Técnica de La línea de la vida, ejercicio terapéutico de autoaprendizaje

Artículo Actualizado el:

Son muchas las técnicas utilizadas dentro de la psicología como parte de la psicoterapia. Algunas se usan de manera más frecuente que otras, siendo la línea de la vida una de estas, cuya función consiste en permitir alcanzar mayores niveles de comprensión y autoconocimiento por parte del paciente.

Línea de la vida, la técnica psicológica que te ayuda a profundizar en quién eres

Pese a que la técnica se fundamente en una perspectiva sistemática y humanista, un gran número de psicólogos de múltiples corrientes lo usan para obtener mayor información sobre la persona que asiste a su consulta.

Esta técnica parte de la idea de que todos los seres humanos tienen un presente, un futuro y una historia, lo cual converge en conjunto hacia su individualidad. Considera que todo lo que han vivido, tras ordenarlo, logra darle sentido a cosas que nos pasan en el presente. A su vez, permite lograr cosas como aceptarse sin complejos o incrementar la confianza en sí mismo.

como-hacer-una-linea-de-vida-terapia-psicologica

¿Qué es la línea de la vida o del tiempo en terapia?

Se trata de una técnica de uso común en la psicoterapia. Generalmente, se indica que se debe realizar en un lugar tranquilo libre de interrupciones, en el intervalo que separa a una sesión de terapia de otra.

En ella la persona debe concentrarser con la elaboración de su autobiografía, para lo que debe indagar en documentos personales y personas cercanas con el objetivo de llenar lagunas mentales o aclarar dudas. Esto convierte su creación en un trabajo terapéutico en sí mismo, de gran importancia para que la persona aprenda a crear su propia narrativa.

En el caso específico de la psicoterapia infantil, este instrumento se aplica mediante una colaboración conjunta entre el terapeuta y los padres. Su aplicación también puede variar de acuerdo a la naturaleza de la terapia. Por ejemplo, en la terapia de pareja no se centra en la historia personal, sino en la historia de la pareja, teniendo en cuenta eventos como sus momentos de crisis, pero también sus grandes hitos, todo partiendo desde el principio de la relación.

Como es lógico, una línea de la vida para parejas debe realizarse en conjunto por ambos miembros de la pareja para una mejor y más completa comprensión del momento vivido de la relación.

¿Para qué nos sirve y a quién esta técnica psicológica?

Sirve para ordenar los acontecimientos de la historia personal, de manera que logren conservarse vívidos. Asimismo, permite contar con un recurso para acceder a ellos con facilidad cuando sea necesario.

También es de gran ayuda para que el terapeuta logre mejorar la calidad de la terapia, ya que le permite explorar cómo se sintió la persona a lo largo de diferentes etapas de su vida, su sentimiento en el presente y cuál es su visión de cara al futuro.

Principalmente, quienes lo realizan pueden obtener el siguiente autoconocimiento:

  • Personas influyentes en su vida.
  • Recuerdos enmascarados.
  • Acontecimientos más importantes.
  • Situación de vida presente.
  • Recuerdos que siguen vívidos de la infancia y su influencia en el presente.
  • Cambios realizados a través del tiempo y cómo estos influyen en su presente.

Conseguir todos estos beneficios no es sencillo, ya que requiere una gran capacidad de síntesis, mucho tiempo de reflexión y mucha concentración. No basta con recordar el pasado, sino que también se debe comprender en profundidad lo que ocurrió para construir el futuro a partir de ahí.

En definitiva, sirve para poner de manifiesto las circunstancias históricas que rodean desde el nacimiento a una persona hasta el momento actual. También para revisar como fue la evolución que tuvieron los cambios históricos en la vida de la persona.

La idea principal es obtener un valioso material terapéutico con el que trabajar en las sesiones..

Por tanto, esta técnica está dirigida a aquellas personas que están por comenzar un proceso terapéutico y necesitan reorientar su vida a través del autonocimiento.

¿Cómo hacer una línea de vida? Guía práctica

Para su realización se debe comenzar por definir dos fases de elaboración: una centrada en la creación de la línea de la vida y otra en su análisis para reflexionar sobre ella mediante un pensamiento crítico junto a una persona especializada o tu psicólogo.

Para comenzar a hacerla solo se necesita lápiz y papel. Se debe dibujar una línea recta, en orden cronológico, desde el primer punto que recuerdes de la infancia, hasta tu presente actual. señalar los siguientes puntos:

Punto del presente

En este punto se debe ubicar de forma gráfica el momento que se vive en la actualidad. Se deben describir las circunstancias por las que se realiza la línea de la vida a modo de terapia y está al final de la línea.

Acontecimientos vitales

Aquí se deben mencionar cosas el nacimiento de familiares cercanos, la muerte de algunos seres queridos o el principio de una relación de pareja o matrimonio. Para mejorar el aspecto gráfico, se recomienda variar el color de cada punto, y señalar la edad que tenía quien hace la línea de vida.

Momentos importantes o significativos

No olvidar que se deben colocar momentos que han tenido un gran peso en la vida por su importancia o significado, hasta el punto de que han impulsado un cambio. Pueden ser eventos como una mudanza, un viaje importante, principio o final de los estudios, nacimiento de un hermano, fallecimiento de un ser querido., entre otros.

Puede variar mucho de una persona a otra lo que se incluye aquí, ya que no todos consideran importantes las mismas cosas.

¿Cuándo hacer una línea de vida?

Casi en cualquier momento es posible hacer una. Sin embargo, la mejor situación para aprovecharla es al comenzar una terapia o al cerrar un ciclo de confusión. No es necesario asistir a terapia para hacerla, ya que podría ser una herramienta útil para aquellas personas que simplemente están interesadas en conocerse mejor.

Cuando se entiende el pasado, se alcanza un mejor entendimiento sobre por qué una persona actúa y se siente de una forma determinada.

Ejemplo de línea de vida

El siguiente es un ejemplo de cómo elaborar una línea de vida:

  1. Nacimiento de hermano menor. 4 años de vida. Es necesario dejar de ser el centro de atención de la familia y aprender sobre convivencia familiar.
  2. Escuela primera. 7 años de vida. Etapa llena de felicidad donde no es necesario tomar decisiones. Todo era más sencillo.
  3. Comienzo del instituto. 13 años. La pubertad complica encontrar un círculo social y los estudios se vuelven más complicados. Es necesario adquirir nuevas responsabilidades.
  4. Primer noviazgo y primera ruptura. 15 años. Tras seis meses de relación se vive el primer rompimiento y primera desilusión amorosa. Se aprende a gestionar mejor las emociones.
  5. Comienzo de la entrada a la universidad, ingeniería civil. 19 años. Comienza a seguirse una carrera llena de pasión. Se hacen grandes amistades. Momento de disfrutar de la juventud.
  6. Andorra. 25 años de vida. Primera vez viviendo la experiencia de estar lejos del hogar. Un nuevo camino de oportunidades laborales se abre.
  7. Segundo noviazgo. 26 años de vida. Una nueva relación bajo una perspectiva más madura. Todo parece muy prometedor.

Conclusiones sobre la herramienta terapéutica: la línea de la vida o del tiempo

Es difícil para una persona saber hacia dónde se dirige si no conoce de dónde viene. La línea de la vida se presenta como una herramienta perfecta para solucionar este inconveniente. El autoconocimiento que proporciona realizarla ayuda a recordar nuestro pasado ayuda a entender nuestro presente.

Referencias bibliográficas

  • Moran, C. D. (2005). The Role of Contextual Influences on Self-Perceptions of Identity. College Student Affairs Journal, 25(1), 20-35.
  • Passeggi, M. D. C., Rocha, S. D., & De Conti, L. (2017). Autobiographical Narratives: Pedagogical Practice as a Lifeline for Hospitalized Children. a/b: Auto/Biography Studies, 32(1), 27-38.
  • Reyes, F. G. (2019). La línea de vida: una técnica de recolección de datos cualitativa. Ecos de la Academia, 5(10), 21-29.
  • Benavente, M. D. R. G., Varga, K. M. R., Domínguez, P. B. G., Rivera, C. F. M., & Olivas, O. L. L. (2022). La línea de vida como recurso metodológico. Dos ejemplos en el contexto universitario. Revista Latinoamericana de Metodología de las Ciencias Sociales, 12(1), 3.
montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Redactora de ​este blog.

Trabajo en consulta privada desde el 2010 en el Prat de LLobregat con pacientes adultos y parejas. Mi formación es humanista.

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

Deja un comentario