonar el nido”, pueden llegar a sentirse bastante tristes.

Síntomas del síndrome del nido vacío

Conocer los síntomas del síndrome del nido vacío es clave para diagnosticarlo. Ahora bien, se debe tener en cuenta que es indispensable que estos síntomas aparezcan después de que los hijos abandonen el hogar.

Generalmente, pueden presentarse después de una semana o algunos meses. Si los síntomas aparecen antes, los síntomas podrían deberse a alguna otra causa como un trastorno del estado de ánimo.

Por otro lado, si los síntomas desaparecen espontáneamente después de un tiempo, no requerirían el apoyo de un especialista. El problema con el síndrome del nido vacío ocurre cuando los síntomas se prolongan durante un tiempo considerable y comienzan a afectar negativamente a la calidad de vida de la persona que lo padece.

Cuando los síntomas no se gestionan de forma adecuada pueden derivar en otros problemas como trastornos depresivos.

Los síntomas del nido vació más comunes son:

  • Sensación de tristeza y vacío.
  • Sentimientos de profunda tristeza.
  • Sensación de no tener rumbo ni nada por hacer.
  • Aburrimiento constante.
  • Deseos de llorar con frecuencia y durante un tiempo amplio.
  • Aparición constante de recuerdos de la infancia de los hijos y deseo de hablar frecuentemente de ellos.
  • Sentir que la vida ha perdido el sentido.
  • Molestias somáticas como mareos y dolor de cabeza.
  • Sensación de desesperanza sobre volver a sentir la misma felicidad de cuando los hijos aún vivían en la casa.
  • Insomnio

¿Cuánto tiempo dura el síndrome del nido vacío?

En circunstancias normales no debería durar más de seis meses, puesto que este es tiempo suficiente para adaptarse a esta nueva forma de vida. Si se prolonga por más tiempo, la ayuda psicológica podría ser indispensable para superar el síndrome.

Consecuencias del síndrome del nido vacío

Las consecuencias del síndrome del nido vacío afectan negativamente a la calidad de vida de quienes lo padecen, haciendo que les resulte más difícil vivir su día a día. Esto se debe a que es natural que experimenten un dolor emocional constante.

Dicho dolor se puede reflejar en sentimientos de soledad, aflicción, desesperanza, aislamiento social, debilidad, tristeza y una incapacidad de experimentar placer al realizar actividades que en el pasado hacían a la persona afectada feliz.

En los casos más graves pueden presentarse otros síntomas como alcoholismo, malestar físico, trastorno depresivo, pérdida de apetito, dependencia emocional y trastornos de ansiedad. Cuando la persona tiene grandes problemas para continuar con su día a día, es recomendable que reciba tratamiento psicológico.

¿Cómo superar la angustia del síndrome del nido vacío?

Aunque el tratamiento psicológico es la opción más eficaz para tratar el síndrome del nido vacío en el adulto mayor o cualquier otra persona, si se siguen las siguientes recomendaciones una persona podría ser capaz de superarlo por sí misma:

  1. Si los hijos aún no se han ido, anticiparse a su partida puede ayudar a prevenir el desarrollo del síndrome.
  2. Se debe reconocer que los hijos deben independizarse, pues se trata de un proceso normal de la vida. Cuando esto se acepta, es más fácil adaptarse.
  3. Enfocarse en la pareja también puede ayudar a superar el síndrome. Aprovechar que ya no están presentes responsabilidades con los hijos permite disfrutar de más tiempo en pareja.
  4. Practicar nuevas actividades o vivir nuevas experiencias positivas, sobre todo aquellas que no podían hacerse antes por no tener suficiente tiempo.
  5. Desahogar los sentimientos hablando con un amigo o familiar puede ayudar a aliviar la tristeza.
  6. Mantenerse en contacto con los hijos con una sana comunicación ayuda a aliviar los sentimientos de nostalgia.

Tratamiento del síndrome del nido vacío

El objetivo de trabajo en el síndrome del nido vacío es tratar todos los síntomas que provocan malestar en la persona afectada. Esto se logra mediante terapias orientadas a modificar las ideas negativas que generan los síntomas, de forma que el paciente las convierta en ideas que le permitan adaptarse a una vida tranquila y equilibrada, pese a la ausencia de sus hijos en el hogar.

Esta modificación de ideas se consigue mediante terapia cognitiva orientada a que la persona afectada por el síndrome discuta con un psicólogo sobre las ideas irracionales que generan su malestar psicológico. Sin embargo, también puede utilizarse la terapia psicológica para reordenar conceptos relacionados con aceptar la independencia de los hijos, el apoyo social y familiar, la creación de nuevos intereses y cómo redefinir la situación de la familia.

Psicología del síndrome del nido vacío

Es normal que cuando llega el momento de que los hijos se independicen y abandonen el hogar familiar los padres experimenten una sensación de nostalgia y tristeza por verlos partir. El síndrome del nido vacío aparece cuando no ocurre de manera adecuada el proceso de adaptación a esta nueva etapa de vida.

Los síntomas de tristeza leves cuando los hijos se van de casas, no son muy malos. Sin embargo, debe recordarse que pueden empeorar cuando no son tratados adecuadamente y es en estos casos cuando es necesario solicitar la ayuda de un psicólogo especialista para volver a disfrutar plenamente de la vida.

montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Redactora de ​este blog.

Trabajo en consulta privada desde el 2010 en el Prat de LLobregat con pacientes adultos y parejas. Mi formación es humanista.

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

3 comentarios en «Síndrome del nido vacío: síntomas, consecuencias y consejos»

  1. Como superar el abandono de la casa de mi hijo mayor de 23 años ya tiene 7 diass que se fue y no nos a hablado ni mensaje que estara pasando con el eso me preocupa sera necessrio yo le hable o se enojara mas

    Responder
    • Hola Carlos, las circunstancias de cada familia son únicas. Y yo no sé si tu hijo no se ha puesto en contacto contigo por un enfado o porque necesita tomarse su tiempo para adaptarse a la nueva situación, el vivir sin sus padres.En todo caso, hay que respetar los tempos de cada uno. El síndrome del nido vacío puede tardar en superarse hasta medio año, mientras tanto, trata de practicar nuevas actividades, sobre todo aquellas que no podías hacer antes por no disponer de tiempo.

Deja un comentario