Síndrome de Münchausen por poder una forma de abuso infantil dificil de identificar

Artículo Actualizado el:

Normalmente, la figura materna es asociado con cariño y cuidados para los niños. Sin embargo, a veces las enfermedades mentales pueden hacer que, lo que a simple vista parece un tierno acto maternal, en el fondo esconde una forma de abuso infantil. Esto es lo que sucede cuando se da el síndrome de Munchausen por poderes.

Esta patología es una forma de maltrato infantil, pero también una enfermedad mental presente en el DSM-V con el nombre de trastorno facticio impuesto a otro. Se caracteriza por que el cuidador del niño, generalmente la madre, se encarga de provocar síntomas reales o inventar síntomas falsos, todo con el objetivo de hacer parecer que el niño se encuentra enfermo.

Características de una persona con Síndrome de Münchausen por poder

En la mayor parte de los casos la persona que presenta la enfermedad son madres que tienen a su cuidado niños pequeños. Sin embargo, también se han encontrado casos en que se presenta en los hijos responsables de cuidar a su padre anciano.

Las personas con SMP con frecuencia trabajan en algún área relacionada con la atención médica, por lo que tienen amplios conocimientos sobre dicho tema. En consecuencia, tienen la capacidad para describir con exactitud los síntomas de la persona sobre la que ejercen el poder, incluso mencionando datos de carácter clínico

Asimismo, les agrada relacionarse con el equipo de atención médica, por lo que tienen facilidad para ganarse el aprecio de estos debido a la intensidad con que se esfuerza por cuidar al niño o adulto mayor.
Debido a lo mucho que se involucran con el paciente sobre el que provocan o inventan los falsos síntomas, se trata de una enfermedad difícil de diagnosticar, de manera que los profesionales de la salud deben hacer un gran esfuerzo para detectarla.

Cómo detectar los casos de niños víctimas de maltrato por el Síndrome de Munchausen por poder

Las siguientes señales tienden a presentarse cuando un niño es víctima de alguien con esta enfermedad mental:

  • La frecuencia con que le niño se encuentra en el hospital y visita servicios de atención médica es inusualmente alta.
  • Con frecuencia puede haberse sometido a procedimientos médicos, exámenes, cirugías, entre otros.
  • Los síntomas que presenta el niño son muy extraños, hasta el punto de que no encajan en el cuadro clínico de ninguna enfermedad. Asimismo, los resultados de los exámenes contradicen los síntomas.
  • El tipo sanguíneo del niño puede ser diferente al detectado en los exámenes de sangre.
  • Existe presencia de químicos o fármacos en la sangre, heces u orina del niño.

Los síntomas que reporta el cuidador a los profesionales de la salud no pueden ser localizados por estos últimos. Esto hace parecer que desaparecen al llegar al hospital, pero reaparecen en el hogar del niño.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de Munchausen por poder?

Los síntomas de este síndrome se caracterizan por la toma de acciones extremas para hacer parecer que el niño o adulto mayor que está bajo los cuidados está enfermo. Los más comunes son:

  • Añadir sangre a las heces u orina del niño.
  • Calentar los termómetros de la persona que se cuida, de manera que parezca que presenta fiebre.
  • Privarle a la persona que se cuida alimento con la intención de que se crea que es incapaz de subir de peso.
  • Infectar una vía intravenosa para provocar adrede una enfermedad.
  • Utilizar fármacos para generar diarrea o vómito.
  • Inventar resultados de exámenes médicos falsos.

¿Quién descubrió el síndrome de Munchausen?

El origen del Síndrome de Münchhausen por poder (MSBP por sus siglas en inglés) se atribuye al doctor Samuel Roy Meadow.

Él acuñó por primera vez este término para referenciar a un trastorno que el identificó en una persona, normalmente la madre el cuidador de un niño, quien de forma deliberada se encarga de provocar enfermedades, trastornos o enfermedades en la persona bajo sus cuidados.

CRITERIOS DIAGNOSTICOS DSM-V. “TRASTORNO FACTICIO APLICADO A OTRO»

De acuerdo al manual diagnóstico y estadístico de los trastornos y enfermedades mentales en su quinta edición, los criterios para diagnosticar esta enfermedad incluyen la falsificación de síntomas psíquicos, físicos o signos o la inducción de enfermedades y lesiones en otra persona, los cuales se asocian a un intento de engaño previamente identificado.

Munchausen por poderes series y cine

Esta enfermedad ha sido un tema recurrente en diferentes producciones de ficción como series y películas. Las series “The Act” y “Sharp Objects” los han utilizado como tema central. En ellas se puede apreciar cómo madres inducen daño en sus hijos al encontrarse cegadas por el deseo de protegerlos.

Conclusiones

No siempre aquello que es percibido como bienintencionado es precisamente bueno. Las enfermedades mentales pueden provocar comportamientos extraños y alterar la percepción de la realidad de las personas que las padecen, hasta el punto de empujarlos a hacerles daño a sus seres queridos.
Esto es precisamente lo que ocurre con el trastorno facticio impuesto a otro, donde un cuidador, irónicamente, ejerce daño sobre la persona que se supone tiene el deber de cuidar.

Referencias bibliográficas

montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Redactora de ​este blog.

Trabajo en consulta privada desde el 2010 en el Prat de LLobregat con pacientes adultos y parejas. Mi formación es humanista.

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

Deja un comentario