Diferencias entre personalidad, temperamento y carácter

Artículo Actualizado el:

En psicología uno de los temas que ha generado discusión es la definición de los términos personalidad, temperamento y carácter. Son muchos los estudios y análisis que se han realizado alrededor de todos estos términos desde diferentes puntos de vista y en muchas ocasiones se han usado de manera indistinta.

Sin embargo, por mucho que se hayan utilizado de manera indistinta, lo correcto es utilizarlos para hablar de conceptos específicos, estableciendo ciertas diferencias entre cada uno.

¿Qué es el temperamento?

Empezamos por el concepto de temperamento: éste se refiere a la dimensión instintiva y biológica de la personalidad.

Es la parte innata y de orígen genético: tiene su base en algunos rasgos de nuestros padres, por eso el temperamento es difícil de cambiar, es profundamente inherente a nosotros.

Se manifiesta antes que el carácter y la personalidad en conjunto. Es por esto que se considera que el ambiente interactúa con el temperamento de las personas, lo que da pie a desarrollar algunos rasgos que la van a caracterizar.

Al ser una dimensión biológica, tiene sus raíces en la genética y tiene una estrecha relación con la forma en que funciona el sistema endocrino y nervioso. Así, en el temperamento influyen mucho las hormonas y los neurotransmisores.

De igual forma, aspectos como la alerta cerebral también influyen en el temperamento, aunque en menor medida. Cabe mencionar que tener un temperamento u otro, además de influir en el desarrollo de la personalidad, también genera una predisposición al desarrollo de ciertos rasgos.

Por ejemplo, un temperamento que tenga detrás un sistema nervioso simpático hiperactivo hace que las personas sean más propensas a presentar cuadros de ansiedad. Asimismo, las personas que tienen crónicamente bajos niveles de activación cortical son más propensos a tener rasgos de extroversión.

Definiendo el carácter

Se define el carácter como un componente de la personalidad que se adquiere mediante el aprendizaje. Específicamente, a través de las experiencias de vida, las cuales modulan las tendencias biológicas y predisposiciones propias del temperamento.

A diferencia del temperamento, el carácter va evolucionando con el tiempo: se va modulando durante la infancia y se manifiesta firmemente durante la adolescencia. El carácter puede variar debido a impactos y eventos que nos marquen fuertemente durante la vida.

Como se trata de una dimensión de la personalidad derivada de la interacción social, podemos decir que el carácter tiene un origen cultural, de manera que lo delimita el contexto en que se desarrolla la persona.

Es importante mencionar que el estudio del carácter tuvo su mayor relevancia durante principios del siglo XX, momento en que se denominó como caracterología. No obstante, con el pasar del tiempo fue sustituida por la Psicología de la Personalidad, por lo cual las perspectivas modernas del carácter son la evolución de conceptos antiguos.

Temperamento Vs. Carácter

Un aspecto que no se puede dejar de lado es el hecho de que en la actualidad no resulta fácil distinguir entre el temperamento y el carácter. La forma más práctica de diferenciarlos consiste en tener claro que el temperamento es la parte de la personalidad que proviene de la biología y el carácter se refiere a la parte de la personalidad que proviene del ambiente que rodea a la persona.

Personalidad: la suma de biología y ambiente

Finalmente, el término personalidad se usa para establecer la unificación de todas las cogniciones, conductas y emociones que determinan la forma en que una persona se comporta. En este sentido, la personalidad está conformada por influencias biológicas (temperamento) e influencias ambientales (carácter).

Por lo tanto, una forma fácil de diferenciar entre personalidad, temperamento y carácter consiste en comprender que la unión de estos dos últimos conforma la personalidad. Debido a que puede ser difícil distinguir qué parte del comportamiento proviene por influencias ambientales o biológicas, el concepto de personalidad es mucho más utilizado a nivel teórico en la psicología.

Sin embargo, no existe una sola concepción de la personalidad, sino que diferentes autores han expresado sus propios conceptos. Por ejemplo, Gordon Allport maneja una concepción de la personalidad en la que ésta es la unión de manifestaciones conductuales y mentales organizadas mediante la especificidad individual y el factor dinamismo.

Otros modelos de la personalidad son situacionistas, lo que quiere decir que mezclan la concepción de la personalidad con la conducta. Estos manejan una perspectiva donde el comportamiento humano no está tan determinado por constructos mentales, tal y como establecen algunas teorías, sino que depende primordialmente de las influencias ambientales de un determinado contexto.

Conclusiones

Puede que la personalidad, temperamento y carácter sean conceptos muy similares, pero al profundizar en ellos queda claro que cada uno aborda diferentes dimensiones del individuo, hasta el punto de que la personalidad se conforma por la unión del carácter y el temperamento.

Es importante conocer con precisión estas diferencias para distinguir de manera más clara cuáles son los factores que determinan la conducta de las personas.

Referencias bibliográficas

montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Redactora de ​este blog.

Trabajo en consulta privada desde el 2010 en el Prat de LLobregat con pacientes adultos y parejas. Mi formación es humanista.

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

5 comentarios en «Diferencias entre personalidad, temperamento y carácter»

  1. Interesante conocer esta estructura de la persona para determinar que la ética lo que tiene como fin es moldear e carácter de la persona con el fin u objetivo de ser más eficaz, eficiente y feliz.

    Responder
  2. Hola, buenas noches. Me agradó mucho su escrito; me aclaró los conceptos que aquí maneja; es muy precisa en su exposición.

    Responder

Deja un comentario