Las relaciones a distancia pueden funcionar

Artículo Actualizado el:

No todas las personas tienen claro si las relaciones a distancia funcionan. Lo que sí es un hecho conocido es que muchas veces pueden acarrear dificultades con las que no todas las parejas son capaces de lidiar. Es natural que esto ocurra, ya que la distancia y el amor son elementos contraproducentes entre sí.

Esto se debe a que para las relaciones amorosas , uno de los ingredientes más importantes es la cercanía física, hasta el punto de que se presenta como una necesidad básica en las parejas.

Por ello, cuando la distancia empieza a formar parte de una relación sentimental, es posible que ésta cambie de dinámica, obligando a la pareja a adaptarse a nuevas circunstancias para poder mantener la relación a flote. Si la adaptación se realiza de la manera correcta,las relaciones a distancia pueden continuar, pero muchas veces no es posible. 

¿Las relaciones a distancia pueden funcionar según la psicología?

Las relaciones amorosas siempre suelen tener complicaciones, pero las relaciones a distancia son más complejas aún. La psicología sostiene que sí pueden funcionar, pero existen ciertos factores que influyen en el éxito o fracaso del amor a distancia.

Por ejemplo, la duración de la separación de la pareja, la distancia con la que tienen que lidiar y en qué medida está fundamentada la relación desde antes que se agregue el inconveniente de la distancia, o sea cómo son de sólidas las bases sobre las que está construida la relación antes de separarse. 

Relaciones a distancia que funcionan

Las relaciones a distancia que funcionan se caracterizan por contar con las siguientes características:

Actitud de confianza sobre las relaciones a distancia

Para mantener una relación a distancia, ambos miembros de la pareja deben tener plena confianza en que la relación podrá funcionar. Esta confianza permite que cada uno tenga la mejor disposición para hacer que las cosas funcionen.

Certeza del amor de la pareja

Cuando no existe certeza del amor de la pareja, las inseguridades y los celos se convierten en una constante. Esto es aún más nocivo para la relación cuando la distancia está presente. Por ello, tener plena confianza en que el amor de la pareja es real actúa como uno de los pilares más importantes de las relaciones a distancia.

Más sensualidad que sexualidad

Ante la incapacidad de tener tanto contacto físico, la sexualidad pasa naturalmente a un segundo plano en las relaciones a distancia. Es ahí cuando la sensualidad se convierte en la mejor forma de mantener viva la pasión entre la pareja. La utilización de mensajes escritos y la imaginación para simular el contacto físico es una de las mejores formas de conseguirlo.

Menos discusiones

La distancia hace que las relaciones sean más frágiles, por lo que las discusiones constantes podrían ser insuperables en esta clase de relaciones. Por tanto, las relaciones a distancia que tienen éxito se caracterizan porque la pareja ha logrado mantener una serenidad en la interacción y es capaz de reducir al máximo las discusiones.

Intereses en común

Los intereses en común influyen mucho en la química y la compatibilidad de las relaciones. Cuántos mayores sean estos intereses, más sólida tiende a ser la relación. Compartir intereses, valores y gustos son puntos a favor para mantener una relación a distancia.

Problemas de las relaciones a distancia

Todas las relaciones encuentran problemas tarde o temprano. Sin embargo, la forma en que éstos se presentan puede variar en las relaciones a distancia. En este sentido, los problemas que más suelen enfrentar a las parejas a distancia son los siguientes:

Incertidumbre

La incertidumbre de si es favorable mantener la relación o sobre su futuro puede ser un verdadero problema en las relaciones a distancia, ya que puede desmotivar a cualquiera de los miembros de la pareja sobre hacer el esfuerzo necesario para mantener a flote la relación.

Trabajar en cómo hacer que el amor a distancia funcione, hablar del futuro en común proyectando esa idea y cuidar la comunicación puede hacer que la incertidumbre deje de ser un problema.

Celos

Las inseguridades y celos son el origen de muchas discusiones de pareja. Además, pueden avivar los pensamientos relacionados con un posible fracaso de la relación. Para solucionar este problema es necesario trabajar de forma paralela la confianza en la pareja y la comunicación.

Ausencia de contacto físico

Este problema es muy común en las relaciones a distancia, ya que la falta de besos, abrazos y caricias no siempre es fácil de soportar. Para lidiar con esto no sólo es necesario aprovechar el contacto físico al máximo en los encuentros, sino también intentar mantener la sensualidad cuando se está separado.

Discusiones y Peleas

Evidentemente, en ningún tipo de relación es agradable tener peleas o discusiones. Para evitarlas, los problemas deben abordarse desde la asertividad, la escucha activa y un diálogo sereno. Además, se recomienda utilizar las llamadas telefónicas y no los textos, pues estos últimos son más proclives a ser malinterpretados.

Soledad

La sensación de soledad en la distancia puede ser difícil de llevar y afectar negativamente al estado anímico de la pareja, lo que a su vez puede hacer tambalear la relación. Para combatir la soledad es necesario hacer un esfuerzo por intentar mantener la presencia a través de la distancia por medio de una comunicación constante.

De todas formas, aprender a estar solo o sola, aunque se tenga pareja, es un ejercicio interesante y muy sano. Disfrutar de la compañía de uno mismo/a, gestionando el tiempo únicamente en base a las propias necesidades, puede llegar a ser muy placentero y enriquecedor.

¿Qué es lo más difícil de una relación a distancia?

Además de los ya mencionados problemas, es importante conocer cuáles son los mayores retos detrás de una relación a distancia

Mantener una conversación clara y permanente

La comunicación cuando no es presencial puede dar lugar a muchas confusiones: es todo un reto conseguir que siempre se mantenga clara. Del mismo modo, hacer que sea regular sin caer en la monotonía no es tarea fácil.

Construir momentos para verse

La dificultad de conseguir esto puede variar notablemente según el contexto de la pareja. Cuanto mayor sea la distancia, más difícil puede ser preparar situaciones para compartir con la pareja.

Confiar en la pareja

Confiar en la pareja en la distancia es naturalmente más difícil, puesto que al no tener tanta cercanía es natural que se presente la incertidumbre sobre si la pareja está manteniendo la fidelidad por la relación.

Mantener el interés creando Proyectos juntos

Cuando se crea un proyecto de pareja trabajando en equipo se establece un elemento capaz de vincular más a la pareja y solidificar el compromiso. Lograr esto no es nada fácil, pero la recompensa es que cuando se consigue, el resto de retos se hacen menos complejos.

Conclusiones relaciones a distancia

Las relaciones a distancia pueden funcionar según la psicología, pero como en toda relación, es necesario que cada miembro de la pareja se comprometa a afrontar una serie de retos y problemas que, si no se logran solucionar, empujarán la relación al fracaso.

El inconveniente radica en que a los retos cotidianos de una relación se le deben sumar aquellos relacionados con la distancia. No obstante, cuando están presentes todos los elementos de las relaciones a distancia sólidas, es posible vencer estas dificultades 

Referencias Bibliográficas

montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Redactora de ​este blog.

Trabajo en consulta privada desde el 2010 en el Prat de LLobregat con pacientes adultos y parejas. Mi formación es humanista.

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

Deja un comentario