¿Cómo utilizar la comunicación no verbal durante una entrevista de trabajo?

Artículo Actualizado el:

Uno de los pasos más importantes en el camino hacia un posible nuevo empleo, es el cuidar la comunicación no verbal en la entrevista de trabajo. Aunque la mayoría de las personas se preparan concienzudamente qué van a decir (la comunicación verbal), pocas se preparan el cómo decirlo (la comunicación no verbal). Y la realidad es que ésta puede llegar a transmitir mucha información sin que nos demos cuenta.

La importancia de la comunicación no verbal, también llamada lenguaje no verbal, es tan grande que en una entrevista puede tener mucho más impacto la forma en que se dice algo que lo que se está diciendo en sí. Es común que los entrevistadores evalúen detenidamente la actitud del candidato, la forma en que se desenvuelve y sus expresiones faciales.

Además, la seguridad con la que actúa la persona puede revelar muchos detalles sobre cómo de capacitada se percibe a sí misma para el puesto, lo que puede llegar a ser suficiente para determinar la elección entre un candidato u otro.

¿Qué es la comunicación no verbal?

La comunicación no verbal es el conjunto de señales, emociones y mensajes sutiles que transmitimos con el cuerpo a través de la postura, las expresiones faciales, los gestos y la actitud.

Los expertos coinciden en que la comunicación no verbal es más reveladora que la verbal. Aporta mucha más información sobre nosotros porque, en la mayoría de ocasiones, ni la controlamos ni la disimulamos, con lo que siempre está de manifiesto.

A nivel inconsciente, detalles tales como el semblante, la colocación en la silla, qué hacer con las manos o incluso una mirada, pueden revelar información relacionada con la forma en que una persona se siente o lo que está pensando en un determinado momento. De hecho, en la mayoría de ocasiones las personas se comunican no verbalmente sin ser conscientes de ello.

Importancia del lenguaje no verbal

La importancia del lenguaje no verbal radica en que las miradas, la imagen personal y los gestos pueden decir muchas cosas sobre la persona que está siendo entrevistada. Dada la naturaleza analítica de las entrevistas de trabajo, este es uno de los contextos donde más atención se le da al lenguaje no verbal.
En ocasiones las personas transmiten algo verbalmente que se contradice con su lenguaje no verbal. Por ejemplo, pueden afirmar que se consideran bastante cualificados para el puesto, pero sus gestos denotan inseguridad y nerviosismo.

En estos casos, el lenguaje no verbal, al ser inconsciente, tiene mucho más peso en la entrevista, por lo que aprender a controlarlo es vital para asegurar el mejor resultado posible.

Ya que es difícil de manejar conscientemente, en especial en una entrevista de trabajo en la que estamos nerviosos porque nos sentimos observados y juzgados, es importante preparar antes la entrevista y su puesta en escena: hablar delante de un espejo, sentados en una silla simulando la entrevista, incluso ponernos la ropa que pensamos llevar ese día, hablando en voz alta explicando, por ejemplo, nuestro currículum.

El lenguaje no verbal en una entrevista laboral

Aunque dominar el control de la comunicación no verbal requiere mucha práctica, aplicar las siguientes pautas puede ser suficiente para marcar una diferencia durante una entrevista laboral:

1. La transmisión del lenguaje verbal

Un principio importante de la comunicación expresada mediante el cuerpo, conocida como kinesia, es que la postura, movimientos y cambios deben estar todos orientados en conjunto y no de forma individual a cumplir los objetivos que se desea. Esto se debe a que cuando se transmite información mediante el lenguaje no verbal, el inconsciente la analiza por completo en el contexto.


Por ejemplo, al estar sentado para la entrevista la postura debe ser erguida y relajada, pero también se recomienda juntar las piernas y fijar los pies en el suelo. Las piernas estiradas reflejan prepotencia y las piernas cruzadas inseguridad, por lo que ambas se deben evitar.


Por su parte, las manos deben mantenerse con los pulgares juntos para denotar confianza. Las manos entrelazadas deben evitarse, ya que transmiten nerviosismo y ansiedad. De igual forma, se debe evitar cogerse las muñecas porque transmite que no se sabe cómo actuar.

2. Contacto visual

Mantener la mirada fija mientras se habla transmite confianza, pero cambiarla con demasiada frecuencia transmite que se está ocultando información o que se está mintiendo.
Esto no quiere decir que se deba mantener la mirada sobre los ojos del entrevistador en todo momento, sino que se debe manejar de forma fluida y natural de acuerdo a cómo se desenvuelva la comunicación.
Si se utiliza mascarilla durante la entrevista, la mirada tiene mayor peso debido a que la boca no es visible. También es importante evitar los tics nerviosos relacionados con gestos de la mirada o las cejas.

3.Sonrisa

Salvo que uses mascarilla, debes sacarle el máximo provecho a la sonrisa durante la entrevista laboral. Para esto es necesario utilizarla en dos momentos clave. El primero es al comienzo de la entrevista, ya que ayuda a transmitir confianza y empatía.
El otro momento clave es durante la despedida, pues se trata de un gesto de cortesía que transmite agradecimiento por la oportunidad. Esto puede generar una sensación de agrado en el entrevistador.
Si durante el desarrollo de la entrevista se habla de temas empresariales, no es recomendable sonreír, ya que bajo estas situaciones se debe transmitir profesionalismo y seriedad.

4. Distancia con el entrevistador

La distancia entre entrevistado y entrevistador debe regularse. Si se crea un espacio excesivamente amplio se denota timidez y desconfianza, algo que no es conveniente durante una entrevista de trabajo. Por ello, es recomendable buscar una distancia no demasiado amplia. No obstante, es importante evaluar el contexto cultural y social, ya que esto también puede influir en los límites de distancia que se pueden imponer.

5. Los tics o manías nerviosas

Antes de una entrevista laboral es recomendable prepararse para evitar lo máximo posible cualquier clase de movimientos nerviosos o tics, ya que éstos transmiten falta de control, ansiedad e inseguridad. El esfuerzo debe estar orientado a mantener una postura que denote calma, ya que, si se adopta una postura rígida y forzada para evitar los tics, tampoco se transmitirá confianza.

Otros momentos cruciales de tu entrevista a los que prestar atención

Existen ciertos momentos clave durante y antes de la entrevista en los que también los candidatos son evaluados y observados, por lo que no se debe descuidar la comunicación no verbal en ellos.

 La espera

Normalmente, es necesario esperar un tiempo antes de ser llamado por el entrevistador. La espera muchas veces puede ser incluso bastante larga. Son muchos los reclutadores que observan a los candidatos durante este momento.
Es importante durante la espera mantenerse tranquilo, con una postura relajada y sin hacer demasiado ruido. La discreción también es crucial, por lo que no es recomendable hablar demasiado con otros candidatos en caso de que estén también esperando. Asimismo, salvo que sea necesario ir al baño, se debe evitar moverse del lugar.

Primera Impresión

Para la primera impresión es necesario vestirse con ropa adecuada, que transmita una imagen profesional y pulcra. De ser posible, es buena idea observar el ambiente de la empresa previo a la entrevista, de manera que se pueda seleccionar un atuendo que se ajuste a ésta.
Asimismo, no se deben descuidar aspectos como el cabello, las uñas o el maquillaje, los cuales también deben ser acordes para transmitir la imagen profesional.

El saludo y la despedida del entrevistador

El momento del saludo y la despedida son de gran importancia. El saludo debe contar -si procede- con un apretón de manos enérgico y firme y una sonrisa, de manera que transmita accesibilidad y confianza.
Por su parte, en el momento de la despedida se deben evitar los comentarios imprudentes. Si el entrevistador da por terminada la reunión, no se debe intentar ofrecer respuestas si se siente que ha faltado decir algo. La mejor despedida es agradable y cortés, con un apretón de manos firme y una sonrisa, tal y como durante el saludo.

Conclusiones

El lenguaje no verbal tiene el poder de reforzar el lenguaje verbal o, por el contrario, de reducir su impacto al transmitir una imagen contradictoria. Es por esta razón que es muy importante saber controlarlo, pues resulta clave para enviar el mensaje de seguridad, confianza y profesionalidad necesaria para destacar en las entrevistas laborales

Referencias bibliográfica

montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Redactora de ​este blog.

Trabajo en consulta privada desde el 2010 en el Prat de LLobregat con pacientes adultos y parejas. Mi formación es humanista.

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

Deja un comentario