Consulta Sanitaria de Psicología en El Prat de LLobregat registrada con el nºE08609434 en el Departament de Salut de la Generalitat

Duelo perinatal: ¿Características y consecuencias psicológicas?

Artículo Actualizado el:

Un duelo perinatal es una forma especial de duelo que se caracteriza por aparecer tras la muerte de un hijo en el período perinatal. A diferencia de otros tipos de duelo, suele subestimarse el impacto que puede tener en el bienestar emocional y las secuelas que puede generar.

A raíz de esto, en la actualidad existen múltiples grupos de apoyo que tienen como objetivo visibilizar su gravedad y proporcionar asistencia psicológica a las familias afectadas por el duelo.

En ocasiones se trata de un tema del que no es fácil hablar, ya que la muerte fetal está rodeada de múltiples tabúes y factores socioculturales.

¿Qué es un duelo?

Antes de profundizar en el concepto de duelo perinatal, se debe entender que el duelo en sí consiste en un proceso psicológico mediante el cual los individuos se enfrentan a las pérdidas. Es un proceso natural que todas las personas experimentan en alguna ocasión y, además de la muerte de un hijo en el periodo perinatal, también puede desencadenarse por la pérdida de un ser querido, o una pareja, entre otras cosas. 

Durante el desarrollo de las pérdidas perinatales se experimentan múltiples emociones como el enfado, ansiedad y tristeza. Posterior a él suele aparecer el proceso denominado duelo, el cual la mamá o papá  que ha sufrido  la muerte gestacional del hijo trata de adaptarse a la vida tras la pérdida. Este también es un proceso natural e importante.

Tipos de pérdida y muerte perinatal

La muerte perinatal y el duelo perinatal, si bien son conceptos relacionados, no son iguales. El primero se refiere al tipo de muerte en términos biológicos. En cambio, el duelo hace referencia a la respuesta social y afectiva ante este suceso, pero no tiene necesariamente una relación con el término biológico.

En este sentido, hay que mencionar que existen varios tipos de muerte durante y después del embarazo, los cuales se diferencian

Los principales tipos de muerte durante el embarazo o poco después del parto son los siguientes:

  • Muerte neonatal tardía y precoz cuando se da entre el 1 y los 27 días de vida.
  • Muerte perinatal en el caso de que se comprenda entre 22 semanas de gestación o 27 días después del parto.
  • Muerte fetal o intrauterina si se da en las 22 o más semanas de gestación.
  • Otros tipos pueden ser denominados como anembrionada, molar y ectópico.
  • Aborto espontáneo si se da en menos de 22 semanas de embarazo.
  • Aborto inducido si se da la pérdida por razones médicas. 

¿Qué causa la muerte perinatal?

Entre las principales causas se encuentran:

  • Infecciones.
  • Enfermedades de la madre como preclamsia o diabetes, entre otras.
  • Anomalías congénitas.
  • Complicaciones derivadas de problemas durante el embarazo.
  • Fallas en el desarrollo de la placenta.
  • Alteraciones en el cordón umbilical.
  • Trastornos del crecimiento.
  • Crecimiento inadecuado del bebé.
Duelo perinatal

¿Cómo acompañar un duelo perinatal o neonatal?

Es importante que durante el duelo gestacional se ofrezca el espacio necesario a los padres para recoger los recuerdos del bebé y para pasar el tiempo necesario con sus restos. Lo más importante es servir de apoyo para que puedan llorar la pérdida y sean capaces de decir adiós.

Hay que entender que es normal que el proceso de duelo sea doloroso mientras se desarrolla y se acepta. Mientras transcurre, internamente se produce un proceso de armonización y adaptación a lo acontecido.

Como resultado, el acompañante debe permitir que en todo momento afloren en los padres sentimientos de tristeza, culpa o enfado. Se debe entender su posible necesidad de buscar apoyo y suministrar si resulta posible. Asimismo, hay que comprender la importancia de dar tiempo al duelo para transitar durante sus múltiples fases e incluso abrirse a la posibilidad de conseguir ayuda profesional.

¿Cuánto dura un duelo gestacional?

Son muchos los factores que influyen en este tipo de duelo, por lo que no todas las personas lo experimentan durante el mismo tiempo. Generalmente, la duración es de entre dos y cuatro años. Sin embargo, después de seis meses o un año ya no suele ser un acontecimiento con impacto central en la vida de los padres. 

Cabe mencionar que, debido a los tabúes que lo rodean, en la sociedad es frecuente que este tipo de duelo sea muy acallado.

¿Qué no decir ante una pérdida perinatal?

Frases típicas como “Ahora está en un mejor lugar”, “el tiempo sana las heridas” o “todo ocurre por una razón” deberían evitarse. Por el contrario, el mejor apoyo consiste simplemente en acompañar a los familiares que están enfrentando la pérdida, a través de la escucha activa sin juzgar y dando apoyo emocional.

¿Cómo decirle a mi hijo que perdí a mi bebé?

Lo mejor es decirles a los hijos lo ocurrido mediante un discurso claro y corto. No es recomendable la utilización de eufemismos como “se ha ido” o “está durmiendo”. Sin embargo, la forma en que se abordará el tema dependerá de la edad del niño, pues no todos tienen el mismo nivel de comprensión ni pueden reaccionar de la misma manera según su edad.

Además, es importante la honestidad en todo momento y alentar al hijo a realizar todas las preguntas que considere necesarias. Por otro lado, tampoco es recomendable usar explicaciones relacionadas con la religión.

Fases del duelo perinatal

Cuando se presenta la muerte perinatal, se hace necesario recorrer un camino a través de varias fases de duelo. En el caso específico del duelo perinatal, existen ciertos matices que lo diferencian del duelo más tradicional:

1.Negación

Durante esta fase, la cual suele transcurrir en los días, semanas o meses después de la pérdida, se experimenta un profundo dolor emocional. Normalmente, los padres entran en la fase después de recibir la noticia de la muerte del hijo. Son comunes pensamientos como “Esto no puede estarme pasando”:

La incredulidad ante lo ocurrido es una forma de la mente de defenderse ante la horrorosa situación por la que se está atravesando.

2.Ira

Esta fase suele ser más acentuada en la madre, ya que es frecuente que sienta culpa por lo sucedido y se cuestione su rol en la pérdida. A veces la madre podría no culpar a su comportamiento durante la gestación, sino a los médicos o incluso a Dios si la persona es religiosa.

3.Negociación

Se caracteriza por ser la etapa más corta. Después de ella, puede venir la depresión de forma inmediata. Es una fase colmada de mucha confusión y preguntas como “¿Qué hubiera pasado si…? Pese a ser corto, también involucra mucho dolor emocional, pues se fantasea con la idea de cómo habría sido la vida con el hijo perdido.

4.Depresión

En esta fase pueden aparecer síntomas fisiológicos como la pérdida de sueño o apetito y se presentan fuertes sentimientos de tristeza. También es posible que los padres sientan ansiedad ante la idea de otro embarazo por la creencia de que podrían perder al bebé de nuevo.

5.Aceptación

Es la fase final del duelo perinatal. Aquí los padres logran asumir la pérdida y se adaptan para vivir con la ausencia del hijo fallecido. Lentamente, se regresa a la rutina cotidiana y el deseo de tener otro hijo puede reaparecer.

La Psicología perinatal

Esta es una especialidad de psicología que tiene en consideración todos los aspectos psicológicos relacionados con el parto, posparto, concepción y embarazo.

Los especialistas de esta rama se encargan de brindar apoyo, cuidado, prevención intervención y diagnóstico en todo lo que involucre a la familia y la mujer en el proceso gestante. Los psicólogos perinatales están cualificados para ayudar a enfrentar los diferentes efectos emocionales de esta etapa.

Día internacional del duelo perinatal

El 15 de octubre se conmemora el Día Mundial de Conmemoración de la Pérdida del Embarazo y el Lactante, mejor conocido como Día Internacional del Duelo Perinatal. En diferentes partes del mundo se suelen hacer actividades como encendido de luces en honor a los bebés fallecidos. Los países que más suelen conmemorar este día son Australia, Canadá y Estados Unidos.

Diferencia entre aborto espontáneo y muerte fetal

La diferencia se encuentra en el tiempo en que ambos tipos de muerte ocurren. La muerte fetal ocurre después de las 20 semanas de gestación, mientras que el aborto espontáneo ocurre antes de las 20 semanas de gestación.

Cabe destacar que la muerte fetal también posee tres tipos de clasificaciones según la semana del deceso:

  • Muerte fetal temprana entre las semanas 20 y 27 de gestación.
  • Muerte fetal tardía entre las semanas 28 y 36 de gestación.
  • Muerte fetal a término tras las 37 semanas de gestación.

Literatura Relacionada

Se han escrito múltiples libros sobre este tema. Estos pueden servir como un apoyo importante para las personas que enfrentan el duelo perinatal, permitiéndoles conocer experiencias de otras personas con el mismo e informarse más sobre el tema. Algunos de los más conocidos son:

La huella de Mikel: Historia de un duelo perinatal

Este libro cuenta una historia real de cómo una matrona afrontó la pérdida de su hijo. No se trata de una guía sobre el duelo, sino una narración en primera persona que ayuda a las personas a comprender lo que se siente perder a un hijo no nacido.

Se trata de una lectura con una alta carga emocional, la cual involucra aspecto como la ilusión del principio, el vació tras el deceso y la valentía necesaria para lograr superar el duelo.

La cuna vacía

Como permite intuir el título, se trata de un libro en que su autora, Mariana Koppman, habla sobre la experiencia de perder un embarazo. Resalta por estar complementado con una profunda investigación cualitativa de mujeres uruguayas que se vieron afectadas por abortos clandestinos.

Diario de un duelo gestacional 

En este libro, María Dolores García permite al lector conocer todo lo que involucran las diferentes etapas de duelo perinatal. Posee varias sugerencias para atravesar dicho duelo y también ayuda a que los lectores logren conectar positivamente con su dolor.

Es considerado como uno de los mejores libros sobre el duelo gestacional y ha sido un éxito elogiado por la crítica.

Grupos de apoyo del Duelo Perinatal

En todo el mundo existen diferentes grupos de apoyo al duelo perinatal como el Creole Perinatal Loss Group, Child Bereavement UK’s Spanish y el Southern Obstetrics & Gynecology Center’s Perinatal Loss Support Group. En el caso específico de España, se puede encontrar Umamamieta, Compartim y la Federación Española de Duelo Gestacional.

Umamanita

Se trata de una organización sin fines de lucro radicada en España que se centra en otorgar apoyo a aquellos padres que padecen la pérdida de un hijo poco después del parto o durante el embarazo.

Su fundación se remonta a 2007, año en que Jillian Cassidy perdió a su hija Uma. La organización está presente en indiegogo y Twitter, desde donde se encarga de emitir mensajes para concientizar sobre el tema y recolectar fondos para su causa.

Compartim

Esta organización nace en Barcelona como parte de un proyecto de la Fundación Medicina Fetal Barcelona. Su objetivo es ayudar a las personas a tratar y respetar el duelo perinatal de la mejor forma posible. Para esto, ofrece apoyo gratuito a todo aquel que lo necesite.

Esto mediante sesiones de noventa minutos fuera de ambientes hospitalarios. Ofrecen a las personas que enfrentan un duelo gestacional la posibilidad compartir con alguien las emociones que sienten, entre lo que se pueden encontrar más padres que atraviesan lo mismo. Asimismo, también cuentan con apoyo terapéutico y profesionales especializados.

Películas relacionadas con el Duelo Perinatal

Además de la literatura relacionada, se puede saber más sobre el tema con películas como «El amor y otras cosas imposibles» (2009), «Fragmentos de una mujer» (2009) uy «Return to Zero» (2014). El beneficio de estas películas radica en que otorgan una visión del duelo perinatal de manera emotiva.

Conclusiones SOBRE DUELO PERINATAL

La muerte fetal es un suceso real del que no se suele hablar mucho, el cual puede involucrar un gran malestar emocional en los padres al verse obligados a afrontar la pérdida de su hijo.

.Como en todo proceso de duelo, es necesario pasar a través de múltiples fases antes de lograr adaptarse a lo ocurrido y poder recuperar el bienestar emocional. La dificultad para conseguir tal adaptación varía de una persona a otra y, cuando resulta demasiado complicado llegar a la aceptación, es recomendable considerar conseguir ayuda profesional.

newsletter awen psicologia

SUSCRÍBETE y recibe noticias sobre salud mental y emocional

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Sobre la Autora

montse awen

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Trabajo en consulta privada desde el 2010 con pacientes adultos y parejas.

Mi formación:

  • Licenciada en Psicología por la Universitat de Barcelona (2010)
  • Postgrado en Terapia Gestalt. Escola Taller de Gestalt, Barcelona (2006-2010)
  • Terapeuta integrativa en el programa SAT impartido por el Dr. Claudio Naranjo -Programa SAT- 2009-2014 (520h)

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

Deja un comentario