Disciplina Positiva para Adolescentes

Artículo Actualizado el:

 

Disciplina Positiva aplicada Adolescentes. Guía para padres 𝗰𝗼𝗻 𝗲𝗷𝗲𝗺𝗽𝗹𝗼𝘀

El anhelo de todo buen padre es que sus hijos sean personas correctas y educadas, pero conseguir esto durante la adolescencia puede llegar a ser muy difícil, ya que se trata de una etapa donde las metodologías disciplinarias tradicionales pierden su eficacia. Es ahí donde la disciplina positiva para adolescentes puede convertirse en el mejor aliado de cualquier padre.

Esta metodología educativa puede ayudarte incluso cuando sientes que tu relación con tus hijos no está pasando por su mejor momento. Esto es una gran ventaja con respecto a la educación tradicional basada en condicionamientos de premio y castigo, ya que la disciplina positiva no obstaculiza la relación con los hijos cuando no se comportan adecuadamente, a diferencia de la educación tradicional, en la cual la relación entre padres e hijos podría complicarse a causa de los castigos.

¿En qué consiste la disciplina positiva con adolescentes?

disciplina positiva para adolescentesPara entender mejor este método de enseñanza hay que saber que consiste en ofrecer a las padres herramientas para que puedan detectar cuáles son las motivaciones y necesidades ocultas detrás de las acciones de sus hijos adolescentes.

Cuando se identifican estas motivaciones y necesidades, los padres obtienen la capacidad de manejar mejor la forma en que educan a sus hijos, de manera que puedan enfocar las cosas siempre desde una perspectiva positiva.

¿Cómo se aplica la disciplina positiva para adolescentes?

Para poder aplicar la disciplina positiva en adolescentes, lo más importante es que los padres comprendan cuáles son las bases de esta metodología. Si se conocen correctamente, es posible adaptarlas a cualquier situación, lo que permite identificar las motivaciones y necesidades que se deben conocer para posteriormente contribuir a la disciplina de los hijos durante la adolescencia.

➲ No debes pretender ser su amigo, sino su padre

Si quieres usar la disciplina positiva con tus hijos adolescentes, es esencial que tengas claro desde un principio cuál es tu rol en la relación. Uno de los errores más comunes de los padres es pretender adoptar el rol de amigos de sus hijos, abandonando el rol de padres en el proceso.

El problema de intentar ser amigos de los hijos y no sus padres radica en que durante la adolescencia necesitan sentir que poseen cierta independencia, al buscarla es natural que dejen un poco de lado a sus padres. Los padres deben respetar esta necesidad de independencia y no intentar cambiarla tratando de convertirse en los amigos de sus hijos.

Cabe destacar que esto no quiere decir que el vínculo entre padres e hijos no se debe trabajar. La clave de este pilar es potenciar una comunicación sin juzgamientos. Esta es la única forma de lograr que los hijos sientan la suficiente confianza como para abrirse con sus padres, de manera que puedan expresar abiertamente sus vivencias y deseos, aspectos que es necesario conocer para realizar una disciplina positiva con adolescentes.

Ejemplo 1  disciplina positiva para adolescentes

Como ejemplo de esta clase de comunicación sin juzgamientos se encuentra el respeto ante las emociones o amigos de los hijos. Incluso cuando no parezcan adecuados, es necesario transmitirle al adolescente la idea de que lo consideras y estás a su lado.

Ahora bien, en los casos en que sea necesario poner restricciones en estos aspectos, la disciplina positiva establece siempre la búsqueda de acuerdos de ganar-ganar entre padres e hijos, al menos en la mayoría de ocasiones. Si logras realizar estos acuerdos con tus hijos, aun cuando tengan que ajustarse a la disciplina que les inculques se sentirán respetados y valorados.

 

➲ El tiempo juntos y la comunicación son imprescindibles

Para lograr una comunicación efectiva con los hijos no hay que enfocarse sólo en hablar, sino también en escuchar. De hecho, al aplicar la disciplina positiva con adolescentes es indispensable saber escuchar a los hijos y hacer que se sientan escuchados.

Si tus hijos sienten constantemente la necesidad de hablar contigo, se trata de una señal muy positiva. Estas conversaciones deben fundamentarse sobre el cariño y el amor, de manera que el hijo siempre sienta que no está siendo juzgado y que sus padres son las mejores personas a las que puede contarles sus asuntos personales.

No obstante, no basta con tener una comunicación efectiva con los hijos. La comunicación necesita de tiempo juntos para nutrirse. La forma más simple de pasar tiempo con los hijos es durante las horas de comer, ya que se trata de momentos que facilitan preguntarles a los hijos cómo han estado sus días. Al hacer esto se refuerza el vínculo afectivo y se fomenta la comunicación.

Ejemplo 2 disciplina positiva para adolescentes

Durante la hora de la cena se puede contar a los hijos cómo estuvo el día para incentivarlos a abrirse y, posteriormente, preguntarles cómo estuvo el día de ellos. Dependiendo de cómo se desarrolla la comunicación con los hijos es posible detectar si tienen problemas o, por el contrario, si no existen inconvenientes.

La clave para aplicar la disciplina positiva en estos momentos es no tratar de controlar a los hijos, sino tratar de guiarlos. Esto hará que se sientan a gusto comunicando sus problemas con sus padres y también les hará saber que siempre podrán ser escuchados por los mismos.

➲ La enseñanza siempre debe tener un enfoque positivo

disciplina positiva en adolescentesLa empatía, el respeto y la asertividad siempre forman parte de la enseñanza mediante la disciplina positiva aplicada a adolescentes. Esto es totalmente contrario a la educación mediante gritos y castigos, ya que en estos últimos casos se parte de un enfoque negativo.

Muchas veces los hijos que tienden a romper las reglas o decir mentiras han adoptado estos comportamientos debido a que sus padres se encargaban de disciplinarlos mediante metodologías negativas. La buena noticia es que esta clase de comportamientos se pueden corregir mediante la disciplina positiva.

El primer paso para lograr estos cambios de actitud en los hijos es abandonar los castigos y gritos. Cuando se hace esto, lo siguiente será potenciar la comunicación, siempre dándole un enfoque positivo, de manera que se logre conectar emocionalmente con los adolescentes.

Ejemplo 3 disciplina positiva para adolescentes

Si el adolescente hace algo inadecuado, no es necesario castigarlo o gritarle, sino hacerle entender mediante una comunicación asertiva que debe responsabilizarse de todas sus acciones. Por tanto, cuando el hijo tiene un problema debido a sus acciones, el padre debe servir de orientador para que el adolescente aprenda cómo lidiar con las consecuencias de sus actos.

➲ Los límites siempre deben imponerse con argumentos

El hecho de enfocar las cosas siempre desde una perspectiva positiva no quiere decir que no se deban imponer límites a los hijos. El detalle radica en que estos límites deben estar justificados en valores que pueden ser comprendidos de forma consciente.

Por ello, se debe hacer partícipe a los adolescentes de los límites, ya que cuando no entienden las razones detrás de los límites se entorpece la disciplina positiva y se dificulta el desarrollo de la capacidad de los hijos para plantearse sus propios límites al crecer.

Ejemplo 4  disciplina positiva para adolescentes

Si se establece un horario de llegada para los hijos, es necesario explicarles las razones por las cuales es necesario establecer este límite y no transmitirles a los hijos la idea de que se trata de un simple capricho paterno. La clave está en asegurarse de que los hijos comprendan la importancia de los límites.

disciplina positiva adolescentes

➲ La firmeza y la amabilidad deben ir de la mano

Como último punto para aplicar la disciplina positiva con adolescentes se tiene que mencionar la importancia de mezclar la firmeza y la amabilidad siempre en esta metodología.

La amabilidad se refiere a que siempre se deben tener en cuenta las necesidades del adolescente y la firmeza hace referencia a que nunca debe dejarse de lado el respeto a las situaciones y el papel de los padres.

Es un grave error aplicar estas dos vertientes de manera individual al disciplinar a los hijos, ya que cuando no se aplican a la vez, no se logra una educación positiva.

Ejemplo 5  disciplina positiva para adolescentes

Si un hijo ha sobrepasado sus límites, al comunicarse con él se deben tener en cuenta las razones por las que lo ha hecho y se debe evitar comunicarse con negatividad. Asimismo, se le debe comunicar las propias necesidades paternas o de la situación según sea el caso y explicarle que sus actos tienen consecuencias de las que debe hacerse responsable.

montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Redactora de ​este blog.

Trabajo en consulta privada desde el 2010 en el Prat de LLobregat con pacientes adultos y parejas. Mi formación es humanista.

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

1 comentario en «Disciplina Positiva para Adolescentes»

  1. Pingback: 𝖢𝗈𝗇𝗈𝖼𝖾 los cambios psicológicos en la adolescencia.

Deja un comentario