Consulta Sanitaria de Psicología en El Prat de LLobregat registrada con el nºE08609434 en el Departament de Salut de la Generalitat

Claves para controlar la ansiedad sexual

Artículo Actualizado el:

La ansiedad es un tema recurrente en lo relacionado a la salud psicológica, pues se trata de un mecanismo natural de defensa de la mente ante los peligros. A veces se presenta en situaciones inusitadas, como en el caso de la ansiedad sexual.

¿Cómo saber si tengo ansiedad sexual? Las personas que sufren de esta patología perciben que presentan esta clase de ansiedad ante todo lo relacionado con las relaciones sexuales. Esto es así debido a que desarrollan sintomatologías que le indican que estas situaciones representan algún riesgo que los motiva a alejarse.

como controlar la ansiedad en las relaciones sexuales

¿Qué es la ansiedad sexual?

En este caso específico, se trata de un problema para la salud emocional del paciente, ya que no se trata de situaciones que realmente presenten riesgos o peligros de gravedad. Además, a veces la frecuencia con se da este tipo de ansiedad es tan grande que impide tener una vida plena y feliz.

En conclusión, la ansiedad sexual es un tipo de ansiedad presente antes o durante las relaciones sexuales, dificultando o incluso imposibilitando que el paciente sea capaz de vivir en plenitud su sexualidad.

Principales síntomas de la ansiedad sexual

Los principales síntomas de la ansiedad sexual son los siguientes, y se pueden manifestar en diferentes niveles de intensidad. Lo más probable es que se presenten cuando la persona está ante una nueva pareja sexual. ¿Cómo afecta la ansiedad en las relaciones sexuales? Normalmente, esta se manifiesta a través de:

  • Sequedad bucal.
  • Problemas respiratorios.
  • Mareos.
  • Temblores.
  • Instabilidad.
  • Taquicardia.
  • Sensación de hormigueo.
  • Dolor en el abdomen.
  • Tensión cervical.
  • Sentimiento de irrealidad o pérdida de control.

Cabe destacar que se pueden presentar los síntomas antes, después o durante las relaciones sexuales. En algunos casos la ansiedad es lo bastante intensa como para que se presente ante pensamientos o ideas relacionadas con mantener relaciones sexuales, sobre todo cuando no se sabe cómo perder el miedo a la penetración.

¿Cuáles son las causas de la ansiedad sexual?

Este tipo de ansiedad se caracteriza por presentarse de manera persistente. Sin embargo, en algunos casos puede aparecer de forma intermitente. De esta forma, las principales causas son:

ansiedad durante el sexo

Poca confianza en sí mismo

Cuando no se tiene una confianza suficiente en uno mismo, es normal que se sienta miedo ante un momento tan íntimo. Relajarse en el sexo para disfrutar de la experiencia es esencial, aunque no tan fácil para aquellas personas que sufren de ansiedad sexual.

Disfunciones sexuales

Las experiencias pasadas relacionadas con disfunciones sexuales como falta de lubricación, dolor en el coito, eyaculación precoz, anorgasmia, vaginismo o disfunción eréctil pueden hacer que se presente ansiedad durante posteriores encuentros.

Estrés

Las circunstancias que generen mucho estrés en algún ámbito de la vida, incluso cuando no tenga ninguna relación con el ámbito sexual, pueden derivar en problemas de ansiedad frente al sexo.

Problemas emocionales

Esta es una de las principales causas. Los problemas relacionados con la confianza o comunicación insuficiente con la pareja sexual tienden a provocar ansiedad.

Las personas que tienen poca capacidad para gestionar sus emociones, que están pasando por una situación sentimental complicada, no cuentan con buena educación sexual o en el pasado estuvieron inmersos en una relación tóxica suelen presentar ansiedad sexual ante parejas nuevas.

Efectos de la ansiedad en las relaciones sexuales

Tanto hombres como mujeres afectados por este problema en su sexualidad pueden experimentar los siguientes efectos:

  • Pérdida de deseo sexual.
  • Anorgasmia femenina.
  • Eyaculación retardada.
  • Dolor durante la penetración.
  • Eyaculación precoz.
  • Disfunción eréctil.

Tipos de ansiedad sexual

No existe un solo tipo de ansiedad sexual, sino que se diferencian diferentes tipos de acuerdo a cuáles son las causas:

  • 1. Ansiedad por apetito sexual

Se relaciona con inseguridades relacionadas con la intensidad del deseo sexual o con la falta de deseo sexual por ansiedad.

  • 2.Ansiedad anticipatoria sexual

Este tipo se caracteriza por presentarse antes de las relaciones sexuales. Suele estar relacionado con inseguridades sobre lo que va a ocurrir.

  • 3. Ansiedad por abstinencia sexual

Se produce tras largos períodos de celibato. Generalmente, está acompañado de mayores niveles de estrés.

  • 4. Ansiedad por desempeño sexual

Pensar en si se tendrá una buena experiencia sexual puede hacer que se sufran altos niveles de agobio.

¿Cómo calmar la ansiedad de tener relaciones sexuales?

La ansiedad sexual se cura, pero necesita un trabajo constante por parte del paciente. Los problemas de ansiedad sexual son tratados por psicólogos especialistas en sexología, pues cuentan con formación especializada para el tratamiento de esta clase de problemas de desarrollo personal y salud emocional.

Cabe destacar que algunos también cuentan con especialización extra para tratar otros problemas relacionados mediante la terapia de pareja o trastornos emocionales subyacentes que pueden presentarse en compañía de la ansiedad.

Claves para controlar la ansiedad sexual

Las siguientes claves pueden ayudar a las personas con ansiedad sexual a reducir la gravedad de sus síntomas o incluso a solucionarlos:

  • Solicitar apoyo de un sexólogo profesional.
  • Practicar técnicas de relajación antes, durante y después de tener relaciones sexuales.
  • Mantener un estilo de vida activo, sano y bajo en estrés.
  • Manejar un estilo de comunicación asertivo con la pareja.
  • Conocerse mejor a sí mismo tanto a nivel físico como psicológico

CONCLUSIONES

La sexualidad forma una parte importante de la vida humana. Cuando esta presenta problemas de ansiedad, es natural que se presenten diversos problemas emocionales que impidan alcanzar el bienestar personal. Por ello, es importante no minimizarlos y actuar sobre ellos para solucionarlos, de manera que las experiencias sexuales sean satisfactorias tanto a nivel personal como de pareja.

Artículos relacionados con Ansiedad sexual

newsletter awen psicologia

SUSCRÍBETE y recibe noticias sobre salud mental y emocional

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Sobre la Autora

montse awen

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Trabajo en consulta privada desde el 2010 con pacientes adultos y parejas.

Mi formación:

  • Licenciada en Psicología por la Universitat de Barcelona (2010)
  • Postgrado en Terapia Gestalt. Escola Taller de Gestalt, Barcelona (2006-2010)
  • Terapeuta integrativa en el programa SAT impartido por el Dr. Claudio Naranjo -Programa SAT- 2009-2014 (520h)

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

7 comentarios en «Claves para controlar la ansiedad sexual»

  1. Hola que agradecer tu espectacular pagina ,despues de mucho tiempo de buscar pudw encontrar en tu pagina exactamentw como se llama mi problema,anciedad sexual.son exactas tu palabras.
    Gracias espero poner wn practica varias cosas que me saquen de wste tan orrible momento

    Responder
    • Comunicación, comunicación y comunicación. No hay más secreto. Debéis ser sinceros el uno con el otro y pactar cómo abordáis esta etapa. Estate atento si esta fase de poca motivación afecta también a otras áreas de su vida y apóyala. Gracias por leernos.

  2. Yo estoy pasando por un momento dificil luego de mi separacion y anteriores malas experiencias; crei que no habia un nombre a lo que me pasaba gracias a este articulo tomare los recaudos posibles para estar bien.

    Responder
    • Gracias Juan. Justamente este es el propósito de este blog: dar luz a problemas y ponerles un nombre, para que consigáis detectar qué os pasa y abordarlo. Un saludo.

Deja un comentario