Diferencias entre personalidad, temperamento y carácter

Artículo Actualizado el:

En psicología uno de los temas que ha generado discusión es la definición de los términos personalidad, temperamento y carácter. Son muchos los estudios y análisis que se han realizado alrededor de todos estos términos desde diferentes puntos de vista y en muchas ocasiones se han usado de manera indistinta.

Sin embargo, por mucho que se hayan utilizado de manera indistinta, lo correcto es utilizarlos para hablar de conceptos específicos, estableciendo ciertas diferencias entre cada uno.

¿Qué es el temperamento?

Empezamos por el concepto de temperamento: éste se refiere a la dimensión instintiva y biológica de la personalidad.

Temperamento Vs. Carácter

Es la parte innata y de origen genético: tiene su base en algunos rasgos de nuestros padres, por eso el temperamento es difícil de cambiar, es profundamente inherente a nosotros.

Se manifiesta antes que el carácter y la personalidad en conjunto. Es por esto que se considera que el ambiente interactúa con el temperamento de las personas, lo que da pie a desarrollar algunos rasgos que la van a caracterizar.

Al ser una dimensión biológica, tiene sus raíces en la genética y tiene una estrecha relación con la forma en que funciona el sistema endocrino y sistema nervioso, especialmente el funcionamiento de nuestro cerebro. Así, en el temperamento influyen mucho las hormonas y los neurotransmisores.

De igual forma, aspectos como la alerta cerebral también influyen en el temperamento, aunque en menor medida. Cabe mencionar que tener un temperamento u otro, además de influir en el desarrollo de la personalidad, también genera una predisposición al desarrollo de ciertos rasgos.

Por ejemplo, un temperamento que tenga detrás un sistema nervioso simpático hiperactivo hace que las personas sean más propensas a presentar cuadros de ansiedad. Asimismo, las personas que tienen crónicamente bajos niveles de activación cortical son más propensos a tener rasgos de extroversión.


Definiendo el carácter

A diferencia del temperamento, el carácter va evolucionando con el tiempo: se va modulando durante la infancia y se manifiesta firmemente durante la adolescencia. El carácter puede variar debido a impactos y eventos que nos marquen fuertemente durante la vida.

Se define el carácter como un componente de la personalidad que se adquiere mediante el aprendizaje. Específicamente, a través de las experiencias de vida, las cuales modulan las tendencias biológicas y predisposiciones propias del temperamento.

Como se trata de una dimensión de la personalidad derivada de la interacción social, podemos decir que el carácter tiene un origen cultural, de manera que lo delimita el contexto en que se desarrolla la persona.

Es importante mencionar que el estudio del carácter tuvo su mayor relevancia durante principios del siglo XX, momento en que se denominó como caracterología. No obstante, con el pasar del tiempo fue sustituida por la Psicología de la Personalidad, por lo cual las perspectivas modernas del carácter son la evolución de conceptos antiguos.

Temperamento Vs. Carácter

Un aspecto que no se puede dejar de lado es el hecho de que en la actualidad no resulta fácil distinguir entre el temperamento y el carácter. La forma más práctica de diferenciarlos consiste en tener claro que el temperamento es la parte de la personalidad que proviene de la biología y el carácter se refiere a la parte de la personalidad que proviene del ambiente que rodea a la persona.

Personalidad: la suma de biología y ambiente

Finalmente, el término personalidad se usa para establecer la unificación de todas las cogniciones, conductas y emociones que determinan la forma en que una persona se comporta. En este sentido, la personalidad está conformada por influencias biológicas (temperamento) e influencias ambientales (carácter).

Por lo tanto, una forma fácil de diferenciar entre personalidad, temperamento y carácter consiste en comprender que la unión de estos dos últimos conforma la personalidad. Debido a que puede ser difícil distinguir qué parte del comportamiento proviene por influencias ambientales o biológicas, el concepto de personalidad es mucho más utilizado a nivel teórico en la psicología.

Sin embargo, no existe una sola concepción de la personalidad, sino que diferentes autores han expresado sus propios conceptos. Por ejemplo, Gordon Allport maneja una concepción de la personalidad en la que ésta es la unión de manifestaciones conductuales y mentales organizadas mediante la especificidad individual y el factor dinamismo.

Otros modelos de la personalidad son situacionistas, lo que quiere decir que mezclan la concepción de la personalidad con la conducta. Estos manejan una perspectiva donde el comportamiento humano no está tan determinado por constructos mentales, tal y como establecen algunas teorías, sino que depende primordialmente de las influencias ambientales de un determinado contexto.

Diferencia entre temperamento y personalidad

El temperamento y la personalidad son dos términos que a veces se utilizan de forma indistinta, pero hay diferencias importantes entre ambos.

El temperamento se refiere al nivel emocional y de comportamiento inherente a un individuo, que viene dado en gran medida por los factores genéticos.

Por el contrario, la personalidad se refiere a las características que aparecen como resultado de las experiencias de un individuo y su forma exclusiva de procesamiento y respuesta a la información recibida por el ambiente.

Mientras que el temperamento es más o menos fijo, la personalidad es más flexible y puede variar con el tiempo. Por ello, el temperamento suele ser más estable en distintas situaciones, mientras que la personalidad es más variable.

En última instancia, tanto el temperamento como la personalidad juegan un papel importante en la formación de quienes somos como individuos.

El temperamento y la personalidad son dos constructos fundamentales en psicología, pero con frecuencia se confunden entre sí.

Tipos de temperamento

Hipócrates se encargó de diferenciar entre cuatro tipos de temperamento. Estos son los siguientes:

Temperamento sanguíneo

Se considera cálido y húmedo como consecuencia del exceso de sangre. Quienes cuentan con él están caracterizados por un estado nervioso equilibrado y rápido. Por ello, se puede apreciar una mayor sensibilidad, baja concentración, bajo grado de actividad y una flexibilidad muy elevada ante los cambios.

Es un temperamento presente en personas extrovertidas, cálidas, sociables, sensibles, habladoras y comunicativas. Por otro lado, también son emocionalmente inestables, indisciplinadas, tienen poca fuerza de voluntad, son egocéntricas, egoístas, inquietas, desorganizadas, un poco inseguras pese a su extroversión y se esfuerzan por ser el centro de atención.

Es común que antepongan los sentimientos a los pensamientos cuando deben tomar una decisión. Además, tienen una gran excitabilidad ante las emociones, las cuales no tienden a ser estables y profundas en el tiempo. Requieren mucho afecto a nivel emocional y su humor varía bastante.

Temperamento colérico

Este temperamento posee un sistema nervioso desequilibrado y rápido, caracterizado porque sus portadores tienen altos grados de atención, concentración, actividad, sensibilidad y tolerancia a los cambios.

Las personas con este temperamento suelen ser activas, audaces, excitables, rápidas, prácticas en la toma de decisiones, irascibles, independientes, extrovertidas (aunque en menor grado que quienes tienen temperamento sanguíneo), ambiciosas, calurosas, decididas, dominantes, manipuladoras, imponentes, creativas, de opiniones sólidas y se creen capaces de lograr cumplir todas sus metas.

A raíz de todas estas características, también tienen facilidad para descargar y encender emociones de manera intensa.

Temperamento melancólico

Es un temperamento de sistema nervioso débil, propio de personas con alto grado de sensibilidad, atención, concentración, actividad y poca flexibilidad ante el cambio.

Quienes tienen este temperamento están caracterizados por ser pesimistas, poco expresivos, poco sociables, perfeccionistas, ansiosos, celosos, emocionalmente muy sensibles, desconfiados, tienen un estado anímico de profunda tristeza que se mantiene estable en el tiempo, son propensos al sufrimiento y le dan demasiada importancia a todo, creando dificultades y preocupaciones sin sustento.

Temperamento flemático

Este temperamento está fundamentado en un sistema nerviosos equilibrado y lento, propio de quienes tienen una elevada actividad, atención y concentración, pero una baja sensibilidad y flexibilidad ante el cambio.

Quienes cuentan con este temperamento son personas de naturaleza introvertida, de equilibrio emocional, tranquilas, serias, apáticas, calmadas, racionales, impasibles, analíticas, calculadoras, firmes, frías, capaces y rara vez pierden la compostura.

También se toman su tiempo antes de hablar, por lo que es posible que les resulte difícil tomar decisiones. Son personas de trato fácil si se comparan con otros temperamentos, lo que convierte a este en el más agradable de los cuatro.

Está bastante centrado en su vida interior, siendo esta su mayor diferencia con respecto a otros temperamentos. Evita involucrarse en la vida de otras personas y sus actividades. Además, muestra una afectividad poco expresiva.

conclusión de personalidad temperamento y carácter

Puede que la personalidad, temperamento y carácter sean conceptos muy similares, pero al profundizar en ellos queda claro que cada uno aborda diferentes dimensiones del individuo, hasta el punto de que la personalidad se conforma por la unión del carácter y el temperamento.

Es importante conocer con precisión estas diferencias para distinguir de manera más clara cuáles son los factores que determinan la conducta de las personas.

Referencias bibliográficas

montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Redactora de ​este blog.

Trabajo en consulta privada desde el 2010 en el Prat de LLobregat con pacientes adultos y parejas. Mi formación es humanista.

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

7 comentarios en «Diferencias entre personalidad, temperamento y carácter»

  1. Interesante conocer esta estructura de la persona para determinar que la ética lo que tiene como fin es moldear e carácter de la persona con el fin u objetivo de ser más eficaz, eficiente y feliz.

    Responder
  2. Hola, buenas noches. Me agradó mucho su escrito; me aclaró los conceptos que aquí maneja; es muy precisa en su exposición.

    Responder
    • Hola Ricardo, gracias por tu comentario, lo haré.

      Montse

  3. Bastante me acordaba de lo que había aprendido en el colegio(1964) y me sirvió para refrescarlo y reforzarlo distinguiendo mas claramente los conceptos de Carácter, Temperamento y Personalidad

    Responder

Deja un comentario