Consulta Sanitaria de Psicología en El Prat de LLobregat registrada con el nºE08609434 en el Departament de Salut de la Generalitat

Homofobia interiorizada: qué es y cómo superarla

Artículo Actualizado el:

Son muchos los pasos que, en los últimos años, se han dado contra la discriminación de las personas debido a su orientación sexual. Sin embargo, aún existen ciertos obstáculos como la homofobia interiorizada que se deben sortear.

Esta forma de homofobia no proviene de personas heterosexuales que, de una forma u otra, sostienen prejuicios frente a la comunidad LGBTQ+. La homofobia interiorizada es silenciosa y menos conocida, pues es ejercida por personas que pertenecen a la propia comunidad.

En este sentido, constituye un problema de salud emocional para las personas homosexuales, ya que merma su autoestima. Se debe combatir a través de la difusión de información sobre todo lo que implica y el cómo se manifiesta, puesto que contribuye a la perpetuación de conflictos discriminativos dentro del colectivo. 

Si eres un chico o una chica homosexual y no te sientes cómodo con tu condición, criticas todo aquello que “sea demasiado gay”, evitas hablar con tu familia y amigos sobre tu homosexualidad, crees que todos los gays son unos viciosos o tienes otro tipo de postura radical en contra de todo lo que sea visibilizarse, es posible que tengas homofobia interiorizada.

transfobia interiorizada

¿Qué es la homofobia interiorizada?

La homofobia interiorizada se refiere a la aceptación, internalización y reproducción de actitudes y creencias homofóbas por parte de personas que pertenecen a la comunidad LGBTQ+

Esta problemática es el resultado de la exposición constante a discursos y prejuicios homofóbos presentes en la sociedad. Las personas que sufren de homofobia interiorizada pueden sentir aversión hacia su propia orientación sexual o identidad de género y pueden internalizar sentimientos de pudor y autodesprecio. Esta compleja dinámica puede tener un impacto significativo en su salud mental y su bienestar emocional.

Homofobia interiorizada y vergüenza

La homofobia interiorizada a menudo está vinculada a la vergüenza y la falta de aceptación de uno mismo. De esta manera, las personas que la experimentan pueden sentir que hay algo inherentemente incorrecto en su identidad sexual o de género.

Esta sensación puede llevar a la negación de la propia orientación sexual o identidad de género, así como a la adopción de actitudes y comportamientos homofóbicos como mecanismo de defensa. 

Además, la lucha interna entre la identidad auténtica y la homofobia interiorizada puede generar un conflicto interno abrumador y tener consecuencias perjudiciales para la salud mental así como física, ya que la no aceptación de la propia orientación sexual puede llevar, a veces, al abuso de alcohol y otras drogas, así como a practicar conductas de riesgo.

¿Qué efecto tiene la homofobia interiorizada a nivel social?

A nivel social, la homofobia interiorizada puede contribuir a la perpetuación de estereotipos y prejuicios homofóbicos en la sociedad en general. Las personas que experimentan esta dinámica pueden involuntariamente sumarse a la discriminación y marginación de la comunidad LGBTQ+, que es además la suya propia.

Esta paradoja empuja, a veces, a las personas que sufren homofobia interiorizada a excluirse de su propio colectivo. Y a su vez, les cuesta relacionarse con el colectivo mayoritario que es la sociedad heteropatriarcal y normativa: el resultado es que no encajan en ningún lugar, provocando problemas relacionales y emocionales. 

Es un pez que se muerde la cola: la persona con homofobia interiorizada se avergüenza de ser gay o lesbiana, así que tratará a toda costa que los demás descubran que lo es. Es posible que evite frecuentar bares o discotecas de ambiente.

Eso imposibilitará que conozca a personas homosexuales, que viven su condición con libertad y ya han salido del armario, perdiendo así la oportunidad de crear una red de amigos con los que relacionarse honestamente. Quizá se relacionará con homosexuales en lugares privados (fiestas chill, saunas o mediante apps), lo que reafirmará su errónea concepción homófoba (“los gays únicamente buscan sexo”).

¿Qué efecto tiene la homofobia interiorizada a nivel emocional?

A nivel emocional, esta problemática puede tener un impacto negativo profundo en la salud mental de las personas LGBTQ+, como ya hemos mencionado. 

Específicamente, es capaz de generar sentimientos de ansiedad, depresión, baja autoestima y aislamiento social. Asimismo, la lucha constante por reconciliar la identidad personal con las creencias homofóbas interiorizadas, es una dicotomía que tiene el potencial de generar estrés y angustia, afectando gravemente la calidad de vida de quienes la experimentan. 

En vista de todo esto, es importante abordar y superar la homofobia interiorizada para promover la salud mental y el bienestar de las personas LGBTQ+.

Heteronormatividad

La heteronormatividad es un concepto estrechamente relacionado con la homofobia interiorizada, pues se refiere a la idea predominante en la sociedad de que las relaciones heterosexuales son la norma y que cualquier otra orientación sexual o identidad de género es considerada fuera de lo «normal» o «aceptable». Recordemos que en España, los “actos de homosexualidad” no se eliminaron de la Ley de Peligrosidad Social hasta el año 1979. Y dicha Ley no fue derogada completamente hasta 1995.

Es por esto que la heteronormatividad contribuye a la integración de prejuicios homofóbos, al imponer expectativas y presiones sociales que no se ajustan a la diversidad de las experiencias LGBTQ+. Por ello, la superación de la homofobia interiorizada implica cuestionar y desafiar la heteronormatividad para permitir una mayor autenticidad y aceptación de la identidad sexual y de género.

Formas de homofobia interiorizada: Algunas actitudes indicadoras de homofobia interiorizada

Lo cierto es que esta dinámica es más compleja de lo que se podría pensar en un principio, por lo que es posible que se manifieste de diversas formas, algunas de las cuales pueden pasar desapercibidas o ser difíciles de reconocer. Algunas actitudes indicadoras de homofobia interiorizada pueden incluir:

  • Rechazar o negar la propia orientación sexual o identidad de género debido a creencias internalizadas de que no son aceptables.
  • Sentimientos de vergüenza y autodesprecio relacionados con la orientación sexual o identidad de género.
  • Adoptar actitudes o comentarios homofóbos para ganar aceptación o evitar la discriminación.
  • Alejarse de personas o espacios LGBTQ+ para que no se le relacionen con ellos.
  • Pensar que la homosexualidad es “inferior” o no tan válidad como la heterosexualidad.
  • Sentimiento de culpa y ansiedad cuando la persona se encuentra ante situaciones en las que se le pregunta por sus gustos afectivo-sexuales.
  • Evitar justamente esas situaciones en las que es preguntado/a: esto provoca que a la persona con homofobia interiorizada le cueste establecer relaciones de amistad y/o de pareja, ya que evita hablar de sus sentimientos.
Homofobia interiorizada

Plumofobia

La manifiestan mayoritariamente los hombres gays y bisexuales. Es el rechazo a la “pluma”: es decir, a cualquier comportamiento femenino o amanerado. No consideran adecuado, por ejemplo, los ademanes exagerados, aquellos tipos de ropa que puedan sugerir que un hombre es gay, las manifestaciones del Orgullo, los presentadores de televisión u artistas abiertamente homosexuales, etc. 

Esta conducta discriminatoria la expresan con frases como “Yo soy gay, no un maricón”, “Al Orgullo solo van las locas”, etc. 

En Grindr o demás aplicaciones de ligue, acostumbran a usar la consigna “mascxmasc” (masculino por masculino) para especificar que son hombres muy masculinos que buscan relaciones con otros hombres muy masculinos como ellos, evitando así perfiles afeminados o con pluma.

Transfobia

Si un colectivo ha sido y sigue siendo especialmente discriminado, ese es el de las personas transexuales: aquellas cuya identidad de género no se corresponde con la que le fue asignada al nacer en base a sus genitales. No nos extenderemos en este post sobre el tema, pero para hacernos una idea, en España casi el 80% de las personas trans están en el paro y el 40% han pensado en el suicidio en algún momento de su vida. 

La transfobia es la descriminación que sufren las personas trans, y a veces son las personas cisgénero gays, lesbianas y bisexuales quienes la ejercen, ya que en ocasiones no se sienten cómodos con ellxs o no quieren que a los y las trans se las relacione con las letras L,G,B de la comunidad.

Es una situación tremendamente injusta, ya que fueron precisamente personas transexuales las que iniciaron las movilizaciones de Stonewall, el inicio de toda la visibilidad del colectivo. Otro ejemplo se dio en Barcelona, en la primera manifestación a favor de los derechos de los homosexuales en 1977: en aquella ocasión, la organización no dejó que las mujeres transexuales tuvieran representación en la cabecera de la manifestación; pero fueron ellas las únicas que se enfrentaron a la policía cuando ésta, de forma violenta, quiso disolver la manifestación. 

El origen de la homofobia interiorizada

Como hemos dicho anteriormente, este problema tiene sus raíces en la cultura y la sociedad que promueven la heteronormatividad y perpetúan estereotipos y prejuicios hacia la comunidad LGBTQ+. 

Por ejemplo, los mensajes homófobos presentes en algunos medios de comunicación, en la religión, lanzados por algunos partidos políticos y la educación más tradicional, tienden a contribuir a la internalización de creencias negativas sobre la orientación sexual y la identidad de género

Ahora bien, es importante reconocer que la homofobia interiorizada no es un reflejo de la verdadera identidad de una persona. De hecho, es más bien el resultado del crecimiento y el desarrollo de la persona en un entorno, social o familiar, que no siempre es inclusivo y respetuoso; de manera que se hacen propios pensamientos de otras personas. 

Los psicólogos usamos una palabra que expresa estos aprendizajes de terceros: los introyectos. Son esas representaciones mentales, persamientos o rasgos de personalidad que una persona toma como propios, de manera inconsciente, pero que en realidad no son suyos. Por ejemplo, cuando los niñxs copian o adquieren ideas o comportamientos de sus padres. 

Así pues, es posible que si sufrimos homofobia interiorizada es porque tengamos introyectos homófobos, escuchados en casa o en el colegio, tales como que hay que esconder la orientación sexual si se es diferente a la norma, creer que los gays son promiscuos, rechazo ante personas del mismo sexo que se besen en público, etc.

Tratamiento psicológico de la homofobia interiorizada

Afortunadamente, salir de esta dinámica de pensamiento no es imposible, pues existe un tratamiento y es fundamental para promover el bienestar emocional y la autoaceptación en las personas LGBTQ+. 

Es así como una de las formas de tratamiento más efectivas es la Terapia Afirmativa, que busca empoderar a las personas para que acepten su identidad y vivan de manera auténtica.

Terapia Afirmativa: Proceso de autoaceptación

La Terapia Afirmativa ayuda a las personas a explorar y comprender sus sentimientos homófobos internos y de vergüenza. Con su aplicación, a través de un proceso guiado por un terapeuta especializado, las personas pueden aprender a aceptar su identidad sexual y de género, desafiando creencias negativas y reemplazándolas por pensamientos más positivos y autocompasivos.

Algunas estrategias utilizadas en la Terapia Afirmativa pueden incluir:

Detección de pensamientos intrusivos relacionados a la homofobia

Consiste en identificar y cuestionar pensamientos automáticos y negativos relacionados con la orientación sexual y la identidad de género. Asimismo, también implica aprender a reconocer cuándo estos surgen y desarrollar estrategias para contrarrestarlos.

Superación del miedo a hablar sobre la orientación sexual

Esta estrategia se traduce en ayudar a las personas a sentirse más cómodas al hablar abiertamente sobre su orientación sexual o identidad de género. De igual manera, en fomentar la comunicación abierta y honesta con amigos, familiares, en el trabajo, etc.

Mejorar las habilidades sociales y asertividad

Esto se aplica al enseñar habilidades sociales y técnicas de asertividad para interactuar con confianza en situaciones sociales, desarrollar la capacidad de establecer límites saludables y expresar las propias necesidades y deseos.

¿Cómo ayudar a una persona con homofobia interiorizada?

Si conoces a alguien que ha caído en esta dinámica negativa y perjudicial, es importante ofrecer apoyo y comprensión. Entre las formas más recomendadas en que es posible ayudar a estas personas encontramos las siguientes:

  • Brindar un espacio seguro para que la persona pueda expresar sus sentimientos y preocupaciones.
  • Proporcionar información y recursos que desafíen los prejuicios y promuevan la aceptación.
  • Sugerir la consulta con un psicólogo con formación específica para trabajar con la comunidad LGBTQ+.

Cine y Series donde aparece Homofobia interiorizada

El cine y las series televisivas han explorado la homofobia interiorizada en diversas narrativas. Ejemplos de películas y programas que abordan esta temática incluyen:

Moonlight

La película examina la lucha interna de un joven afroamericano que enfrenta su identidad sexual en un entorno hostil de tráfico de drogas y pandillas. Ganó un Óscar a Mejor Película en 2017.

Love, Simon

La historia sigue a un adolescente que lidia con la homofobia interiorizada mientras intenta descubrir su identidad y salir del armario.

It’s a Sin

Esta serie retrata las experiencias de un grupo de amigos LGBTQ+ en la década de 1980 y cómo enfrentan la homofobia interiorizada y la crisis del VIH/SIDA. No se centra solo en la interiorización de la homofobia, sino que toca también muchos temas relacionados.

Eismayer 

Esta película austriaca dirigida por David Wagner se centra en un ambiente militar en el que la homosexualidad tiene una relación ambivalente. Uno de los personajes principales, Eismayer, muestra una gran homofobia interiorizada, mientras que otro personaje, Falak, vive abiertamente como hombre gay sin preocuparse por el qué dirán, mostrando un fuerte contraste entre ambos.

El talento de Mr. Ripley

Aunque no se centra específicamente en la homofobia internalizada, esta película muestra la complejidad de las relaciones entre personajes homosexuales y bisexuales en un contexto de represión social y cultural.

Beginners

Esta película cuenta la historia de un hombre que, tras la muerte de su madre, descubre que su padre es gay y ha estado ocultando su orientación sexual durante toda su vida. La película aborda temas como la aceptación de la identidad sexual y la lucha contra la homofobia interiorizada.

Tove

Basada en la vida de la artista finlandesa Tove Jansson, creadora de los Moomins, esta película retrata su vida amorosa y su relación con mujeres en un momento en que la homosexualidad no era aceptada socialmente. Aunque no se centra específicamente en la homofobia interna, la película muestra las dificultades que enfrentan las personas LGBTQ+ en una sociedad conservadora.

Hay que mencionar que la representación en los medios puede ser una herramienta poderosa para generar empatía y comprensión hacia las experiencias de las personas que experimentan homofobia interiorizada.

Recordemos la enorme repercusión que tuvo en nuestro país la historia de Esther y Maca, de la serie “Hospital Central”, en el año 2000.

Conclusiones

No solo la homofobia por parte de personas heterosexuales puede afectar a la comunidad LGBTQ+, sino la de sus propios miembros también. Esto actúa como un importante obstáculo para construir una sociedad más tolerante y respetuosa.

De igual manera, constituye una problemática que puede provocar el deterioro de la calidad de vida y de la salud mental de quienes la padecen, razón por la que se hace imperante la necesidad de combatirla y vivir una vida honesta y libre.

newsletter awen psicologia

SUSCRÍBETE y recibe noticias sobre salud mental y emocional

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Sobre la Autora

montse-fernandez-redactora

Psicóloga Gral. Sanitaria Col 19069

Montserrat Fernández

Trabajo en consulta privada desde el 2010 con pacientes adultos y parejas.

Mi formación:

  • Licenciada en Psicología por la Universitat de Barcelona (2010)
  • Postgrado en Terapia Gestalt. Escola Taller de Gestalt, Barcelona (2006-2010)
  • Terapeuta integrativa en el programa SAT impartido por el Dr. Claudio Naranjo -Programa SAT- 2009-2014 (520h)

Psicóloga por vocación tardía y agradablemente disfrutada. Observadora entusiasta del comportamiento humano. Hacedora de caminos por los que invitar a transitar.

Deja un comentario