Un argumento ‘ad hominem’

Artículo Actualizado el:

¿Qué significa la falacia Ad Hominem?

En el mundo de la retórica y el debate es bastante común encontrarse con alegatos que parecen argumentos a simple vista, pero en realidad se trata de simples falacias. La falacia Ad Hominem es una de las más conocidas y comúnmente utilizadas.

¿Qué es un argumento ad hominem?

Se define como falacia Ad Hominem o Falacia de Ataque personal a un tipo de falacia en que se ataca a la persona que emite un argumento, de manera que se desacredita lo que a dicho por su persona para evitar que sea tenido en consideración.

Tipos de Ad Hominem que hay

Se distinguen tres tipos de ataque personal:

1. Ataque personal directo

Se caracteriza por ser descalificatorio e insultante. Ejemplo: “Eres estúpido, así que no puedes tener una opinión válida”.

2. Ataque personal circunstancial o indirecto

En este caso no se ataca al oponente directamente, sino a circunstancias que lo rodean, como sus intereses, relaciones o cualquier cosa que pueda asociarse a su forma de pensar. Ejemplo: “Dices todo esto porque quieres hundir al presidente”:

3. Tu Quoque

Consiste en una acusación al contrario de hacer lo mismo contra lo que argumenta. Ejemplo: “¿Cómo puede hablar de corrupción si usted es un corrupto?”

Falacia ad hominem ejemplos

Los siguientes ejemplos ayudan a identificar con mayor facilidad las falacias Ad Hominem:

  • “Nietzche está equivocado porque se volvió loco”.
  • “Los ecologistas están equivocados porque exageran mucho”.
  • “A ti te parece muy bien porque no te afecta”.
  • “Dices que el alcohol es malo, pero eres alcohólico”

¿Cómo responder a una falacia Ad Hominem?

La primera recomendación al escuchar una falacia Ad Hominem es evitar responder con otra falacia igual, una respuesta reflejo muy común. Lo ideal es apelar al razonamiento para defenderse del ataque. Las siguientes respuestas son ejemplos de cómo podría lograrse esto:

  • “Si ya terminaste de insultar, me gustaría escuchar tus argumentos”.
  • “Olvídate de mis palabras. Imagina que alguien más las dijo, ¿bajo qué razones las rechazarías?”

CONCLUSIONES

La utilización de falacias en discusiones o debates es muy común, sobre todo las de ataque personal. Aprender a identificarlas y a responder ante ellas permite mejorar notablemente la dialéctica y obtener mejores resultados al defender una postura o idea.

Referencias bibliográficas

montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Redactora de ​este blog.

Trabajo en consulta privada desde el 2010 en el Prat de LLobregat con pacientes adultos y parejas. Mi formación es humanista.

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

2 comentarios en «Un argumento ‘ad hominem’»

  1. Aunque tengo unos cuantos años de vida. Es la primera vez que leí esta frase; e hizo que tuviese el interés de buscar su definición. Logre alimentar el conocimiento y ahora entiendo mejor los ataque verbal en cualquier situación. Sigue con lo que te gusta..

    Responder

Deja un comentario