Nictofobia: miedo a la oscuridad ¬ŅLe tienes miedo a la oscuridad? Causas y consejos para superarlo

Artículo Actualizado el:

El conocido miedo a la oscuridad es un rasgo com√ļn en los seres humanos. En el caso de los ni√Īos, es bastante frecuente que se presente entre los dos y siete a√Īos de edad aproximadamente.

Sin embargo, en ocasiones puede llegar a presentarse incluso en personas adultas, situación en la que es conocido como nictofobia.

Nictofobia significado fobia a la oscuridad

La nictofobia es un trastorno de ansiedad de tipo fóbico. Quienes la padecen presentan temor a la oscuridad o a la noche. Esto puede provocar que los nictofóbicos sientan una ansiedad al encontrarse en sitios oscuros o incluso al dormir solos.

fobia a la oscuridad

¬ŅCu√°les son las causas de la nictofobia o miedo a la oscuridad?

El miedo a la oscuridad es com√ļn en la infancia, por lo cual la mayor√≠a de las personas lo han experimentado al menos una vez. Sin embargo, no debe pensarse que el miedo a lo oscuridad en los ni√Īos necesita apoyo psicol√≥gico en la mayor√≠a de los casos, puesto que se trata de un miedo com√ļn que suele desaparecer a medida que crecen.

No obstante, este miedo se puede transformar en una fobia cuando las personas experimentan alg√ļn evento traum√°tico cuya trascendencia es tan grande que logra marcarlos. Generalmente, se trata de situaciones en las que la persona experimenta un miedo intenso que de alguna forma se relaciona con la oscuridad.

Dependiendo de la gravedad de la fobia a la oscuridad, es posible que sea necesario tratarla con psicoterapia o una combinación de fármacos. Ahora bien, no en todos los casos es necesario recurrir a estos tratamientos. Si te lo propones, es posible tratar la nictofobia siguiendo ciertos consejos.

Consejos para superar el miedo a la noche

miedo a la noche

El miedo a la noche, tal y como ocurre con otras fobias, puede superarse si la persona afectada sigue las siguientes recomendaciones orientadas a tratar de  hacer desaparecer los mecanismos de ansiedad que se activan al exponerse a la situaci√≥n temida.

Las personas que padecen esta fobia a la oscuridad, pueden tener que lidiar inconvenientes que dificultan su vida diaria, como lo son: el miedo a dormir solo, a salir de noche o a visitar sitios con poca iluminación como clubes nocturnos y cines.

Ejercicios para superar el miedo a la oscuridad en adultos

1. Racionalizar el miedo a la noche

Las fobias se caracterizan por consistir en un miedo irracional. El primer paso para superarlas es reconocerlo y aceptarlo.

No basta con simplemente ver que no existen razones reales para temerle a la oscuridad, sino que la persona afectada debe convencerse a sí misma de que su miedo es irracional.

El objetivo de racionalizar el miedo es lograr que la mente racional se imponga sobre la emocional, de manera que permita ejercer un mayor control sobre el desencadenamiento de sensaciones de ansiedad que se presentan al tener miedo a la noche o miedo a dormir solo.

S√≥lo cuando los miedos se identifican de manera racional es posible controlar las emociones derivadas de dichos miedos. Cabe destacar que una buena manera de lograr este proceso de racionalizaci√≥n es utilizando preguntas como ¬Ņpor qu√© motivos podr√≠a tenerle miedo a la oscuridad? O ¬Ņqu√© da√Īo puede hacerme la oscuridad?

Cabe destacar que racionalizar la nictofobia no es suficiente para superarla. El apoyo en terceras personas es también necesario. El objetivo es encontrar en otras personas el soporte necesario para recuperar la calma al experimentar ataques de ansiedad en la oscuridad.

Es necesario que las personas que ayuden a superar la nictofobia contribuyan en el proceso de percibir el miedo a la oscuridad como irracional. Si se documentan sobre todo lo relacionado con esta fobia, podría incrementarse la eficacia de estos tipos de ejercicios.

2. Incrementar su nivel de tolerancia a la oscuridad gradualmente

Uno de los grandes inconvenientes de la nictofobia es que las personas afectadas por ella suelen tener un sue√Īo de menor calidad, pues son incapaces de dormir con la luz apagada. Al no dormir bien las personas tendr√°n mayor dificultad para superar la fobia a la oscuridad.

Para descansar mejor se recomienda utilizar sistemas de iluminación graduada, de manera que se pueda reducir la iluminación lo máximo que la persona sea capaz de soportar antes de dormir. A medida que se reduzca el miedo, se podrá disminuir el nivel de iluminación.

Asimismo, es un error creer que las fobias se pueden superar de manera inmediata. Las personas que padecen nictofobia deben intentar incrementar su nivel de tolerancia a la oscuridad gradualmente. Los dispositivos de iluminación que permiten graduar la iluminación pueden ser las mejores herramientas para lograr esto.

miedo a la noche

Gracias a esto la persona afectada podrá exponerse a la oscuridad en niveles bajos, de manera que el malestar que experimente no sea tan alto que no pueda soportarlo. Si es posible, se recomienda que sean terceras personas las encargadas de disminuir los niveles de iluminación gradualmente, de forma que lo hagan sin que el nictofóbico sea consciente de que la iluminación está disminuyendo

3. Imaginar la oscuridad y permanecer en ella

Tumbarse en la cama o en un sofá e imaginar la oscuridad puede ayudar a superar la nictofobia. Esto hará que se experimenten niveles de ansiedad mucho más bajos en comparación a los que aparecen al exponerse directamente a la fobia.

Se trata de un ejercicio sencillo que se recomienda realizar periódicamente para obtener mejores resultados. Al sentirse cómodo imaginando la oscuridad, es posible comenzar a permanecer físicamente en ella.

El objetivo es exponerse al miedo a la noche o la oscuridad durante cierto tiempo. Mientras la persona permanece en sitios oscuros, debe esforzarse por controlar la sensación de ansiedad.

No se recomienda escoger cualquier sitio, sino uno que genere cierto nivel de seguridad y confianza en la persona que padece nictofobia. Generalmente, la mejor opción es una habitación de su casa.

La autosugesti√≥n mediante palabras como ‚Äúno existe una verdadera amenaza en esta habitaci√≥n‚ÄĚ puede hacer que permanecer en la oscuridad resulte m√°s f√°cil, ya que contribuye a racionalizar la fobia a la oscuridad.

4.Usar estímulos positivos

Por √ļltimo, se recomienda mezclar est√≠mulos positivos con los est√≠mulos negativos que genera la noche o la oscuridad. Estos est√≠mulos depender√°n de cu√°les son las cosas que generan sensaciones agradables en la persona, pero los m√°s comunes son hablar con alguna persona cercana, leer, ver televisi√≥n o escuchar m√ļsica.

Para que esta técnica ofrezca mejores resultados la persona con nictofobia tiene que intentar concentrarse en el estímulo positivo, de manera que eventualmente pueda dejar de prestarle atención por completo a la oscuridad.

miedo a oscuridad

Conclusiones sobre la nictofobia

La nictofobia puede afectar negativamente a la calidad de vida de las personas que la padecen, pues les puede impedir hacer acciones cotidianas tan simples como dormir solos o salir de noche. Afortunadamente, al tratarse de un miedo irracional es posible superarlo. Si se siguen todas las recomendaciones anteriores, cualquier persona que presente una sintomatología aislada de fobia a la oscuridad debería de ser capaz de superarla.

Sin embargo, cuando está relacionada con otros síntomas como el trastorno de estrés postraumático, podría ser necesario recurrir a psicoterapia o consumo de psicofármacos.

Referencias Bibliogr√°ficas

  • S√°nchez, M. I. G., S√°nchez, C. M. R., P√©rez, E. G., & Ram√≠rez, R. G. (2014). Relaci√≥n de sufrir una experiencia traum√°tica y padecer miedo a la oscuridad en ni√Īos. REVISTA DE FUNDAMENTOS DE PSICOLOG√ćA, 6(1), 55.
  • Alsina, I. Entornos de Realidad Virtual para combatir la ansiedad.
  • Balsa, C. (2010). Ansiedad y trastornos relacionados.
montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fern√°ndez

Redactora de ‚Äčeste blog.

Trabajo en consulta privada desde el 2010 en el Prat de LLobregat con pacientes adultos y parejas. Mi formación es humanista.

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

Deja un comentario