Celos Patológicos

Artículo Actualizado el:

La celotipia o también llamados celos patológicos, aparece en algunas relaciones de pareja y se basan en el miedo a que te abandone de la persona a la que quieres. Frecuentemente, este temor a la pérdida, es creado por la persona celosa, es decir, no es real.

Cuando son una constante que entorpece la relación de pareja, es posible que se trate de celos patológicos, los cuales son una manifestación de celos exagerada hasta el punto de ser considerada como un trastorno, una obsesión.

Los celos patológicos, se trata de un problema que debe ser tratado en terapia de pareja o en terapia individual, pues no sólo tiene el potencial de destruir cualquier relación de pareja, sino que también genera un constante sufrimiento en la persona que los padece.

¿Qué son celos patológicos? Identifica si tienes celos patológicos.

Para entender qué son los celos patológicos es necesario entender primero qué son los celos.

Los celos aparecen como un conflicto emocional en el que tendemos a imaginar situaciones en las que nuestra pareja no es fiel y puede cometer, de una forma o bien otra, algún tipo de infidelidad.  Aunque en ocasiones puede que tenga un origen real, en la mayor parte de los casos aparecen por la baja autoestima e inseguridad de la persona que los padece. Es por ello que, aumenta el malestar, no solo a nivel personal, sino más bien también de pareja.

¿Los celos patológicos son una enfermedad?

celotipias-tipos

Los celos aparecen como un sentimiento natural y común a todo humano. No siempre los celos patológicos aparecen en relación a la pareja, puede aparecer entre hermanos o bien en relaciones familiares y sociales. La celotipia es una emoción presente cuando sentimos que no estamos ocupando el sitio que creemos que debemos tener, viendo de qué forma el otro usurpa este puesto.

Celotipia vs sentimiento natural común

Es fácil diferenciarlos de los celos patológicos porque los celos como un sentimiento natural es que aparecen cuando temes perder a tu pareja, nublando la capacidad de raciocinio. Por ejemplo, una persona que experimente una sensación normal de celos puedo deshacerse de ellos mediante argumentos lógicos que alejen su miedo de perder a la persona amada.

Asimismo, bajo este tipo de celos llamados “naturales”, las personas no tienden a imaginar situaciones inexistentes o a sacar conclusiones ilógicas. Por tanto, en los celos naturales no existe el deseo de controlar a la pareja y no llegan a  provocar tensión, ni agobio, ni afectan gravemente a las relaciones de pareja.

Por el contrario, los celos se consideran patológicos cuando la intensidad con que se manifiestan es muy alta y se presentan con mucha frecuencia no se relaciona con el miedo a perder a la persona que quieres, sino con una desconfianza en la pareja y una necesidad de control.

Además, muchas veces están fundamentados en pensamientos irracionales de la persona que los padece, por lo que la persona cela a su pareja sin tener razones reales para hacerlo.

Consecuencias de los celos patológicos en la pareja

El mayor inconveniente de los celos patológicos es que actúan como una espiral destructiva en las relaciones de pareja, hasta el punto de que muchas veces pueden arruinarla por completo. Esto se debe a que las personas que presentan celos patológicos poseen una visión alterada de la realidad, la cual se acaba volviendo obsesiva.

Esta visión obsesiva hace que busquen pruebas de infidelidad en todo momento e incluso ignoren los argumentos racionales que refuten cualquier idea de infidelidad. Irónicamente, esta tendencia obsesiva es la responsable de que las personas con celos obsesivos pierdan el amor de la persona a la que quieren.

Es debido a todo lo antes dicho, que los celos obsesivos pueden ser considerados como un trastorno. La obsesión que pueden provocar es tan intensa, que acaban convirtiéndose en el centro de todos los pensamientos de la persona, por lo cual es común que afecte negativamente al comportamiento de la persona, lo que se puede ver reflejado en actitudes hostiles, una gran inseguridad y autocompasión.

Por otra parte, el deseo de control de los celos patológicos es tan alto que la persona podría llegar a exigir a su pareja que no se relacione con ninguna clase de persona, ni siquiera sus amigos. Además, como parte de su obsesión, puede vigilar excesivamente a su pareja para asegurarse de que esta exigencia sea cumplida.

Debido a que la otra persona puede sentirse atrapada por la presión de los celos patológicos de su pareja, es probable que eventualmente decida colocar fin a la relación.

celos obsesivos

Síntomas de los celos obsesivos

Aunque pueda parecer que los celos obsesivos o patológicos son fáciles de diagnosticar, lo cierto es que en algunos casos pueden ser poco visibles, por lo que la persona que los padece podría no ser consciente de ellos.

 

¿Qué convierte los celos en algo patológico?

 

  • Pensamientos constantes de infidelidad por parte de la pareja.
  • El miedo a perder a la pareja es excesivo y provoca mucho malestar.
  • Análisis meticuloso del comportamiento de la pareja para encontrar señales de infidelidad.
  • Vigilar a la pareja hasta el punto de violar su intimidad, por ejemplo, revisando sus correos electrónicos o contenido del teléfono móvil.
  • Imposición de reglas absurdas a la pareja y de limitaciones en su vida.
  • Odio hacia las personas que pueden pasar tiempo con la pareja.
  • Los celos se fundamentan en situaciones creadas por la imaginación y no hechos reales.
  • Insomnio provocado a causa de los celos.
  • Sensación de ansiedad al estar lejos de la pareja, hasta el punto de que dificulta vivir a plenitud.
  • Necesidad de que la pareja cuente con detalles su día a día para saber si ha cometido infidelidad.
  • Llamadas excesivas a la pareja para saber qué está haciendo.
  • Pensamientos de infidelidad cuando la pareja llega más tarde de lo habitual a algún encuentro.

¿Cómo tratar los celos patológicos con psicoterapia?

Los celos patológicos pueden ser un gran problema en las relaciones de pareja, pero pueden ser tratados mediante psicoterapia.

El tratamiento está conformado por tres elementos clave:

1.   Objetivos terapéuticos

Los objetivos terapéuticos consisten en hacer que el reconozca a nivel consciente que sus celos no están fundamentados en un hecho real, sino que son productos de una fantasía, un pensamiento invasivo.

El objetivo final de este enfoque es que, por medio de una discusión y comprobación de lo que le sucede, el paciente sea capaz de rechazar los pensamientos de celos cuando se presenten, de manera que acepte las explicaciones racionales de su pareja.

 

2.   Formulación del problema

Para que la psicoterapia tenga éxito se debe establecer una relación de confianza con el paciente, la cual debe continuar con una evaluación de la situación para evaluar cuánto de graves son los delirios de celos. Al determinar esto, se procede a formular el problema, de forma que el paciente comprenda que las consecuencias que negativas que está experimentando en su vida no se deben a sus delirios, sino a la interpretación que les da a los delirios.

celos patologicos en la relacion de pareja

3.   Disputa verbal

Después de haber culminado con los objetivos terapéuticos y la formulación del problema, es necesario proceder a modificar la idea delirante a través de una disputa verbal. Esto se logra al poner a prueba las afirmaciones del paciente con las evidencias, de forma que logre comprender que sus afirmaciones delirantes no son ciertas. El objetivo es que el paciente logre racionalmente darse cuenta de que sus ideas tienen bases irracionales.

Por otra parte, también se realizan experimentos conductuales que tienen como objetivo validar o invalidar una creencia. Por ejemplo, demostrar que la pareja no será infiel si se evita llamarla cuando se experimenta una ansiedad por haber pasado algún tiempo sin comunicarse con ella.

Conclusiones sobre los celos patológicos

Los celos patológicos son un problema que puede afectar a muchas parejas, incluso sin que éstas sean conscientes de ello. Es necesario comprender que en una relación sana se respetan las libertades individuales y se evitan los patrones de comportamiento obsesivos.

Por tanto, los celos obsesivos deben ser tratados no sólo para construir una relación de pareja sana, sino para evitar los sentimientos de malestar que padece la persona que presenta celos patológicos.

Referencias

  • Coen, S. J. (1987). Pathological jealousy. International journal of psycho-analysis68, 99-108.
  • Costa, A. L., Sophia, E. C., Sanches, C., Tavares, H., & Zilberman, M. L. (2015). Pathological jealousy: Romantic relationship characteristics, emotional and personality aspects, and social adjustment. Journal of affective disorders174, 38-44.
  • Carlen, A. M., Kasanzew, A., & López, A. F. (2009). Tratamiento cognitivo conductual de los celos en la pareja. Revista Electrónica de Psicología Iztacala12(3), 173-186.
montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Redactora de ​este blog.

Trabajo en consulta privada desde el 2010 en el Prat de LLobregat con pacientes adultos y parejas. Mi formación es humanista.

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

Deja un comentario