Respiración Holotrópica: conexión con el inconsciente a través de la respiración

Artículo Actualizado el:

El control de la respiración se asocia con muchas cosas positivas como relajación y regulación de las emociones. Sin embargo, estos beneficios pueden ir más allá cuando se trata de la respiración holotrópica propuesta por Stanislav Grof.

Esta forma de respiración no es tan conocida. Etimológicamente, proviene de la mezcla del vocablo holos, el cual significa “todo” en griego y el vocablo tropos, que significa movimiento en griego. Su traducción aproximada es “Movimiento hacia a la plenitud”.

Respiración Holotrópica que es

El objetivo de esta metodología es lograr alcanzar un estado alterado de conciencia por medio de la respiración. Mediante ese estado alterado se pretende realizar un proceso de autoobservación al tratar los bloqueos, miedos y otros problemas de carácter emocional. La base de la metodología es la idea de que la curación se encuentra dentro de cada persona.

Posibles peligros de la respiración holotrópica

En esencia, se trata de una técnica bastante simple. Sin embargo, esto no la libre de que presente algunos efectos negativos y riesgos. Sucede que puede provocar un desequilibrio en los niveles de oxígeno y de dióxido de carbono, lo que puede tener como consecuencia un estado denominado alcalosis respiratoria.

Cuando se presenta la alcalosis respiratoria, pueden aparecer síntomas como adormecimiento en la boca y los miembros, sensación de hormigueo, aturdimiento, mareo, desmayos, debilidad, espasmos e incluso convulsiones.

En consecuencia, se deben tomar algunas precauciones para reducir al máximo los riesgos al practicar este tipo de respiración.

La precaución más importante radica en evitar usar esta técnica si se padece de alguna de las siguientes patologías:

  • Ataques de pánico.
  • Arritmia cardíaca.
  • Angina de pecho.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Hipertensión arterial.
  • Convulsiones.
  • Desprendimiento de retina.
  • Glaucoma.
Experiencias de la respiración Holotropica

Experiencias de la respiración holotrópica

Para entender cómo se siente hacer la respiración holotrópica, hay que decir que se trata de una experiencia similar a las de otras actividades que se realizan en espacios terapéuticos seguros.

Por ejemplo, los estados alterados que permite alcanzar son similares a los que se dan con trances chamánicos, prácticas espirituales, ayunos, entre otros rituales. Todas las experiencias de este tipo tienen en común un gran potencial evolutivo y transformador para la conciencia, hasta el punto de que pueden ayudar a esta última a expandirse y obtener nuevos conocimientos sobre su propia naturaleza

La principal ventaja y diferencia respecto a estas otras prácticas radica en que no es necesario recurrir a la ingestión de ciertas plantas o sustancias para alterar la conciencia, sino que todo se consigue simplemente respirando, mediante una hiperventilación rápida y con el apoyo de ciertos tipos de música. Como resultado, es una práctica de fácil alcance.

Con frecuencia, las personas que han vivido esta experiencia coincidan en que tiene los siguientes beneficios:

  • Generan una sensación de expansión personal e incremento del sentimiento de conexión con el mundo y otras personas.
  • Se aprecia mayormente el valor de la respiración.
  • Permite trabajar las emociones, espíritu e intuiciones de una forma casi tangible.
  • Ofrece una oportunidad única para conectar con la naturaleza.
  • Es una oportunidad para abrirse a la curación y la sabiduría.

Con respecto a las sensaciones que se experimentan, las más comunes son:

  • Sensación de hormigueo, variación de la temperatura entre frío y calor o viceversa, cierta paralización de las manos, sensaciones sensoriales apreciables a través del olfato o el sentido auditivo y tetania.
  • Imágenes que van desde el momento del nacimiento hasta el ahora, desde la gestación hasta el parto o más allá de la identidad personal.

Es importante tener en cuenta que no existe un guion determinado para las experiencias. Es decir, no existe una forma de saber qué se va a experimentar, ya que esto está directamente ligado con la propia persona y su historia personal, por lo que todos sienten cosas diferentes.

La clave para disfrutar de esta metodología, independientemente de las sensaciones que permita vivir, radica en dejar que todo fluya y que la curación presente en el interior tenga total libertad para salir a la luz.

Respiración Holotrópica: ¿cómo se hace en solitario?

No es recomendable la respiración holotrópica sin un terapeuta experimentado que pueda asistir de inmediatamente al que está respirando en el caso de surgir algún problema durante el trabajo de la respiración.

Para poder hacer esta actividad en solitario es imprescindible centrarse en llevar la mayor cantidad posible de aire hasta los pulmones. Se debe mantener esta intención por al menos quince o veinte minutos, momento en que el cuerpo debería ser capaz de hallar por sí mismo un ritmo, momento en que la persona debería dejar de pensar en respirar.

Parte de la técnica correcta radica en que el abdomen se mueva ligeramente mientras se respira, no el pecho. Por otro lado, no se debe contener la respiración en ningún momento, la exhalación debe venir inmediatamente al momento en que los pulmones se encuentran casi llenos. De igual forma, cuando están casi vacíos la respiración debe reanudarse.

A este patrón se le llama respiración circular. Debería crearse sensorialmente una especie de círculo con el aliento. Por otro lado, este tipo de respiración también se caracteriza por ser más rápida que la normal, aunque solo un poco, por lo que tampoco se debe pretender respirar tan rápido que se genere una tensión.

Hay que remarcar en este punto la importancia de mantener a todo el cuerpo relajado desde el principio. Dicha calma nunca se debe abandonar durante la actividad. Es necesario tampoco forzar la respiración, ya que cuando esto se hace es posible cansarse, lo que entorpecería la metodología.

Por último, hay que aclarar que, en esta práctica, a diferencia de muchas otras relacionadas con el control de la respiración, no es indispensable respirar por la nariz. Algunas personas se sienten especialmente cómodas respirando a través de la boca, por lo que para ellas es más recomendable respirar de esta forma.

La clave está en probar la respiración de ambas formas y seleccionar la que sea más sencilla de controlar.

CONCLUSIONES

Existen una gran cantidad de actividades que nos permiten alterar nuestra conciencia para reflexionar ya que algunas de ellas llegan a activar el inconsciente, no obstante, pueden también ser una herramienta peligrosa para el cerebro.

Algunas terapias de este tipo, implican el uso de sustancias o mucha disciplina para realizarse. No obstante, la respiración holotrópica se presenta como una alternativa a estas prácticas que resalta por ser sencilla de realizar y no exigir contar con algún producto estimulante, siempre que sea supervisado por profesionales con formación específica en esta terapia que he entraña algunos riesgos como ya hemos mencionado.

Referencias bibliográficas

montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Redactora de ​este blog.

Trabajo en consulta privada desde el 2010 en el Prat de LLobregat con pacientes adultos y parejas. Mi formación es humanista.

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

Deja un comentario