Consulta Sanitaria de Psicología en El Prat de LLobregat registrada con el nºE08609434 en el Departament de Salut de la Generalitat

¿Cómo afecta la ansiedad a los expatriados?

Artículo Actualizado el:

Claves del proceso de adaptación en otro país

El proceso de adaptación en otro país nunca es fácil. Los expatriados pueden llegar a experimentar altos niveles de ansiedad, incluso si el vivir en el extranjero implica cumplir un sueño para ellos. Ni siquiera una amplia planificación y excelentes condiciones de vida pueden liberar a las personas de lidiar con este proceso.

Es natural que esto ocurra, pues al emigrar, la persona se enfrenta a un ambiente desconocido. Todo lo que le rodea se aleja de lo cotidiano y a veces implica comunicarse con un idioma diferente al nativo. A esto hay que sumar el sentimiento de echar de menos a los seres queridos y el tener que lidiar con un nuevo concepto de lo que es normal.

Quienes emigran, ya sea por cuestiones laborales o académicas, entre otras, son bombardeados por mucha información, lo que les obliga a entrar en un estado de alerta constante para poder resolver todos los nuevos retos a los que se deben enfrentar.

Sin embargo, aunque puede ser un proceso complejo, superarlo no resulta imposible. Con el pasar del tiempo y adoptando una mentalidad positiva, es posible superar los efectos de la ansiedad en los expatriados.

Proceso migratorio

Estrategias para Superar la ansiedad del expatriado

Teniendo en cuenta lo complicado que puede ser llegar a un nuevo país, es muy recomendable aplicar desde un principio estrategias para lidiar con la ansiedad. Si bien el proceso de adaptación no se da de la noche a la mañana, las estrategias pueden ayudar a hacerlo más agradable y menos largo.

Establecer una rutina en un lugar nuevo

Las rutinas tienen el poder de hacer que las personas se sientan en casa. Transmiten cierto aire de cotidianidad que ayuda a las personas a sentirse cómodas. Emigrar no implica tener que renunciar a todas las rutinas que se tenían en el país de origen, pues algunas se pueden adaptar y otras se pueden sustituir por rutinas nuevas.

Busca comunidad que te apoye

Sobre todo al principio, puede ser de mucha ayuda encontrar personas que sirvan como un puente en el nuevo país. Pueden ser amigos o familiares, lo importante es que sepan ofrecer comprensión durante el proceso de adaptación y servir de apoyo para superarlo.

Las redes sociales en los expat: la familia lejos

Aunque es importante construir vínculos en el nuevo país, también es importante mantener vivos los vínculos con las personas queridas del antiguo lugar de residencia. En este sentido, las redes sociales se presentan como una gran herramienta para mantener vivo este vínculo.

Esto ayudará a experimentar una sensación de continuidad y a no tener que enfrentar le desagradable sensación de que los vínculos importantes se han perdido. Lo que realmente ocurre es que la forma de comunicarse con estas personas ha cambiado, pero la relación puede seguir siendo la misma.

Concentrarse en los objetivos

Al emigrar se tienen uno o varios objetivos. Estos nunca deben olvidarse, sino que deben mantenerse siempre presentes como motivación, sobre todo en aquellas ocasiones donde se pueda experimentar un decaimiento.

No descuidarse: la autoestima

Cuidar la autoestima es importante para preservar el bienestar, sobre todo cuando es necesario enfrentar la ansiedad del expatriado. Compaginar tradiciones del lugar de origen con tradiciones del nuevo país puede servir para no sentirse fuera de lugar y cuidar la autoestima.

También es recomendable realizar actividades nuevas que faciliten la integración dentro de la nueva comunidad.

Intentar no someterse a situaciones de estrés

La ansiedad y el estrés son una mala combinación, pues pueden influir muy negativamente en el bienestar personal. Por tanto, establecer patrones de pensamiento optimista o realizar actividades como el mindfulness cobra una especial importancia poco después de emigrar, de manera que se minimicen los efectos del estrés.

Ayúdate a sentirse más conectado y estable a través de la atención plena

La atención plena implica centrarse por completo en el momento presente, algo que muchas veces puede conseguirse a través de la meditación.

Para los expatriados puede ser especialmente beneficiosa, pues les permite liberarse de las ataduras de los pensamientos del pasado, los cuales podrían provocar que pierdan de vista los aspectos positivos del nuevo lugar al enfrascarse en la nostalgia al recordar el pasado.

Las etapas emocionales y psicológicas del Proceso migratorio

Los expatriados también deben lidiar con un duelo en el que se atraviesan etapas emocionales de negación, ira, adaptación y rechazo. La forma en que se afrontan estas etapas varía de un individuo a otro y no siempre se dan de manera lineal. Incluso es posible que en algunas personas se omitan algunas de las etapas o que se presenten repeticiones-

A estas etapas emocionales se deben sumar factores de impacto emocional como la aculturación y el choque cultural. Estos dos factores tienen un peso importante en la forma en que el individuo desarrollará su duelo migratorio. Por tanto, es natural que la persona pase por un oleaje anímico mientras se adapta a su nuevo país.

ansiedad en los expatriados

Seguir a la pareja: Parejas expatriadas, parejas que acompañan

A la complejidad de la vida de un expatriado se le puede sumar en unas ocasiones el ser la pareja de uno. Esta complejidad se acrecienta en los casos en que la persona pierde la capacidad de laborar al llegar en el extranjero, pese a haber podido trabajar en su país de origen. Las siguientes son algunas recomendaciones que pueden ayudar a las parejas de un expatriado:

  • Informarse sobre el tema.
  • Si se experimenta la depresión del expatriado, hablar con familiares o amigos del tema o asistir a consulta con un terapeuta.
  • Hacer nuevos contactos con personas locales.
  • Si no se tiene trabajo, considerar la posibilidad de formarse en el extranjero para ejercer un nuevo oficio.
  • Adquirir nuevos conocimientos o habilidades.
  • Hacer cursos o sumarse a pasatiempos acordes a los intereses personales.
  • Sumarse a un voluntariado.

Afrontar la pérdida de identidad

Un punto importante que se debe aclarar es que, si bien emigrar no implica una pérdida total de la identidad, sí hace que sea necesario construir una nueva. La nueva identidad debe nutrirse de la cultura de origen, pero también debe tener en cuenta las vivencias y cambios derivados de la emigración.

Afrontar la pérdida de identidad adoptando una nueva no es fácil, pero no tiene que ser percibido como algo negativo. Se trata de una oportunidad única para construir una identidad mejor y reinventarse.

Duelos al emigrar o expatriarse

Los duelos al expatriarse o emigrar son los siguientes:

Fase de luna de miel o negación

Suele ser la primera fase. En ella el sujeto puede generar expectativas idealizadas sobre el lugar donde comenzará su nueva vida. Para construir una visión más real del mismo se recomienda familiarizarse con él antes de emigrar, algo que puede lograrse a través de comunidades de Internet o solicitando información en embajadas y consulados.

Fase depresiva o de enfado

Comienzan a aparecer sentimientos negativos relacionados con el lugar donde se vivía en el pasado. La persona con frecuencia se cuestiona si el cambio ha sido una buena decisión.

Fase de superación y adaptación

Normalmente, aparece tras superar la fase de enfado o depresión. En ella la persona empieza a determinar los aspectos positivos de haber emigrado y se adapta a las nuevas rutinas que ha creado.

Fase de rechazo a la cultura original

Esta fase tiene la particularidad de que no siempre se presenta. Cuando ocurre, el expatriado pierde por completo su identidad anterior, hasta el punto de que acepta la nueva cultura como si fuera propia.

Conclusiones

Sentirse como alguien extraño en una tierra desconocida no es un sentimiento agradable, pero esto no implica que sea imposible adaptarse a un nuevo entorno. Las estrategias y actitudes que se adopten al llegar al nuevo lugar influyen mucho en la manera en que la persona se sentirá.

Ser consciente de que un nuevo país es una nueva oportunidad para reinventarse y cambiar las cosas para mejor puede ayudar a las personas a sentirse mucho mejor en el nuevo ambiente, hasta que finalmente se adapten y puedan sentir que han creado un nuevo hogar.

newsletter awen psicologia

SUSCRÍBETE y recibe noticias sobre salud mental y emocional

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Sobre la Autora

montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Trabajo en consulta privada desde el 2010 con pacientes adultos y parejas.

Mi formación:

  • Licenciada en Psicología por la Universitat de Barcelona (2010)
  • Postgrado en Terapia Gestalt. Escola Taller de Gestalt, Barcelona (2006-2010)
  • Terapeuta integrativa en el programa SAT impartido por el Dr. Claudio Naranjo -Programa SAT- 2009-2014 (520h)

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

Deja un comentario