Conoce la Inteligencia Límite: definición, características generales

Artículo Actualizado el:

¿Qué es la inteligencia límite?

La inteligencia límite (IL) es una condición que poseen algunas personas. Fácilmente puede pasar desapercibida, pues la IL no impide comprender el mundo, desenvolverse en él o realizar procesos de vida. Sin embargo, para estas cosas podría ser necesario contar con ciertos tipos de apoyo.

La característica más notable de quienes tienen esta condición es que su cociente intelectual (CI) oscila entre 70 y 85. Cabe mencionar que la diferencia entre las personas con IL es comparable a la diferencia entre personas sin dicha forma de discapacidad intelectual.

coeficiente intelectual

¿Qué es el coeficiente intelectual?

El coeficiente intelectual, técnicamente llamado cociente intelectual (CI) consiste en una medida para estimar el nivel general de inteligencia de un individuo. El puntaje del CI se obtiene mediante la realización de test estandarizados que han sido precisamente diseñados para tal función.

¿Cómo se hace un diagnóstico de inteligencia límite discapacidad intelectual ligera?

Actualmente, no se ha diseñado un patrón definitivo para diagnosticar la IL. Por tanto, resulta complejo determinar con precisión cuando una persona la padece. En consecuencia, suele confundírsele con otros trastornos relacionados como el Trastorno de Atención con Hiperactividad (TDAH), dificultades graves de aprendizaje o trastornos generalizados del desarrollo.

Ante la ausencia de un patrón definitivo, los especialistas proceden a realizar un diagnóstico de esta discapacidad intelectual centrándose en la detección de las manifestaciones de dicho trastorno.

¿Cuáles son las causas de la inteligencia límite?

Entre las diferentes causas que se asocian con la inteligencia límite se encuentran las siguientes:

1. Condiciones genéticas

Se teoriza que los genes heredados de los padres podrían ser responsables de la IL. Asimismo, anomalías genéticas durante la combinación de los genes o por otras razones también podrían provocar el problema.

Algunos de los ejemplos más notables de IL a causa de condiciones genéticas son el síndrome frágil X, phenylcetonuria (PKU) y el síndrome de Down.

2. Problemas durante el desarrollo del embarazo

Otra de las causas puede encontrarse en problemas de desarrollo durante el embarazo. Estos problemas pueden presentarse en madres drogadictas, que ingieren alcohol o que durante su embarazo presentan alguna infección como rubéola.

3. Problemas durante el parto

 

Incluso los problemas al momento de nacer podrían tener como consecuencia la inteligencia límite. Por ejemplo, el caso de un bebé que no reciba suficiente oxígeno al nacer.

4. Daños en la salud

 

Ciertas enfermedades como la varicela, meningitis o tos convulsiva se asocian con la inteligencia límite. Asimismo, el daño a la salud por causas externas como un cuidado médico insuficiente, consumo de productos tóxicos como plomo o mercurio o malnutrición extrema también pueden provocarla.

Es importante tener en cuenta que la capacidad intelectual límite es una discapacidad, no una enfermedad. Por tanto, no es contagiosa. Asimismo, tampoco se puede catalogar como un trastorno mental como, por ejemplo, la depresión. De hecho, la mayoría de personas con esta discapacidad tienen una gran capacidad de aprendizaje. La diferencia entre quienes tienen IL y no radica en que quienes la tienen necesitan más esfuerzo y tiempo para aprender.

¿Cómo se reconoce a una persona con inteligencia límite?

Debido a que las personas con inteligencia límite no tienen rasgos físicos que reflejen la condición, no es fácil notarla a simple vista. Para reconocerla es necesario fijarse en manifestaciones como problemas para resolver conflictos, escasas habilidades sociales, dificultad para tomar decisiones, dificultad relacionada con la orientación espacial-temporal o manejo del dinero, entre otras manifestaciones.

Por otra parte, en algunos países las personas con esta condición portan un documento oficial que los acredita legalmente como discapacitados. Esto facilita su reconocimiento en la sociedad.

Las personas con capacidad intelectual límite comprenden a una población que se encuentra sobrerrepresentada en contextos de vulnerabilidad. Sin embargo, no todos los que tienen esta condición se encuentran en una situación de vulnerabilidad o exclusión social.

Esto último se debe a que, como ya se mencionó, existe un gran número de personas con inteligencia límite que pueden adquirir muchos conocimientos, pese a que deben dedicar más esfuerzo del usual.

En este sentido, a nivel general se puede decir que la situación social de estas personas con inteligencia límite, siempre presenta un contexto de desventaja y desigualdad arraigado a la diversidad disfuncional que presentan.

Inteligencia límite y carnet de conducir

Aunque para la mayoría de las personas sacar un carnet de conducir no representa un gran reto, muchas veces puede ser difícil obtenerlo para las personas con inteligencia límite. Sin embargo, el hecho de que suela ser difícil no implica que sea imposible.

Una gran cantidad de personas con esta discapacidad intelectual son capaces de sacar su carnet de conducir, aunque existen algunas excepciones. Debido a lo complejas que pueden ser las barreras de las pruebas para sacar el carnet de conducir, existen algunas organizaciones humanitarias enfocadas en suministrar apoyo a personas con discapacidad intelectual para que logren sacar un carnet de conducir.

Inteligencia límite y trastornos del neurodesarrollo

Existe una estrecha relación entre los trastornos del neurodesarrollo y la inteligencia límite, sobre todo con el TDAH. Sucede que dichos trastornos influyen sobre la capacidad intelectual de quienes los padecen.

Por ello, cuando se detectan precozmente y se interviene sobre ellos, es posible que se prevenga el desarrollo de muchos trastornos de inteligencia límite. Además, en caso de que no se evite por completo, podría reducirse la gravedad. Por ejemplo, cuando el paciente presenta TDAH, el tratamiento podría paliar el impacto del trastorno sobre la memoria, mejorando la capacidad intelectual en consecuencia.

 CONCLUSIONES

Quienes presentan capacidad intelectual no son tan diferentes de las personas corrientes como podría pensarse. Simplemente presentan una condición que les impone mayores obstáculos en su desarrollo cognitivo. Como resultado, están ante una desventaja que muchas veces los coloca en una posición vulnerable, pero mediante esfuerzo y dedicación es posible que superar esta dificultad acrecentada para cumplir sus objetivos.

Referencias Bibliográficas

montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Redactora de ​este blog.

Trabajo en consulta privada desde el 2010 en el Prat de LLobregat con pacientes adultos y parejas. Mi formación es humanista.

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

Deja un comentario