Consulta Sanitaria de Psicología en El Prat de LLobregat registrada con el nºE08609434 en el Departament de Salut de la Generalitat

Transferencia y contratransferencia: Definición, identificación y Ejemplos

Artículo Actualizado el:

El psicoanálisis de Sigmund Freud se fundamentó en múltiples procesos psicológicos que, según sus postulados, se originaban en el inconsciente humano y eran responsables de la forma de sentir, pensar y comportarse. Entre tantos conceptos que abarcan dichos procesos, unos de los más interesantes son los de transferencia y contratransferencia.

La particularidad que los hace tan curiosos es que se centran en las fuerzas inconscientes que influyen en la relación del psicoanalista y el paciente y los efectos que esto puede conllevar.

Orígenes de los términos

Ambos términos, transferencia y contratransferencia, se originaron en la psicología y han evolucionado a lo largo de los años.

La transferencia fue introducida por Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, a principios del siglo XX. Freud describió la transferencia como el fenómeno en el cual los sentimientos, pensamientos y patrones de relación que originalmente se dirigían a personas significativas en la vida del paciente son redirigidos hacia el terapeuta durante la terapia. 

Por su parte, la contratransferencia, la cual fue también introducida por Freud en su artículo “Las perspectivas futuras de la terapia psicoanalista” publicado en 1910, se refiere a los sentimientos y reacciones emocionales del terapeuta hacia el paciente, que pueden ser una respuesta a la transferencia del paciente.

¿Qué es la transferencia?

En términos más claros, la transferencia es un fenómeno psicológico en el que los patrones de relación y los sentimientos inconscientes que se originan en experiencias pasadas se proyectan en la relación terapéutica

Esto significa que durante la terapia el paciente puede comenzar a ver al terapeuta como una figura significativa del pasado, como un padre o una figura de autoridad, y reaccionar hacia él de acuerdo con esas experiencias pasadas

La transferencia puede manifestarse de diferentes maneras, como idealización, dependencia, desconfianza o agresividad, dependiendo de las experiencias y conflictos emocionales del paciente.

La Transferencia y la terapia centrada en el cliente

En el enfoque de terapia centrada en el cliente, desarrollado por Carl Rogers, la transferencia se considera una parte integral del proceso terapéutico.

Rogers creía que cuando el terapeuta proporciona un ambiente cálido, empático y sin juicios, el paciente tiene la libertad de expresar sus pensamientos y emociones sin restricciones. En este contexto, la transferencia puede surgir como una forma de explorar y comprender las experiencias y los patrones de relación del paciente.

¿La transferencia ocurre fuera de la terapia?

Aunque podría pensarse lo contrario, lo cierto es que la transferencia no se limita exclusivamente al entorno terapéutico. Lo que ocurre es que más comúnmente observada en la relación terapeuta-paciente, pero puede manifestarse en otras relaciones personales

Por ejemplo, la transferencia puede surgir en relaciones íntimas, amistades o incluso en interacciones cotidianas. Estos patrones de relación pueden estar influenciados por las experiencias pasadas y las dinámicas emocionales previas del individuo.

¿La transferencia es consciente o inconsciente?

La transferencia puede ser tanto consciente como inconsciente. En algunos casos, el paciente puede ser consciente de los sentimientos que surgen hacia el terapeuta y reconocer que están relacionados con experiencias pasadas

Sin embargo, en otros casos, la transferencia puede ser completamente inconsciente, lo que significa que el paciente no es consciente de las influencias emocionales y los patrones de relación que están en juego.

trasferencia-contratrasferencia

¿Qué es la transferencia sexualizada?

La transferencia sexualizada es un tipo específico de transferencia en la que los sentimientos y deseos sexuales se proyectan en el terapeuta. Puede manifestarse como atracción romántica, enamoramiento o fantasías sexuales hacia el terapeuta. 

Dada su naturaleza, este tipo de transferencia plantea desafíos adicionales en la terapia y requiere que el terapeuta maneje cuidadosamente la situación para mantener los límites éticos y profesionales, lo cual puede llegar a ser todo un reto.

¿Es positivo cuando se da la transferencia en terapia?

La transferencia no se considera ni positiva ni negativa en sí misma. Es un fenómeno natural que surge en el proceso terapéutico y puede proporcionar información valiosa sobre los conflictos y las dinámicas emocionales del paciente. 

La buena noticia es que, a través del análisis y la exploración de la transferencia, el terapeuta y el paciente pueden comprender mejor los patrones de relación y trabajar hacia una mayor conciencia y cambio.

Ejemplos de Transferencia

La transferencia puede manifestarse de diferentes maneras y variar según cada individuo y su historia personal. Algunos ejemplos comunes de transferencia incluyen:

  • Un paciente que idealiza al terapeuta y lo ve como un padre amoroso debido a experiencias pasadas de falta de afecto paterno.
  • Una paciente que desconfía del terapeuta y cree que tiene segundas intenciones debido a experiencias previas de traición en relaciones íntimas.
  • Un paciente que se muestra excesivamente dependiente del terapeuta y busca constantemente su aprobación y validación debido a una historia de falta de apoyo emocional.

¿Cómo procede un terapeuta si identifica que se está dando trasferencia?

Cuando un terapeuta identifica la transferencia en la relación terapéutica, es importante abordarla de manera cuidadosa y comprensiva. El terapeuta puede discutir abiertamente los sentimientos y las dinámicas que están surgiendo, ayudando al paciente a comprender cómo la transferencia se relaciona con sus experiencias pasadas. 

Lo importante es conseguir que el paciente gane una mayor conciencia de sus patrones de relación y emociones, lo que puede conducir a un mayor autoconocimiento y crecimiento personal.

¿Qué es la contratransferencia?

La contratransferencia se refiere a los sentimientos, reacciones y actitudes emocionales que el terapeuta experimenta hacia el paciente en el proceso terapéutico. Estos sentimientos pueden ser una respuesta consciente o inconsciente a la transferencia del paciente. La contratransferencia puede incluir emociones como simpatía, frustración, enojo o atracción hacia el paciente.

¿Cómo gestionan los psicólogos y terapeutas la contratransferencia? ¿Influye en el tratamiento y el vínculo terapéutico?

Los psicólogos y terapeutas están entrenados para reconocer y gestionar la contratransferencia de manera ética y profesional. La contratransferencia puede proporcionar información valiosa sobre la dinámica terapéutica y los aspectos inconscientes que pueden estar surgiendo. 

Por ello, los terapeutas trabajan en su propia autoconciencia y utilizan la supervisión y el apoyo profesional para procesar y comprender sus propias reacciones emocionales. Al abordar y gestionar la contratransferencia de manera adecuada, se fortalece la relación terapéutica y se garantiza un ambiente seguro y efectivo para el paciente.

Por tanto, con un manejo profesional, la influencia en el vínculo terapéutico y el tratamiento de la contratransferencia puede ser bastante positiva.

Ejemplos de contratransferencia

Algunos ejemplos de contratransferencia pueden incluir:

  • Un terapeuta que siente una atracción romántica hacia el paciente.
  • Un terapeuta que experimenta frustración o irritación ante la resistencia del paciente al cambio.
  • Un terapeuta que se siente abrumado por los problemas del paciente y tiene dificultades para establecer límites claros.

Teorías de la psicología detrás de los conceptos trasferencia y contratrasferencia

Existen varias teorías psicológicas que respaldan y explican los conceptos de transferencia y contratransferencia. Algunas de estas teorías incluyen:

Teoría psicoanalítica

La teoría psicoanalítica de Sigmund Freud fue fundamental en el desarrollo de los conceptos de transferencia y contratransferencia. Freud creía que la transferencia se basa en los patrones de relación y los deseos inconscientes que se originan en la infancia.

Por su parte, la contratransferencia, según Freud, es una respuesta del terapeuta a la transferencia del paciente y puede reflejar conflictos no resueltos en la vida del terapeuta.

Perspectiva social-cognitiva

Desde la perspectiva social-cognitiva, la transferencia se entiende como una forma de aprendizaje social y se considera que los patrones de relación y los esquemas cognitivos se forman a través de las interacciones pasadas, y a su vez estos patrones se proyectan en las relaciones actuales, incluida la relación terapéutica. 

Por otro lado, la contratransferencia es percibida como una respuesta del terapeuta a los esquemas y creencias del paciente.

Teoría del apego

La teoría del apego sugiere que la transferencia puede estar relacionada con los estilos de apego desarrollados en la infancia. Los patrones de relación y las expectativas de intimidad y cuidado se pueden proyectar en la relación terapéutica. 

La contratransferencia, desde esta perspectiva, se ve como una respuesta del terapeuta a las necesidades y comportamientos del paciente basados en el estilo de apego.

Diferencias entre: transferencia, percepción y proyección

Es importante distinguir la transferencia de otros conceptos relacionados, como la percepción y la proyección, los cuales a veces pueden llegar a confundirse debido a ciertas similitudes.

Hay que aclarar que la transferencia se refiere a la proyección de patrones de relación y sentimientos inconscientes en la relación terapéutica, mientras que la percepción es la forma en que percibimos y comprendemos a los demás y al mundo que nos rodea. La proyección, por otro lado, implica atribuir nuestros propios sentimientos, pensamientos o deseos a otros.

La diferencia clave es que la transferencia implica la proyección de patrones emocionales del pasado en la relación terapéutica, mientras que la percepción y la proyección se refieren más a la forma en que interpretamos y atribuimos significado a las experiencias.

Para entenderlo de forma más clara, un ejemplo de transferencia sería cuando un paciente experimenta fuertes sentimientos de dependencia hacia su terapeuta, recordando inconscientemente la relación con una figura de autoridad en su infancia, como un padre o madre.

Por otro lado, un ejemplo de percepción sería el caso de un paciente que ha tenido experiencias previas negativas con figuras de autoridad y debido a esto es posible que perciba a su terapeuta como distante o crítico, incluso si el terapeuta está brindando un ambiente seguro y de apoyo.

En el caso de la proyección, que es uno de los mecanismos de evitación más conocidos, un ejemplo sería un paciente que puede proyectar su ira hacia el terapeuta, creyendo que el terapeuta está enojado o juzgándolo, cuando en realidad es el paciente quien experimenta esos sentimientos.

Conclusiones

La transferencia y la contratransferencia son conceptos fundamentales en el psicoanálisis, que surgen de las dinámicas emocionales y los patrones de relación del paciente. 

Ambos son capaces de proporcionar información valiosa sobre los conflictos y las experiencias pasadas del paciente y del terapeuta.

Además, su exploración puede influenciar positivamente el desarrollo de la terapia con una gestión profesional.Tan solo es importante que el terapeuta sea capaz de manejar ambos conceptos de forma ética y profesional, de manera que no entorpezca el vínculo terapéutico o la psicoterapia en sí.

newsletter awen psicologia

SUSCRÍBETE y recibe noticias sobre salud mental y emocional

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Sobre la Autora

montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Trabajo en consulta privada desde el 2010 con pacientes adultos y parejas.

Mi formación:

  • Licenciada en Psicología por la Universitat de Barcelona (2010)
  • Postgrado en Terapia Gestalt. Escola Taller de Gestalt, Barcelona (2006-2010)
  • Terapeuta integrativa en el programa SAT impartido por el Dr. Claudio Naranjo -Programa SAT- 2009-2014 (520h)

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

1 comentario en «Transferencia y contratransferencia: Definición, identificación y Ejemplos»

  1. Hola, buenos días, soy Miguel Angel Rodríguez Alanis de Ciudad de México, tengo 53 años, soy padre de 2 hermosas hijas (20 y 15 años de edad) y felizmente esposo (ella Pscoanalista por cierto). He iniciado sesiones de Psicología con Doctor Psiquiatra y Psicologo. En mi vida tras haber estado en sesiones con 4 Psicologos/as (1 Mujer y 3 Hombres) por alredor de 10 años en suma, hoy me siento muy seguro y fluyo mucho mejor con la experiencia actual de mi Dr. Psicologo/Psiquiatra (aún no hemos llegado a la parte de medicación, se sugiere quizás no sea requerido). Este material de Contratransferencia me ha sido muy útil para entender como es que hoy fluyo tan bien con mi Doctor que entre sesiones puedo liberar muchos pensamientos y hago notas, estoy construyendo mucho. Gracias por compartir esta información es valiosa!

    Responder

Deja un comentario