Diversidad Funcional: tipos y características

Artículo Actualizado el:

Diversidad funcional es un término que se ha popularizado en los últimos años con el objetivo de trabajar por la dignidad plena de aquellos individuos que poseen alguna discapacidad que dificulta su vida diaria.

Tiene como base el hecho de que existen diferentes tipos de discapacidad y también diferentes grados.

¿Qué es la diversidad funcional?

Se define como un fenómeno, característica o hecho que forma parte de la sociedad y que tiene en cuenta de forma igualitaria a todos los miembros de la sociedad. Por tanto, considera todas las personas poseen funcionalidades o capacidades diferentes entre sí.

En este sentido se tiene que aclarar que no se trata de una forma diferente para referirse a la discapacidad, sino una forma de referirse sin caer en la discriminación o exclusión.

Su origen tiene en cuenta que en la sociedad actual es frecuente que los espacios públicos y el entorno se adapten de acuerdo a las necesidades de las personas discapacitadas. Esto tiene como fin combatir la exclusión social, ya que se tiene la idea de que las personas con discapacidad son en esencia excluidas e incapaces de interactuar con su entorno por sí mismas.

La diversidad funcional puede abarcar diferentes discapacidades:

Deficiencia

Consiste en la ausencia de un función o estructura, la cual puede ser física o mental.

Minusvalía

Trata sobre situación de desventaja que es derivada de una discapacidad o deficiencia que afecta en la vida diaria.

Discapacidad

Ausencia completa o restricción ante la capacidad de realizar una actividad en específico.

diversidad funcional intelectual

Diversidad funcional en niños en el mundo

Generalmente, se cree que los niños en el mundo que presentan cualquier tipo de discapacidad están en condiciones muy graves de manera permanente. Sin embargo, esta creencia ignora la variedad de discapacidades que existen o que incluso en algunos casos se pueden superar.

Hay discapacidades más graves como el Síndrome de Down o la ceguera, pero estos son solo algunos ejemplos de diversidad funcional. La realidad es que el concepto es tan amplio que puede alcanzar ámbitos como la miopía, problemas de coordinación, rompimiento de extremidades, entre otros malestares comunes.

Para entender mejor esto, se debe saber cuáles son los tipos de diversidad funcional que existen:

◎ Diversidad Funcional Física o motriz

Cuando se presenta esta minusvalia, las personas tienen dificultad para ejecutar algunos movimientos. Esto puede afectar en su equilibrio, capacidad de desplazamiento, al respirar o hablar o al manipular objetos.

Las razones por las que se presenta esta discapacidad son múltiples. Pueden encontrarse en problemas musculares, formación de miembros alterada, alteraciones óseas o a causa de accidentes que influyen en la integridad física.

Asimismo, en algunos casos también el problema se puede encontrar en problemas cerebrales en el área responsable de los movimientos corporales. Como parte del apoyo hacia estas personas, muchas veces se adaptan entornos para ellos, por ejemplo, vías de acceso para personas en sillas de ruedas o ascensores amplios.

Algunos ejemplos de enfermedades que pueden provocar esta discapacidad son:

  • Lesiones en la médula.
  • Acondroplasia.
  • Espina bífida.
  • Distonía muscular.
  • Enfermedad de Párkinson.
  • Esclerosis múltiple.
  • Parálisis cerebral.

◎ Discapacidad Visual

Esta forma de diversidad funcional es tan amplia que engloba desde la ceguera a problemas leves de visión. Cuando se habla de ceguera, la persona es totalmente incapaz de ver algo. Sin embargo, las personas que necesitan usar gafas debido a deficiencias visuales también entran dentro de este grupo de diversidad funcional.

Entre las causas más comunes de este tipo de disfuncionalidad se encuentran los problemas como estrabismo, inflamación ocular, miopía o cataratas. El riesgo de presentarlos es mayor desde los cincuenta años. Asimismo, algunos tipos de cegueras son derivados de la diabetes.

A las personas con estos tipos de disfunción se les ayuda mediante textos con tamaño grande de letras, gafas o luces especiales. En algunos casos se recurre a la cirugía ocular como solución.

Por otra parte, también es común la utilización del sistema Braille para ayudar a personas que presentan ceguera parcial o total, ya que este sistema permite leer sin ver. De esta manera pueden hacer acciones como leer un libro, un periódico o elaborar una lista de compra.

Diversidad Funcional Auditiva

Este término es genérico y se suele usar para englobar a las personas que han sufrido la pérdida de la audición en algún grado. No siempre debe ser grave como el caso de la sordera o cofosis, sino que también puede ser de menor gravedad como en los casos de hipoacusia.

Además, no siempre involucra los dos órganos auditivos, pudiendo ser unilateral o bilateral de acuerdo a la cantidad de oídos afectados. Esta discapacidad se diagnostica mediante un proceso llamado audiometría, una técnica que mide la agudeza auditiva.

Entre las diferentes causas de las deficiencias auditivas se encuentra la sordera hereditaria y enfermedades como la rubéola materna. Puede ser especialmente perjudicial para la calidad de vida si la persona lo adquiere antes de aprender el lenguaje, dificultando la capacidad de la persona para comunicarse oralmente.

Con respecto a cómo se facilita la vida de estas personas, es común el uso de lenguaje de señas, apoyos visuales y prótesis auditivas.

◎ Diversidad funcional Intelectual y psíquica

En este tipo de diversidad es necesario aclarar la diferencia entre discapacidad psíquica e intelectual. El tipo intelectual hace referencia a desventajas cognitivas. Se usa como sustitución del término “retraso mental”.

Hace referencia a dificultades de aprendizaje y problemas para adaptarse. Es posible que coexista con otras formas de discapacidad, ya que existen múltiples problemas intelectuales que involucran otras dificultades.

Con frecuencia involucra un desarrollo más lento de lo usual. Por ello, los niños con este tipo de discapacidad podrían tardar más en aprender habilidades de lectoescritura, a caminar o a hablar en comparación con niños sin deficiencias intelectuales.

Diversidad funcional en ninos

Sobre las causas de esta discapacidad, hay que mencionar que pueden deberse a problemas como traumatismos craneoencefálicos, desnutrición o problemas cromosómicos. Las siguientes son ejemplos de enfermedades relacionadas con esta discapacidad:

  • Síndrome de X frágil.
  • Síndrome alcohólico fetal.
  • Síndrome de Down.
  • Síndrome de Klinefelter

Con respecto a la diversidad física, esta se refiere a la dificultad en las interacciones sociales o la comunicación. En estos casos no existe una deficiencia intelectual, sino que el comportamiento adaptativo es lo que se ve afectado.

Ejemplos de esta clase de discapacidad son el trastorno bipolar, la esquizofrenia y el síndrome de Asperger.

◎ Diversidad Funcional Multisensorial

El último tipo de diversidad funcional comprende a los problemas visuales y auditivos en conjunto. Es decir, se refiere a las personas denominadas como “sordociegas”. Es importante aclarar que la sordoceguera se presenta en diferentes grados, por lo que la discapacidad puede ser simplemente parcial en cualquiera de los dos problemas.

Su origen puede encontrarse en el nacimiento o después de algunos años de desarrollo. Dependiendo de la causa, se clasifica como sordoceguera adquirida o congénita.

En los casos de mayor gravedad, a las personas con esta discapacidad les puede resultar muy difícil interactuar con el mundo externo. Esto radica en que ver y oír son las principales formas de interactuar con el entorno.

El Síndrome de Usher es la enfermedad más conocida capaz de provocar esta disfunción. En quienes lo padecen, el niño nace con problemas auditivos, pero los problemas de ceguera se presentan al llegar a la adolescencia.

Síntomas en niños con discapacidad sensorial

Los síntomas de los niños con discapacidad sensorial son:

  • Pérdida de la vista o dificultad para ver en uno o ambos ojos.
  • Alteraciones físicas o funcionales de carácter crónico.
  • Limitación o pérdida de alguna capacidad de movimiento.
  • Limitación para la adquisición de nuevos conocimientos.
  • Pérdida o limitación de la capacidad de escuchar en uno o ambos oídos.

Conclusiones sobre diversidad funcional:

La discriminación y exclusión que pueden ejercer los mitos de la sociedad sobre las personas con diversidad funcional representa un obstáculo extra que esta clase de personas deben enfrentar en su día a día. Por ello, se debe romper con las creencias de que todos los casos implican la misma gravedad.

Asimismo, es de suma importancia tener empatía suficiente como para ayudar a las personas con otros grados de funcionalidad para que puedan interactuar con su entorno en aquellas situaciones donde es posible ofrecerles apoyo.

Bibliografía de Referencia:

montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Redactora de ​este blog.

Trabajo en consulta privada desde el 2010 en el Prat de LLobregat con pacientes adultos y parejas. Mi formación es humanista.

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

Deja un comentario